Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA DOMINGO 27 s 4 s 2008 ABC Nuestra peor previsión de paro siempre será mejor que las que tuvo el PP G. S. MADRID. La peor previsión de paro que podemos tener por delante será siempre mejor que la mejor que tuvo el PP en la legislatura pasada dijo ayer al Comité Federal de su partido el presidente del Gobierno. Se refería así a los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) Cuando el PSOE llegó al poder en marzo de 2004- -recalcó- la tasa de desempleo alcanzaba el 11 de la población y, en el mejor momento del gobierno de José María Aznar, el paro nunca bajó del 10 frente a las tasas que maneja ahora el equipo de Solbes. Zapatero pidió que se tenga en cuenta, además, que la tasa de cobertura ha aumentado hasta alcanzar el 80 de parados y que las políticas sociales desarrolladas en los últimos cuatro años también ejercen un efecto de colchón social. El secretario general de los socialistas echó mano una vez más de su optimismo antropológico para resaltar que la fortaleza de las cifras de la economía española supone un amortiguador significativo y recordar que la mayoría de los organismos internacionales pronostican un crecimiento vigoroso de la economía española a partir de la segunda mitad de 2009, como dijo ayer el viepresidente Pedro Solbes. Ahora vamos a comprobar la importancia que tiene el haber realizado una gestión tan brillante en nuestras cuentas públicas, que gozan de buena salud dijo el jefe del Ejecutivo en otro pasaje de su discurso al máximo órgano socialista entre congresos. Porque- -dijo- -esto va a permitir financiar las políticas activas de empleo y, además, mantener los compromisos en materia social, entre los cuales citó vivienda, pensiones, educación y el incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) Para propiciar el cambio en los pilares de crecimiento de la economía, José Luis Rodríguez Zapatero defendió incrementar las inversiones en innovación, nuevas tecnologías, conocimiento, capital humano e infraestructuras, porque el actual modelo ha puesto de manifiesto algunas debilidades ya conocidas y ha obligado a revisar a la baja las previsiones de crecimiento. No obstante, la economía española en pocas ocasiones se había encontrado en situación de tanta fortaleza concluyó. Zapatero no logra silenciar en el PSOE el debate de financiación autonómica Tras el Comité Federal de ayer, ordena buscar una sola postura de sus barones GABRIEL SANZ MADRID. El PSOE posterior al 9- M es una balsa de aceite... si no se habla de financiación autonómica. Así quedó demostrado ayer durante la última reunión del Comité Federal del partido en su actual composición. Sus miembros habían sido citados de trámite -en palabras de un alto cargo- -sólo para convocar el XXXVII Congreso Federal del partido, los días 4, 5 y 6 de julio en Madrid. Y así pintaba inicialmente: discurso de media hora de José Luis Rodríguez Zapatero, con mucha economía pero sin ninguna mención a la financiación autonómica. Contrastaba con la hora y cuarto que dedicó el pasado 15 de marzo analizando resultados electorales. Y tampoco el número de intervenciones solicitadas en el posterior debate a puerta cerrada, cinco, permitía aventurar un gran debate entre barones Pero algo cambió cuando cuatro de los cinco intervinientes sorprendieron hablando de financiación autonómica: el extremeño Francisco Fuentes; el portavoz de Izquierda Socialista, Juan Antonio Barrio de Penagos; y en especial, el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias y alcalde de Getafe (Madrid) Pedro Castro, y la alcaldesa de Lasarte (Guipúzcoa) Ana Urchueguía. Curiosamente estos dos últimos pidieron que, a la hora de establecer un nuevo sistema, se recuerde que todavía hay que solucionar la financiación municipal. Discursos que vinieron a apostillar el de Fuentes, quien, según miembros del Comité Federal consultados por ABC, solicitó que el sistema resultante se haga con criterios de reparto socialistas y no de intereses territoriales Una clara alusión a la pretensión del catalán PSC de que el dinero de los fondos de compensaciones para regiones pobres sólo se puedan usar para educación y sanidad. El extremeño replicó también las habituales quejas de comunidades ricas no sólo Cataluña, tambien Valencia o Madrid, por su aumento de población, con el argumento de que llevar servicios sociales a un millón de personas repartidas en un territorio grande también cuesta mucho. Barrio de Penagos se sumó. En ese momento del Comité Federal, Zapatero tenía sobre el tapete, sin querer, el debate Rodríguez Zapatero y Manuel Chaves intercambian opiniones en el Comité Federal del que huye por ahora. Y eso a pesar de que tanto el PSC como CiU, desde Cataluña no dejan de insistir en ello. El Gobierno prefiere centrarse ahora en diálogo social porque es dificilmente rebatible por el PP. Por contra, la financiación siempre desgasta y es mejor abordarla en julio, tras el XXXVII congreso, con España de vacaciones y junto a la negociación inicial de los presupuestos 2009 con los nacionalistas. Francisco Fuentes señaló ayer que el proceso precongresual que va a vivir el PSOE en mayo y junio es un buen momento para debatir. pero Zapatero no hizo mención a ello en su respuesta y se limitó a señalar que la dirección del partido y el Gobierno van a buscar que todos los barones socialistas negocien como uno sólo en el Consejo de Política Fiscal y Financiera con criterios de corresponsabilidad, suficiencia financiera y solidaridad ERNESTO AGUDO Una gestión tan brillante El reparto tiene que hacerse con criterios socialistas y no territoriales exige el extremeño Fuentes En la reunión de ayer no estuvo presente el presidente de la Generalitat, Josep Montilla, Llamó la atención, a decir de algunos asistentes consultados por ABC, el silencio de los presidentes de Castilla- La Mancha, José María Barreda, y del aragonés, Marcelino Iglesias. Iglesias sí habló a los periodistas al terminar la reunión para asegurar que Zapatero había garantizado a puerta cerrada que no saldrá ni un litro más del Ebro en alusión a los trasvases a Barcelona. Blanco no negociará El líder advierte a la cúpula dirigente que el XXXVII Congreso será de cambio José Luis Rodríguez Zapatero pidió ayer a los miembros del Comité Federal, que congrega a toda la cúpula dirigente del partido, valentía e imaginación ante el XXXVII Congreso de julio. Y les dijo, de forma un tanto críptica, que si el congreso del año 2000 fue de renovación del viejo PSOE y el de 2004 el del triunfo electoral la cita de dentro de dos meses será de cambio En línea con su idea de que el partido representa ahora la centralidad progresista de España, quiere reforzar sus líneas estratégicas La Ejecutiva Federal aprobará el próximo 12 de mayo la propuesta de ponencia política, que remitirá a las federaciones para que propongan enmiendas. En esa ponencia está trabajando ya el ex ministro de Trabajo Jesús Caldera y el ex subdirector del gabinete de Zapatero, Enrique Guerrero. Fue el secretario de Organización, José Blanco, el encargado de anunciara los periodistas que Zapatero ha encargado al partido que aúne las posturas de todos los barones socialistas para acudir a la negociación con el resto de fuerzas políticas. Blanco matizó que Zapatero había ratificado un encargo previo. Fuentes socialistas explicaron que no será Blanco quien llevará el peso de la negociación sino las secretarias de Política Autonómica y Relaciones Institucionales, Carmeli Hermosín, mano derecha de Manuel Chaves, y la secretaria de Economía y Empleo, Inmaculada Rodríguez Piñero. Participa también el Ministerio de Economía y Hacienda.