Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27- -4- -2008 Pero... ¿realmente puedo comprar esta lata de atún? Los consumidores dudan 101 El aceite contaminado no lleva más de diez días al alcance del consumidor Félix Lobo s Presidente de la Agencia de Seguridad Alimentaria tos es más sensible. Y también porque hay una memoria histórica de problemas en el pasado. ¿Sobrevuela el fantasma de la colza? Sanidad ha puesto bajo sospecha todo el aceite de girasol aunque, según los análisis efectuados, el riesgo para el consumo se sitúa en el nivel más bajo de los que tiene la Unión Europea para los casos de alertas alimentarias. En todo caso, la Comisión Europea ha advertido a las fronteras de todos los países europeos para bloquear la entrada de cualquier partida de Ucrania. El Ejecutivo comunitario, que mañana recibirá datos del Gobierno ucraniano sobre las partidas concretas contaminadas que salieron de ese país con rumbo a Europa, aseguró ayer que se trata de aceite sin refinar que, para su comercialización, debe ser sometido a un proceso posterior, cosa que podría no haberse realizado o hecho incorrectamente. Francia fue el país que dio la voz de alarma el miércoles sobre una partida de aceite de girasol procedente de Ucrania que había llegado a su territorio el pasado 23 de febrero. Tras la advertencia del Gobierno de París nueve contenedores de aceite fueron descubiertos en los cinco países europeos mencionados. El Gobierno francés aseguró ayer que ha prohibido la venta de 2.600 toneladas de este aceite ucraniano y que, a priori, ninguna partida ha llegado hasta el consumidor. Desde Holanda, otro de los países a los que ha llegado el aceite, las autoridades aseguraron ayer que han retenido 5.700 toneladas de una partida contaminada que aún no había llegado a los consumidores por estar aún en los contenedores del puerto de Rotterdam. El presidente de la Agencia de Seguridad Alimentaria apela al principio de precaución y a la protección de la salud para defender la cuarentena impuesta al aceite de girasol, pese a que el riesgo es ínfimo N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. España ha sido el úni- -Sanidad ha informado de que el aceite está contaminado con hidrocarburos alifáticos, una gran familia con compuestos como la parafina casi inocuos y otros bastante más tóxicos. ¿De cuál estamos hablando? -No creo que se deba hablar en esos términos. Son dos situaciones muy diferentes. Entonces había enfermos y muertos y no se conocía la causa del problema. La situación actual es muy distinta. Aquí no hay intoxicados y sabemos cuál es el producto, sus características y cómo se ha distribuido. -Sanidad afirma que no hay riesgo para la salud, pero pide que no se consuma ningún aceite de girasol. ¿No cree que es un mensaje contradictorio? -Por supuesto. Hemos valorado las consecuencias en el sector y hemos optado por poner en primer lugar la salud de los ciudadanos. Cuando se aclare este problema, las cosas volverán a su cauce. Decidimos informar a unos ciudadanos que son mayores de edad y capaces de calibrar lo que es un riesgo y lo que es precaución. ¿No se ha pensado en el daño que podía hacerse a las empresas de aceite? rante periodos prolongados. Inmovilizaciones en Francia -No hemos reaccionado de forma diferente a otros países de Europa. El aspecto fundamental de la alerta es la retirada del producto. En España lo que hemos hecho ha sido informar más a los ciudadanos. Por dos razones, la primera porque consumimos más aceite que en otros países europeos y lo que le ocurre a este tipo de produc- co país que ha recomendado no consumir ningún aceite de girasol. ¿Era necesaria una decisión tan drástica? -Sí, es cierto. Pero ninguno de estos productos debe estar en el aceite. Yo no soy químico y no puedo dar más detalles, aunque sí le puedo decir que el compuesto contaminante está identificado. No creo que sea necesario saber más. -Al menos, diga si se trata de los compuestos más tóxicos. -Yo lo que tengo que decir es que en ningún caso deben estar en el aceite. Su toxicidad puede ser variable, pero en ningún caso es admisible ningún grado de toxicidad. También sabemos que después del proceso de refino el peligro desaparece casi en su totalidad. Sólo podría haber toxicidad crónica si se consumiera el producto du- -Francia lanzó la alerta, ¿fallaron los sistemas de autocontrol de las empresas españolas? -La probabilidad de sufrir un accidente de aviación es bajísima. Pero verá que en todos los aviones, durante el aterrizaje, el piloto apaga las luces de la cabina. Nosotros también hemos apagado la luz de la cabina, de forma preventiva, con serenidad e informando a los ciudadanos. -Cuando se conozcan las marcas afectadas. ¿Qué deben hacer las personas que lo hayan consumido? -Las empresas españolas detectaron el problema al mismo tiempo que se produce la alerta en Francia. España no ha sido el único país europeo en el que el aceite ha llegado al consumidor. somete el aceite, siempre que la contaminación se haya producido antes de que éste procedimiento se haya realizado. Contrariamente, las concentraciones de hidrocarburos podrían ser elevadas en caso de una contaminación en las últimas fases de la comercialización del aceite- -después del refinado- -por envasado o almacenamiento en contenedores con residuos de hidrocarburos alifáticos. Hasta que se despejen todas las incógnitas parece prudente abstenerse del consumo de aceite de girasol posiblemente contaminado, aún en el supuesto probable de que sean bajas las concentraciones de hidrocarburos alifáticos que contenga. -Nada, en principio. Aunque se haya consumido el riesgo de salud es ínfimo. No hay noticia de que haya alguien intoxicado en España. Con nuestras recomendaciones de no consumir aceite, Sanidad quería bajar el nivel de exposición para evitar intoxicaciones. Hemos conseguido que el nivel de exposición baje drásticamente durante 2- 3 días. ¿Pero el aceite llegó a España en febrero? Más información: www. aesan. msc. es Atención al consumidor: 901400100 -En febrero empieza a llegar la mercancía. Si se resta el tiempo de almacenamiento, procesado, envío a empresas y llegda a los supermercados. en el peor de los casos el aceite no lleva más de diez días al alcance del consumidor.