Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27 s 4 s 2008 MADRID 71 Las prostitutas continúan en la Casa de Campo Las prostitutas continúan exhibiéndose y ejerciendo en la Casa de Campo, pese a las restricciones al tráfico impuestas por el Ayuntamiento de la capital el año pasado. Un redactor de ABC fue testigo el pasado viernes de cómo, en caminos transitados por vehículos, se encontraban dos grupos de meretrices. En una parte, varias africanas, que, al paso de los coches, exhibían sus pechos y demás posturas provocativas. En el otro lado, las rumanas, más numerosas y recatadas aunque el comentario de los transeúntes y los conductores era siempre negativo. Sobre todo, cuando se las veía practicar sexo en los coches. Prostitutas en un polígono industrial situado en la vía de servicio de la A- 2, en Alcalá de Henares Golpe al tráfico de mujeres La Policía ha detenido a un grupo de rumanos que traía a prostitutas de su país para ejercer en un polígono de Vicálvaro. Les exigían entre 50 y 100 euros al día, algo que no habían acordado La banda formó parte de un grupo de asesinos en Rumanía POR CARLOS HIDALGO FOTO: DE SAN BERNARDO MADRID. La Policía Nacional, en colaboración con la rumana, ha desarticulado un grupo acusado de traficar con personas. En concreto, se trata de un grupo de chicas jóvenes, rumanas, que fueron traídas a nuestro país para ejercer la prostitución. Además de quitarles el dinero que ganaban cada día, las amenazaban de muerte y propinaban fuertes palizas. La operación la ha liderado el Grupo XVI de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. La banda estaba liderada por dos hermanos rumanos, de 26 y 27 años. Se trata de jóvenes con una complexión extremadamente fuerte y que, en Rumanía, pertenecieron a una banda más amplia a la que se les acusó de algunos asesinatos. Además de los dos hermanos, hay un tercer implicado, de la misma nacionalidad y 25 años, que era el encargado de exigir dinero a las prostitutas bajo amenazas. Los dos hermanos llegaron hace aproximadamente un año a Madrid. Trabajaban en un polígono industrial del distrito de Vicálvaro. Trajeron a cinco chicas de su país, de entre 20 y 22 años, explicándoles que en España podrían ganar mucho dinero si se dedicaban a la prostitución. Las jóvenes accedieron voluntariamente. Pero lo que no sabían era que sus amigos pretendían explotarlas, exigiéndoles a la fuerza el dinero que ganaban haciendo la calle. Desde el pasado mes de noviembre, la Policía tiene constatado que las chicas se prostituían, precisamente, en el mismo polígono industrial donde trabajaban los cabecillas de la banda. El tercer hombre del grupo se encargaba de cobrarles bajo amenazas de muerte. Si se negaban, las golpeaban de manera brutal. El precio que les ponían a cada una de ellas y por día oscilaba entre los 50 y los 100 euros, lo que podía significar, incluso, el total de las ganancias de las chicas. Aunque la Policía fue la que inició las pesquisas, una vez detenidos los sospechosos, las prostitutas reconocieron los hechos, pero admitieron que nunca les habían denunciado por miedo a lo que les pudiera pasar. Finalmente, el pasado día día 16, los agentes del Grupo XVI, que ya tenían localizados Los acusados, habituales de los gimnasios, opusieron gran resistencia a la detención Las prostitutas no habían denunciado a sus explotadores por miedo, según confesaron a la Policía Sabían a lo que venían a los acusados, procedieron a su detención. Los dos hermanos fueron interceptados cuando caminaban por una calle de Alcalá de Henares. Pero el arresto no fue fácil. Los acusados parece que son habituales de los gimnasios y los anabolizantes, por lo que opusieron una gran resistencia a los agentes, aunque, finalmente, fueron arrestados. En cuanto al colaborador de los hermanos, también fue detenido posteriormente en el municipio complutense, donde residía el grupo. En lo referente a las chicas, éstas no estaban sometidas, al menos, según los primeros indicios, a un régimen de semiesclavitud como ocurre en muchos de estos casos, en los que permanecen encerradas y en condiciones inhumanas. Las cinco meretrices en cuestión residían en un piso de la localidad madrileña de Coslada, indicaron las fuentes policiales consultadas por ABC. Los hermanos detenidos tenían varios antecedentes policiales por robos callejeros con violencia por la zona del Corredor del Henares.