Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA DOMINGO 27 s 4 s 2008 ABC Y AHORA, PRIMARIAS... Tienen poco sentido en la cultura de los partidos españoles, en la que hay una identificación entre los líderes y los candidatos a las elecciones primarias eran el único modo de conseguir un liderazgo que le faltaba tras la dimisión de Felipe González. Como aquello fue un fiasco, hay quienes se consuelan (hasta ayer en el PSOE, ahora en el PP) diciendo que, en aquella ocasión, la militancia se rebeló contra el aparato con el triunfo de Josep Borrell, pero resultó más eficaz, desde ese punto de vista, el congreso en el que fue elegido José Luis Rodríguez Zapatero ya que, en este, incluso los dirigentes tuvieron que sumarse a la renovación de quienes hasta ese momento parecían condenados al fracaso. Lo que no tiene ningún sentido es que en el PP se planteen las dos cosas al mismo tiempo, salvo en el caso de que lo que pretenden unos y otros, los defensores del congreso y las primarias, sean objetivos diametralmente opuestos. Todos se equivocan. La propuesta de celebrar en junio el congreso del PP era obligada, ya que se había pospuesto el que tenía que haberse celebrado el año pasado, pero se ha formulado en la práctica como el único modo de asegurar el liderazgo de Mariano Rajoy tras la derrota electoral. No parece que vaya a haber alternativa al actual presidente en Valencia, no se dan las condiciones: incluso los enfadados, los más están por el momento desconcertados, consideran que la continuidad es mejor que la candidatura pero no candidatura de Esperanza Aguirre. Los otros, los que proponen ahora las primarias para 2011 como continuación a la estrategia de la presidenta madrileña, no desean la democratización del partido, sino deteriorar cuanto puedan ese endeble liderazgo, convertir en algo provisional la segura elección en el futuro Congreso y analizar con más tiempo las posibilidades de sustitución, porque de sustitución se trata y no de sucesión. Ese deterioro puede jugar en contra de Rajoy, pero no juega a favor de sus adversarios. De un lado, los desconcertados se van pasando al bando no de los rebeldes sino de los enfadados con ellos. De otro, si se han de afrontar así las previas citas electorales, no levantarán cabeza ni el ganador del congreso ni la hipotética promesa de unas primarias absurdas. Más le valdría a Rajoy rehacer su liderazgo con un proyecto político. Germán Yanke L o Lo curioso y un tanto estrafalario de esta larga crisis del PP es que la última ocurrencia- -la petición de unas primarias para elegir el candidato para 2012- -no procede de algunos militantes abandonados a su suerte, sino de dirigentes del partido, ya sea su nivel mayor o menor, que han accedido a sus cargos mediante ese sistema que ahora se denuncia como tan poco democrático. De hecho lo es; no hay modo de defender la democracia interna de los partidos, del PP y los demás, porque han devenido, como corresponde a una partitocracia, en estructuras cerradas, con sistemas electorales que no resistirían el más elemental espíritu crítico, y que se sostiene a sí mismo queriendo aparentar otra cosa. Cuando en su seno surgen estos renovadores- -como el dirigente madrileño del PP que ahora tiene su momento de gloria- -ponen hipócritamente en cuestión el cargo del vecino, pero no el propio. La batallita tiene que ver con el poder, no con la democracia. Si el debate sobre la democratización de los partidos políticos fuese serio no se plantearía acerca de las famosas primarias, sino de modo más general y profundo. De hecho, las primarias tienen poco sentido en la cultura de los partidos españoles, sean o no democráticos, en la que hay una identificación entre los líderes partidarios y los candidatos a las elecciones. La excepción del PNV se ha convertido no sólo en un grave problema para esa formación, ya que el partido no es una maquinaria electoral y de discusión abierta a los ciudadanos, como en Estados Unidos, sino el cauce para los programas políticos. En el caso del PNV las desgracias son al derecho y al revés: o porque Arzalluz no dejaba en paz a Ardanza o porque Ibarretxe se niega a hacer caso a Imaz y Urkullu aunque haya sido elegido con su apoyo y programa. El propio PSOE tuvo su amarga medicina cuando Joaquín Almunia pensó que unas Llamazares se muestra pensativo durante el consejo político de IU celebrado ayer EFE Frutos: Llamazares habría ahorrado sufrimiento a IU si se hubiera ido hace cuatro años Izquierda Unida elegirá a su nuevo coordinador general en la asamblea federal del 25 y 26 de octubre ABC MADRID. El Consejo Político Federal de Izquierda Unida decidió ayer que la IX Asamblea Federal, de la que tiene que salir el sucesor del actual coordinador general, Gaspar Llamazares, y que debe servir también para relanzar su proyecto político, se celebre los próximos días 25 y 26 de octubre. El documento que propone tanto esta fecha como todo el calendario y las normas preparatorias, elaborado por la Comisión Unitaria encargada de preparar el cónclave, fue aprobado por 76 votos a favor, 11 en contra y 11 abstenciones (77, 5 por ciento de apoyo) Esta IX Asamblea Federal, que estará compuesto por 800 delegados, es de vital importancia para el futuro de IU, después del resultado electoral cosechado el 9- M, y que les otorgó tan solo dos escaños en el Congreso de los Diputados. Esa misma noche Llamazares anunció que no se presentaría a la reelección como líder de IU, lo que automáticamente puso en marcha los mecanismos internos para su relevo. Con el fin de abordar la sustitución de Llamazares y el fracaso electoral, entre otras cuestiones, IU celebra desde ayer en Madrid su Consejo Político Federal. Ante los 131 miembros de este consejo, el todavía coordinador general de IU reconoció haber cometido errores pero atribuyó el fracaso en las urnas al bipartidismo, la política del miedo y el sistema electoral que considera que son un dogal para la formación a la que representa. Sin embargo, los miembros del PCE siguen atribuyendo al coordinador general la culpa de ese fracaso. Así, el secretario general de los comunistas, Francisco Frutos, aseguró ayer que el problema de IU no era un personalismo de Frutos contra Llamazares, sino uno de fondo gravísimo que le motivó a pedirle que cogiera la maleta y se fuera a su pueblo hace ya cuatro años Dirigiéndose hacia el propio líder de la formación, el dirigente del PCE indicó: Ojalá lo hubieras hecho y nos habrías ahorrado mucho sufrimiento, porque al cabo de cuatro años ahora sí tenemos que ir a la desesperada Su compañero, el presidente ejecutivo del PC, Felipe Alcaraz, denunció que Llamazares está pilotando con el mismo equipo de siempre y los mismos métodos de siempre la preparación de la Asamblea para su relevo al frente de IU. Así, aseguró que ya no se puede hablar de un llamazarismo sin Llamazares sino de un neollamazarismo a través del cual se están imponiendo una serie de cosas, como por ejemplo en el tema de los censos, donde no hay consenso Llamazares, por su parte, quiere pasar página y que la organización que lidera, aunque por poco tiempo, abra un nuevo periodo de reflexión y renovación. El propio Llamazares aseguró, en su intervención ante el consejo, que el proyecto de la organización sigue siendo un proyecto vivo, aunque dolorido y en algunos casos demediado y animó a sus compañeros a que aborden con valentía un proceso de recomposición interna, rectificación de errores y convocatoria a la sociedad española y el conjunto de la izquierda El mismo equipo y método Llamazares reconoció errores, pero culpa del fracaso al bipartidismo, la política del miedo y el sistema electoral