Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ESPAÑA Análisis DOMINGO 27 s 4 s 2008 ABC Ricardo Estarriol Periodista MEMORIA PÓSTUMA DEL CARDENAL FRANZ KÖNIG El cardenal fue uno de los eclesiásticos que más prontamente entendieron y compartieron la forma jurídica definitiva del Opus Dei como Prelatura personal, figura jurisdiccional propuesta por el Concilio Vaticano II E STE comentario a la memoria del Cardenal austríaco König es el producto de la llamada telefónica que un lector madrileño me hizo a Viena para hablar de un libro publicado en Londres por una periodista británica. Se trata de una especie de autobiografía póstuma del fallecido Cardenal Franz König Open to God, Open to the World Burns Oates, Londres 2005) El año pasado Desclee había publicado en Bilbao la traducción al castellano bajo el título Abierto a Dios, abierto al mundo, por una Iglesia dialogante autor de la llamada quería saber si ciertos pasajes del libro reflejaban el pensamiento del Cardenal vienés, un eclesiástico de gran prestigio y al que le acompaña la fama de haber hecho dos Papas; Pablo VI. y Juan Pablo II. Tuve que advertir al lector de que el libro era el inacabado torso de un libro- entrevista cuya gestación fue interrumpida a los pocos meses por el fallecimiento del cardenal el 13 de marzo de 2004. La autora, Christa Pongratz- Lippitt, lo terminó, no en forma de entrevista, sino como un texto continuo escrito en primera persona, pero sin hacer demasiados recortes o cambios libro es útil para conocer de fuente autorizada muchos hechos y personas de la historia reciente de la Iglesia, como el Concilio Vaticano el punto culminante de mi vida y el Papa Pablo VI el mártir del Vaticano II También desvela la opinión de König sobre numerosas cuestiones debatidas y refleja sobre todo una característica típica del fallecido Cardenal: su casi innata tendencia al diálogo, a la concordia, al pluralismo y, a veces, a un cierto irracional eclecticismo. El capítulo dedicado al diálogo interno de la Iglesia termina con unos párrafos dedicados al Opus Dei en los que el Cardenal muestra el aprecio que tuvo hacia esta Prelatura personal y hacia San Josemaría, a quien conoció personalmente. Nada me hace suponer que Pongratz- Lippitt ha hecho la transcripción de forma correcta, pero ciertas afirmaciones puestas en boca del Cardenal en primera persona no coinciden del todo con lo que yo he oído personalmente del Cardenal König desde que le conocí en 1959 hasta la última vez que le vi poco antes de su muerte El muy vivamente por lo menos uno de aquellos encuentros en los que se habló profusamente del Opus Dei. Es posible que König mencionara en sus conversaciones con la señora Pongratz- Lippit el temor de alguien de que la prelatura del Opus Dei pudiera convertirse en una Iglesia en la Iglesia Existen sin embargo declaraciones publicadas del propio Cardenal en las que, argumentando frente a semejantes temores, desmonta con una gran precisión teológica y canónica las razones en que se basaban. Pienso en concreto en una detallada declaración hecha en Roma el 24 de octubre de 1981. En un punto de esa declaración se quejó expresamente y no sin cierta irritación de los panfletos anónimos y falsos que sobre este asunto alguien le había enviado. Y existe también el testimonio del actual Prelado del Opus Dei, el obispo Javier Echevarría, quien en marzo de 2005 declaró en Viena que él, había sido testigo en los años sesenta de sus encuentros con San Josemaría Escrivá El Cardenal fue uno de los eclesiásticos que más prontamente entendieron y compartieron la forma jurídica definitiva del Opus Dei como Prelatura personal, figura jurisdiccional propuesta por el Concilio Vaticano II Hayenellibrounpasajedel El que podría desprenderse que el Cardenal König consideraba posible que los clérigos del Opus Dei se hubieran destacado demasiado y que quizás algún sacerdote del Opus Dei se hubiese colocado demasiado en primera fila Es difícil de comprender esta afirmación, siendo así que precisamente el Cardenal König, mostró siempre su admiración por la imagen del sacerdote difundida por San Josemaría. En 1978 ordenaría a 60 sacerdotes del Opus Dei en el Santuario de Torreciudad (España) hace cuatro años. El Cardenal era un hombre extraordinariamente contemporanizador y tenía el don casi instintivo de colocarse muy hábilmente al nivel del interlocutor, lo cual ha sido en ocasiones causa de malentendidos, como él mismo me reconoció en una ocasión. Como se verá, algunos de ellos han dejado huellas en el libro. era obispo coadjutor de Sankt Pölten. La simpatía mutua nació a partir del momento en que el Cardenal conoció en Viena a los primeros miembros de la Obra. recuerda que con frecuencia fue huésped de San Josemaría en la sede central del Opus Dei en Viale Bruno Buozzi, en Roma. Se hablaba naturalmente del Concilio, pero es desconcertante que König hubiera podido decir a la autora que, en tales encuentros apenas se hablaba del Opus Dei Monseñor Joan B. Torelló, un veterano sacerdote de la Prelatura que vive desde 1964 en Viena ha sido capaz de describir Es König posible que, en algunos pasajes del libro, preguntas y respuestas hayan sido fundidas en un único texto, de tal forma que un lector no preparado pueda suponer que el Cardenal König hubiera criticado el hecho de que una parte de los fieles de la Prelatura actuaran en la vida pública: yo mismo le he oído decir muchas veces casi exactamente lo contrario. Según Pongratz- Lippit fue König quien invitó al Opus Dei a Viena. Pero no pudo haberlo hecho y todo se aclara con el calendario en la mano: cuando San Josemaría Escrivá decidió enviar a los primeros miembros de la Obra a Viena (ya a fines de 1955) el Cardenal König el libro es sólo un rápido ensayo sobre cuestiones cuyo tratamiento revela un cierto afán selectivo por parte de la interlocutora del Cardenal, que pasa por alto diversos momentos culminantes de la vida eclesiástica de König. Hayquetenerencuentaque