Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 INTERNACIONAL La crisis alimentaria global DOMINGO 27 s 4 s 2008 ABC Los biocombustibles, en la diana El alza sin precedentes del precio de los alimentos básicos y el riesgo de un tsunami del hambre como alertan numerosos organismos internacionales, han puesto en el punto de mira a los biocarburantes, hasta hace poco considerados como una panacea POR BORJA BERGARECHE MADRID. La utilización de productos agrícolas como el maíz o la caña de azúcar para producir gasolina irrumpió en la economía internacional como la cuadratura del círculo. Favorecía el cumplimiento de los objetivos del Protocolo de Kioto, permitía reducir la dependencia de productores de hidrocarburos incómodos como Arabia Saudí o Venezuela, y ofrecía un suculento nuevo mercado para el castigado sector agrícola de muchos países. Estados como Brasil, Estados Unidos, Indonesia y la Unión Europea abrazaron esta nueva opción energética, y otorgaron cuantiosas ayudas a la producción de bioetanol y biodiésel. El ascenso de Brasil- -el país que ha apostado por basar su autosuficiencia energética en los biocombustibles- -como principal exportador planteó, de hecho, un duro enfrentamiento geoestratégico con EE. UU. Pero los efectos sociales y medioambientales, como han denunciado varios organismos en los últimos días, han sido perversos. La consecuencia de la intensificación de la producción de biocombustibles es una presión creciente sobre la tierra, el agua y la biodiversidad alertó el pasado día 10 el comité científico de la Agencia Europa del Medio Ambiente (EEA en inglés) En 2003, la directiva europea sobre biocombustibles estableció el objetivo de sustituir el 2 por ciento de los carburantes por gasolinas bio en 2005. A pesar de su incumplimiento, la Comisión Europea renovó su fe en esta alternativa y, en 2007, se propuso sustituir el 10 por ciento en el año 2020. El ambicioso objetivo del 10 por ciento de biocarburantes es un experimento, cuyos efectos imprevistos son difíciles de predecir y de controlar alertaron los científicos de la EEA, el ente independiente encargado de asesorar en materia ecológica a la Comisión Europea. Esta contradicción entre el brazo ejecutivo de la UE y sus expertos ha enfurecido a la comunidad científica, y ha ofrecido munición a una parte del Parlamento Europeo y al Gobierno británico para solicitar una revisión de este esquema. El pasado 15 de abril, entró en vigor en el Reino Unido la ley sobre transporte renovable, que establece que el 5 por ciento de los combustibles sean bio en 2010. El objetivo es reducir con esta medida las emisiones de CO 2 del transporte terrestre, responsable de gran parte de los gases de invernadero en la atmósfera. DOS GENERACIONES DE BIOCARBURANTES Primera generación UE: en 2003, la Comisión Europea estableció como objetivo sustituir por biocarburantes el 2 del combustible para 2005. En 2007, elevó el objetivo al 10 en 2020 Se obtiene bioetanol y biodiesel a partir de cultivos como la caña de azúcar, el maíz, la soja o la palma. Disminuye la superficie arable destinada a la agricultura y presiona al alza los precios, según algunos científicos Almacenaje Procesado Segunda generación Deshidratación Hidratación Fermentación Destilación Revolución agraria global Pero a principios de este mes, John Beddington, máximo asesor científico de Gordon Brown, alertó sobre el gran shock en la agricultura mundial y los precios de los alimentos provocado por la creciente demanda de biocarburantes en EE. UU. Ante la presión de sus expertos, el premier británico declaró el martes que pediremos un cambio en los objetivos de la UE con los biocarburantes si se confirma que el enfoque debe ser revisado. A estas acusaciones se han sumado las de algunas ONGs, que denuncian consecuencias sociales indeseables. Entre 60 Utiliza la celulosa y otros elementos de la biomasa de ciertas plantas más baratas de producir, como los piensos, árboles genéticamente modificados o incluso residuos orgánicos para producir combustible. Permiten reducir las