Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27 s 4 s 2008 INTERNACIONAL 41 Un tiroteo deja en Tijuana catorce sicarios y un policía muertos El narcotráfico está tras la ola de violencia y más de mil vidas perdidas en 2008 MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. El imparable goteo de muerte asociado al narcotráfico tuvo en la madrugada del sábado un caudal de sangre, después de que varios enfrentamientos entre sicarios rivales, y entre éstos y agentes de Policía, dejaran en las calles de Tijuana un reguero de 15 cadáveres. Las balaceras tuvieron lugar en zonas céntricas de la ciudad fronteriza, donde aún se recogen los casquillos escupidos por los AR- 15, G- 3 y AK- 47, tal fue la magnitud de los enfrentamientos. Según los primeros informes, la lluvia de disparos comenzó sobre las tres de la madrugada en el bulevar Insurgentes, frente a una taquería, cuando dos grupos de narcotraficantes descerrajaron sus armas. Siete de ellos murieron, además de un policía comercial. Después, una de las bandas de delincuentes recogió a sus heridos y se trasladó a una clínica privada, haciéndose fuerte en las inmediaciones del hospital mientras forzaban a los médicos a curar a los lesionados. Al poco tiempo llegarían las patrullas de la Policía estatal para hacerles frente y matar a dos de ellos: uno de los fallecidos portaba un uniforme de la Policía federal. Los narcos emprendieron la huida y tuvieron que abrirse paso a tiro limpio entre varios controles policiales: uno en el panteón Monte de los Olivos, que dejó un saldo de seis heridos, y otros dos en la urbanización Soles, en Playas de Tijuana, y en la colonia La Herradura. Uno de los delincuentes heridos murió durante la fuga y fue abandonado por sus compañeros. Otro cadáver apareció en las inmediaciones del panteón Monte de los Olivos y dos sicarios más fallecieron en el hospital de la Cruz Roja de Tijuana, que ahora permanece fuertemente resguardada por unidades del Ejército. Otra persona muerta fue recogida por los narcotraficantes bajo el puente Clouthier, sobre la vía rápida Oriente, pese a que estaba bajo la vigilancia de dos policías municipales. Preferimos dejar que se llevaran al muerto. Era un convoy fuertemente armado y no éramos suficientes para enfrentarlos dijo uno de los agentes. Los enfrentamientos entre carteles rivales de la droga y entre éstos y las fuerzas del orden son constantes en el país. El Gobierno del presidente Felipe Calderón ha hecho de la lucha contra el narcotráfico la prioridad de su agenda política, y para ello ha desplegado a las fuerzas armadas en una docena de Estados del país y se comienza a trabajar en la depuración de los policías y de los jueces a sueldo de la mafia organizada. Sin embargo, casi un año y medio después de ocupar la máxima autoridad del país las cifras de muertos no sólo no han disminuido, sino que han aumentado: una media de ocho fallecidos diarios. Además, los carteles de narcotraficantes, acosados por el Ejército, se están desplazando a otras zonas diferentes de sus lugares habituales de operación (el norte y la región del Golfo) El Ejecutivo de Calderón ha iniciado también una política de extradiciones a Estados Unidos, para que los capos de la droga sean juzgados allí y evitar de paso sus fugas de las cárceles mexicanas, o que desde el interior de las mismas continúen dirigiendo sus bandas con la connivencia de los funcionarios de prisiones corruptos. Hace tres días el presidente Calderón, en un acto con penalistas y miembros del Poder Judicial, reiteró que el combate a la inseguridad y la consolidación del Estado de Derecho en México siguen siendo los asuntos prioritarios en la agenda nacional AP Cinco detenidos en Japón al intentar el boicoteo olímpico La antorcha olímpica fue recibida ayer por más de un millar de manifestantes protibetanos y prochinos en el punto final de su recorrido por Nagano, al norte de Japón. Cinco personas fueron detenidas (como la de la imagen) y cuatro resultaron heridas leves. El recorrido estuvo custodidado por más de 3.000 agentes. El Supremo manda detener a la diputada colombiana Medina La congresista había acusado a Uribe de comprarle el voto, con el que sacó la reforma constitucional para su reelección ALEJANDRA DE VENGOECHEA CORRESPONSAL BOGOTÁ. Hace un par de semanas, en su columna de la revista Semana la principal del país, Daniel Coronell, periodista colombiano enconado crítico del presidente, Álvaro Uribe Vélez, contó que tenía en su poder un vídeo filmado en 2004 según el cual Uribe había resultado reelegido por haber comprado votos en el Congreso. El chivo expiatorio de esta historia era la ex diputada Yidis Medina quien, asustada por las amenazas contra su vida, le contó a Coronell, también director de un noticiero de televisión, que había vendido el voto con el que se aprobó el proyecto de reelección del presidente, Álvaro Uribe, a cambio de puestos y prebendas burocráticas. El asunto se mantuvo en silencio durante la semana que pasó. Otras noticias centraban la atención. Las autoridades arrestaban al ex diputado Mario Uribe, el primo del presidente, su socio político desde 1986, por haber colaborado con los paramilitares, escuadrones de la muerte que en los noventa masacraron y asesinaron a miles de colombianos. En la noche del viernes, sin embargo, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) máxima instancia jurídica en Colombia, ordenó la captura de Medina por el cargo de cohecho impropio, lo que, en términos prácticos, significa entre cinco y mínimo ocho años. Pero lo que todos se preguntaban ayer era: ¿por qué los demás implicados no son acusados por lo mismo? El vídeo es revelador. Medina, calmada y pausada, le contó a Coronell que en 2004 asistió a la oficina del entonces secretario privado de Uribe, Alberto Velásquez, para concretar los compromisos que determinarían su decisión en el Congreso. Cuando hablaban de la forma en la que el Gobierno le recompensaría su voto, que fue decisivo para aprobar el proyecto que permitió la segunda elección de Álvaro Uribe, el jefe de Estado apareció, quedó a solas con Medina y le reiteró la importancia de su apoyo en beneficio de la patria Cuando entró, el presidente le dijo a Velásquez: Esto lo hablo yo con ella Él (Uribe) me dijo que por favor lo ayudara y que lo pactado sería cumplido, que él quería salvar el país aseguró al noticiero Noticias Uno la ex congresista. Los cargos negociados eran tres. Incluso el presidente le prometió otorgarle un consulado cuando pasara el ruido de la reelección En la entrevista, Medina también dijo que las ofertas de puestos las hicieron el entonces ministro del Interior, Sabas Pretelt- -actual embajador en Italia- y el ministro de la Protección Social, Diego Palacios. Y aunque ambos negaron lo dicho, el 2 de junio del 2004, en efecto, la congresista Medina cambió su posición en contra de la reelección presidencial inmediata. Su voto- -18 votos a favor y 16 en contra- -fue determinante para salvar el Acto Legislativo que reformó la Constitución de 1991 y revivió la reelección en Colombia. En 2006 Uribe fue reelegido hasta el 2010 con el 60 por ciento de los votos. Criminalidad al alza El papel del primo Según Yidis Medina, las ofertas de puestos y prebendas se las hizo el entonces ministro del Interior El Ejecutivo de Calderón ha iniciado una política de extradiciones a EE. UU. para evitar fugas