Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27- -4- -2008 El recuento parcial en Zimbabue otorga la victoria parlamentaria a la oposición Robert Mugabe, presidente 37 La población está confundida, no sabe si son los anunciados cambios estructurales o los cambios de cambiar todo para no cambiar nada El rumor más persistente ahora es que pronto ya no serán obligatorias la carta blanca y la carta de invitación, engorrosos y costosos trámites para salir de la isla ¿REFORMAS A LA CUBANA? El ex preso político del grupo de los 75 considera que la dinámica hacia la apertura es inevitable. No comprenderlo podría empujar al país a la inestabilidad El nuevo presidente hereda una economía destruida, con graves problemas sociales, políticos, demográficos y medioambientales, enmarcados en una crisis aparentemente interminable y un proceso de involución al que no escapan valores espirituales, niavances logrados en la salud, la educación y la seguridad social. Al pragmático Raúl Castro, no le queda otra opción que brindar alivio y esperanzas a la población, mediante objetivos sólo alcanzables con reformas fundamentalmente económicas, que inevitablemente tendrán efectos políticos y sociales. La experiencia muestra que los cambios generan la necesidad de nuevos cambios. Por primera vez son vendidos ordenadores y otros equipos electrónicos; se facilita el acceso a la telefonía móvil; se permite el hospedaje en hoteles y la renta de automóviles, y se han abierto tiendas especializadas en implementos agrícolas. Todo pagado en pesos convertibles (CUC) divisa que no posee gran parte de la población; pro- Óscar Espinosa Economista y periodista independiente C on el ascenso de Raúl Castro a la presidencia de los consejos de estado y de ministros, comenzó la eliminación de prohibiciones absurdas, un proceso que podría constituir la antesala de mayores transformaciones. también cree que con ellas se acepta lo inevitable los cubanos estaban accediendo a la telefonía móvil a través de diferentes trucos como que un extranjero figurara como titular del contrato. En solo diez días se han contratado más de 7.000 líneas de telefonía móvil, según la telefónica estatal Etecsa. Otra realidad es que muchos cubanos estaban ya informatizados con ordenadores construidos a partir de piezas compradas en el mercado negro o con anticuados portátiles que les traían del exterior. Pese a la autorización, ni en Pinar del Río ni en La Habana había ordenadores a la venta. El rumor más persistente ahora en la isla- -hasta el punto de estar bloqueada la centralita de la Dirección de Inmigración y Extranjería- -es que pronto ya no serán obligatorias la llamada carta blanca y la carta de invitación, engorrosos y costosos trámites para salir de la isla. Otra violación a la Constitución apunta Roca. Los observadores consultados advierten que estos cambios serán tenues y graduales, así como que habrá retrocesos. Pero son pesimistas respecto a la apertura política. Para empezar recuerdan que el régimen firmó el pasado febrero en Nueva York dos pactos de derechos humanos de la ONU y sus ciudadanos siguen sin notar las consecuencias. El disidente Héctor Palacios- -del grupo de los 75 excarcelado por motivos de salud que se recupera temporalmente en Madrid- -sí percibe un gran cambio entre los cubanos: La gente vivía con terror, ahora lo hace con miedo; el terror no te deja pensar, mientras que el miedo te da muchos razonamientos Reforma migratoria blema sin solución a corto plazo, pues depende de transformaciones más profundas indispensables para aumentar la eficiencia laboral, y consecuentemente el salario real. Además se normaliza la posesión legal de viviendas de miles de ciudadanos, que eran medios básicos de organismos del Estado; se eliminan las restricciones para que los trabajadores reciban los salarios en función de su aporte laboral, sin limitaciones cuantitativas; se habla, sin suficientes detalles, sobre la entrega masiva de tierras para cultivar en usufructo, así como el traslado a nivel municipal de las decisiones en el sector agropecuario. Aunque nada muestra una voluntad de cambios políticos, puede observarse interés por crear una mejor imagen al régimen dentro y fuera de Cuba. Así, disminuyó relativamente la propaganda política y los actos masivos son menos y más breves. La televisión tiene una carga ideológica inferior, sin los largos discursos que interrumpían la programación. Días después de asumir Raúl Castro, se firmaron los Pactos Internacionales de Derechos Civiles y Políticos, y Económicos, Sociales y Culturales, que deberán ser ratificados por la Asamblea Nacional y cumplidos, algo dudoso para muchas personas. En cuanto al respeto a los derechos humanos no ha habido avances significativos. La represión se mantiene y todo el andamiaje está listo para ser utilizado. Los presos políticos liberados, por lo regular, han cumplido sus penas, y de los 75 llevados a prisión en marzo de 2003, 55 permanecen encarcelados en condiciones infrahumanas, con la contradicción de que las máximas autoridades al reconocer los graves problemas existentes, coinciden con los planteamientos que llevaron a prisión a estos prisioneros de conciencia. Hay elementos indicativos de que el Gobierno trata de abrirse al mundo y reducir la dependencia de Venezuela. Las visitas del presidente Lula da Silva, los acuerdos económicos con Angola y los gestos amistosos hacia México y otros países así lo indican. Incluso el presidente cubano ha manifestado el deseo de mejorar las relaciones con Estados Unidos después de las elecciones de noviembre próximo. Las tareas que deberá realizar el general Raúl Castro son muy complicadas, máxime cuando existen sectores en el partido y el gobierno opuestos a los cambios. Pero la dinámica hacía la apertura es inevitable. No comprenderlo podría empujar al país a la inestabilidad con consecuencias imprevisibles.