emisiones de CO 2, pero sus efectos sociales y ambientales son aún desconocidos y 90 millones de personas en Indonesia dependen de los bosques para subsistir, pero muchos están perdiendo sus tierras en favor de la creciente industria de la palma afirma un informe de Amigos de la Tierra presentado en febrero. La apuesta por los biocombustibles convierte vastas extensiones de tierra en monocultivos, con serias consecuencias para la biodiversidad y las personas que vi- ven del campo, denuncian numerosos expertos. El desvío de cultivos agrícolas para combustible puede elevar los precios de la comida y reducir nuestra habilidad de aliviar el hambre en el mundo ha sentenciado el estudio de la Unesco elaborado por 400 expertos durante tres años. El Programa Mundial de Alimentos- -obligado a limitar su asistencia humanitaria por fal- ta de stocks de cereal- -denunció el miércoles el riesgo de un tsunami del hambre en el mundo, y el Banco Mundial y el panel de la Unesco han pedido una revolución agraria. La alarma, curiosamente, la activó también Fidel Castro, quien el año pasado dedicó varios artículos en Granma a denunciar que la transformación de los alimentos en energéticos constituye un acto monstruoso Producimos alimento para los coches y no para las personas Marta G. Rivera s Investigadora en ciencias animales y de la alimentación de la Universidad Autónoma de Barcelona B. BERGARECHE MADRID. Experta en veterinaria y producción agrícola, Marta G. Rivera fue la única científico española que formó parte del panel de 400 expertos apadrinado por la Unesco- -IAASTD por sus siglas en inglés- -que, después de tres años de trabajos, presentó el pasado 15 de abril su análisis internacional sobre tecnología y ciencia agrícola para el desarrollo. -Los biocombustibles son una vuelta de tuerca más en un sistema corrupto, según el cual estamos produciendo alimento para los coches y no para las personas. Pero no son el problema. El problema es cómo está organizada la cadena alimenticia. El problema es que la comida sea una mercancía más, como un teléfono móvil. ¿Están relacionados los biocombustibles con el actual alza de precios? Un panel internacional de 400 científicos ha exigido que el mundo dé la vuelta a sus métodos de producción agraria. Para la única experta española presente, es un error continuar con la liberalización agrícola ¿Qué problema plantean los biocombustibles? -Cuando la UE dice que, en 2020, el 10 por ciento de los carburantes van a tener un origen biológico, está creando un mercado. La previsión de una escasez de alimentos en el mundo por la competencia de los biocarburantes atrae el interés de los inversores. Y en este sentido, los biocombustibles han favorecido la especulación en el mercado de futuros del trigo o la soja en la Bolsa de Chicago. -La liberalización de la producción agrícola y las políticas productivistas. Éstas tuvieron su sentido en la postguerra. Se -Ha servido para constatar los riesgos que ha traído la desconexión entre la agricultura y otras disciplinas, como la sociología, la ecología, la veterinaria y la antropología. Por eso, sería un error continuar con una agricultura sujeta a las leyes del mercado, sin escuchar los análisis más incómodos que introducen estas materias en la foto. -Que el conocimiento local ha estado ninguneado, no se ha reconocido su capacidad de aportar soluciones y, en muchos casos, se ha destruido. El alza de precios afecta principalmente a los habitantes pobres de la ciudad, en su mayoría gente expulsada del campo por el modelo agrario industrial, víctimas de este modelo por partida doble. ¿Qué dice el IAASTD? industrializó la agricultura para producir alimentos baratos y liberar a gente que emigrara a las ciudades, a trabajar en la industria. Pero erradicada el hambre, Occidente empezó a generar excedentes. Y se crea un mercado liberalizado dominado por grandes empresas en el que el poder de los agricultores y los consumidores es cero. ¿Y qué dicen estas disciplinas? ¿Cuál es entonces el origen de la crisis actual? ABC Transporte Distribución