Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 CIENCIAyFUTURO Alerta por la crisis del aceite de girasol DOMINGO 27 s 4 s 2008 ABC Ventajas, inconvenientes y sustitutos Ha sido una eterna discusión entre las amas de casa: ¿aceite de oliva o girasol? Ayer, con la polémica suspensión de venta del segundo tipo de óleo, las opiniones eran más encontradas. Yo siempre se lo he dicho a mis hijos, que sólo cocinen con aceite de oliva afirmaba Teresa, mientras paseaba por el pasillo de los aceites en un hipermercado. Pues yo lo he utilizado desde siempre, y las frituras salen mucho mejor con el de girasol le contestaba Manuela. El aceite de oliva, denostado en otras épocas, ha ido ganando protagonismo como parte de una correcta dieta mediterránea. Junto al aceite de orujo o de semilla refinado, poco consumidos en nuestro país, el aceite de oliva clásico ocupaba la mayor parte de las estanterías, convirtiéndose, aunque sea por unos días y hasta que se aclare la cuestión, en el rey de las compras. La alerta de Sanidad con el aceite de girasol fue respetada por las cafeterías madrileñas visitadas por ABC, como la de la imagen ERNESTO AGUDO Pero... ¿realmente puedo comprar esta lata de atún? Los consumidores muestran sus dudas a la hora de utilizar girasol s En los bares y restaurantes, la medida supone un mazazo en plena época de tapeo POR JOSÉ M. CAMARERO El recuerdo de la colza sigue tan presente en la mente de los españoles, que nadie puede evitar paralelismos entre la prohibición de consumir aceite de girasol con aquel duro acontecimiento de los 80. Entonces, al principio, todo eran dudas, como ahora comenta María Isabel mientras busca un aceite de oliva con el que cocinar este fin de semana. Y es que, entre los miles de ciudadanos que ayer se acercaron a los supermercados a realizar su compra semanal, todo eran incógnitas. Las grandes y medianas superficies retiraron desde primera hora de la mañana todas las partidas de aceite de girasol que se encontraban en sus estanterías. Pero no así todas las pequeñas tiendas de ultramarinos. En especial, las regentadas por ciudadanos de origen asiático, donde apenas tenían conocimiento de esta medida. Yo compraba siempre de girasol, y ahora que no hay, pues compraré de oliva explicaba Luisa mientras hacía la compra en una gran superficie. Pero la cuestión era mucho más profunda que el hecho de comprar una botella de aceite. ¿Qué ocurre con los centenares de alimentos- -sobre todo, platos preparados- -que incorporan entre sus ingredientes aceite de girasol? Por ejemplo, las mayonesas indicaba una trabajadora de un supermercado en Madrid. En realidad, la gente no sabe realmente qué está comiendo, y hay muchos alimentos que llevan este producto afirmaba. Sólo hay que mirar los ingredientes para percatarse de que el aceite de girasol está presente en nuestros platos, aunque no lo sepamos. En esa larga lista, se encuentran productos como el atún en aceite de girasol, las pastas semi- cocinadas, algunos gazpachos típicos de esta época primaveral, determinadas marcas de mantequilla... Y así, hasta completar un listado cada vez más abultado porque los platos pre- cocinados tienen cada día más relevancia en nuestra dieta. Entonces, ¿puedo llevarme este atún o no? exclamaba Rosa. Pues, legalmente sí indicaba una dependienta de una tienda, pero esto también lleva aceite de girasol y nadie se ha dado cuenta Las dudas de los consumidores no eran mucho menores que las que tenían los responsables de establecimientos de alimentación, donde se han limitado a cumplir la petición ministerial de retirar todas las partidas. Pero las dudas no sólo estaban presentes entre los consumidores, sino también entre muchos propietarios de restaurantes, que han visto cómo llegaba la prohibición precisamente en un fin de semana clave, en el que el buen tiempo provoca que se demanden más tapas, raciones y platos para tomar en las terrazas. En estos momentos existen dos posturas diferenciadas. Por una parte, se encuentran los cocineros que utilizaban aceite de girasol para gran parte de sus guisos. Ahora mismo, la única op- ción es cambiar a otro producto, pero claro, con las cantidades que utilizamos, esta misma mañana hemos tenido que gastarnos más de 60 euros en nuevas botellas de aceite de oliva afirmaba el propietario de un restaurante en el centro de Madrid. Otros, como Ramón- -dueño de un bar de barrio- aseguran que ellos nunca han utilizado aceite de girasol para sus frituras, ya que las cocinan con aceite de orujo de oliva, una variante entre el oliva y el girasol asegura. Al parecer, según los restaurantes consultados, el aceite de girasol se quema rápidamente y hay que desperdiciar importantes cantidades a la hora de cocinar. Es más barato, sí, pero cada vez se utiliza en menos restaurantes, porque no ofrece calidad La de oliva es demasiado cara, y por ello se utiliza la de refino de semilla. Mientras tanto, delante de la barra, pocos querían preguntarse con qué tipo de aceite estaban cocinadas las apetitosas patatas bravas que degustaban cuando más pegaba el sol. Confiamos en el bar, y venimos aquí desde hace muchos años; no tenemos por qué dudar afirmaba un grupo de amigos. Nadie dudaba, pero cuando surgía la conversación, el miedo de la colza volvía a estar presente en la mente de todos. La variante del orujo Alimentos con aceite El gran beneficiado En los bares, pocos querían preguntarse ayer con qué aceite estaban cocinadas las tapas del día Cuando surgía la conversación, el miedo de la colza volvía a estar presente en la mente de todos Los estantes que ocupaban estas botellas habían sido sustituidos por envases de aceite de oliva, que ahora será el gran beneficiado indicaba otro consumidor. Ya verá usted cómo sube el precio de la oliva, por esta crisis vaticinaba.