Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27- -4- -2008 TOROS 99 Sebastián Castella se afina al alza AGUASCALIENTES Plaza de toros de Aguascalientes. Primera de la Feria de San Marcos. Casi lleno. Toros de Begoña, incluidos los sobreros de regalo, justitos y de pobre casta; destacaron el 7 por el derecho y sobre todo la calidad del 8 El Zotoluco, de tabaco y oro. Pinchazo hondo y estocada atravesada y dos descabellos (silencio) En el cuarto, estocada desprendida (silencio) En el octavo, estocada (dos orejas) Sebastián Castella, de azul pavo y oro. Pinchazo y media desprendida (saludos) En el quinto, pinchazo, media y tres descabellos (silencio) En el séptimo, estocada pasada (dos orejas) Joselito Adame, de azul marino y oro. Estocada un punto contraria (saludos) En el sexto, estocada corta atravesada y dos descabellos (saludos) Zotoluco y Castella salieron a hombros. Otras plazas Brihuega (Guadalajara) Oreja para Hermoso, Talavante y Cayetano Corrida de Primavera. Lleno. Dos toros de Castilblanco para rejones, sosos y parados, y cuatro toros de Zalduendo, justos de fuerzas y sosos, según informa burladero. Pablo Hermoso de Mendoza, oreja y silencio. Alejandro Talavante, oreja y silencio. Cayetano, oreja y silencio. Bilbao Destaca Pepe Moral Con un tercio de entrada, se lidiaron novillos de La Campana, bien presentados y de buen juego, salvo el 6 bis; destacaron 3 y 4 según informa mundotoro. Pepe Moral, vuelta al ruedo tras petición y oreja. Rubén Pinar, vuelta tras petición y vuelta al ruedo. El Santo, silencio tras aviso y silencio tras dos avisos. ZABALA DE LA SERNA AGUASCALIENTES (MÉXICO) Aguascalientes es la feria por excelencia de México, y este año los carteles hacen honor a su fama. La Monumental recuerda por fuera a un moderno centro comercial (Alcalá Norte) y por dentro su verticalidad se reviste de la calidez de las 15.000 almas que la habitan. Faltaron escasas localidades para que el reventón fuera total. Sebastián Castella, triunfador absoluto de la temporada pasada, y dos hidrocálidos, Zotoluco y Joselito Adame, en el redondel. Felices se las prometían, pero hasta la prórroga no pudo ser. Sigue vigente la costumbre de regalar sobreros en México; en España afortunadamente quedó abolida en el Reglamento del 62, a ojo de mal memorialista. Aunque cierto es que si Castella y Zotoluco no nos obsequian, la corrida se habría ido al garete. Los toros de Begoña se encargaron de hundirla y de Sebastián Castella cortó dos orejas al sobrero que regaló y salió a hombros con El Zotoluco levantarla luego con los suplentes. Paradojas del destino. Sebastián Castella conquistó y sedujo con el séptimo, su último cartucho. Faena de creciente temple, siempre a más, fundamentada en la mano derecha, que era el pitón. Ligazón y encaje en redondo, acinturados los muletazos por abajo para acabar encontrando toro por todos lados, en circulares de curso invertido y largos obligados de pecho. El efecto retardado de la estocada puso un nudo en la garganta de la volcada afición, que no quería el descabello por temor a que privase al ídolo francés del doble trofeo, que al final fue, ganado a ley. Castella se había ido afinando con su lote oficial, muy por encima constantemente, a pesar de que el segundo resultó un cabroncete de cara a media altura y tornillazos. En ambas faenas, hubo un momento en que lo tuvo en su mano, cada una en distinta mano. Pero Sebastián Castella peca (no es nuevo) de no medir los tiempos en su necesidad vital de triunfo, sobre todo el último tiempo: hay un momento en que toro y faena piden la muerte. Y la animosidad del público también. Si pasas la paella, se reblandece el arroz. Hay que acabar al alza, que es como terminó su tarde Le Coq. Zotoluco había pasado sin lucir con un toro que apenas contó con quince muletazos y otro que no tuvo ninguno. Mas el sobrero (octavo) fue un lujo de templanza y calidad que desquitó la descastada imagen de sus hermanos. Eulalio López TADEO ALCINA puso toda la carne en el asador, como en los viejos tiempos de miuradas en España pero sin miuras, y se volcó en la estocada; el volteretón asustó de veras. Gracias a Dios, salió del trance ileso en apariencia (después se supo que sufrió una cornada envainada) para saborear la miel de dos orejas. Joselito Adame no se pareció, más que en las lopecinas, al fresco vendaval que arrasó Francia en septiembre, recién alternativado. Dicen que estaba enfermo; pues digamos que fue eso. El tercero se quedaba cortísimo después de un naufragio sin paliativos del chaval en banderillas. Remontó con los palos en el mansito sexto, que tuvo su recorrido y nobleza. Pero Adame anduvo periférico y sin colocación. Milagro en la Misericordia Á. G. A. ZARAGOZA. Terrorífica escena en el último toro: Serafín Marín fue cogido por el fuenteymbro de manera dramática al caer sobre su cuello y quedar inerte en la arena. La plaza, conmocionada, temió lo peor, hasta que de la enfermería llegaron noticias alentadoras: sufría traumatismo craneoencefálico, pendiente de estudio. Un auténtico milagro en la Misericordia. En esta corrida- concurso fue premiado el toro Farolero de Prieto de la Cal. Encabo y Marín fueron ovacionados y Millán oyó dos avisos. Serafín Marín es llevado a la enfermería tras su espeluznante cogida EFE