Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 OPINIÓN DOMINGO 27 s 4 s 2008 ABC POSTALES TRÁGICA DESPEDIDA DE SOLTERO ción posterior arrojó alcohol en su sangre por enciO hubiera querido estar yo en el sillón del ma del nivel permitido, pero ninguna pistola en el juez Arthur J. Cooperman durante su últicoche. Se trataba de Sean Bell, de 23 años, que celemo caso. No porque cualquiera que fuese su braba su despedida de soltero. sentencia iba a ser criticado, sino por el dilema más Estos son los hechos escuetos y el dilema que anmoral que jurídico que planteaba. te sí tenía el magistrado Cooperman. ¿Eran Vayamos a los hechos. En la madrugada culpables los agentes de homicidio, todo lo indel 25 de noviembre de 2006, tres policías de voluntario que se quisiera, pero homicidio a paisano que vigilaban un local conocido cofin de cuentas, como alegaba el fiscal, o se mo centro de prostitución y drogas en el batrataba de una trágica cadena de malentendirrio neoyorquino de Jamaica creyeron oír dos, en la que todos habían tenido parte de la palabra pistola en una discusión entre culpa, desde unos policías demasiado sueldos clientes. Siguieron al que la había protos de gatillo a la propia víctima, que reaccionunciado hasta su coche y le pidieron que JOSÉ MARÍA nó indebidamente? Pues motivación racial se identificase. Su respuesta fue arrancar CARRASCAL no había habido, al ser dos de los tres agentes precipitadamente, golpeando los coches envueltos también negros. Es el único aspecque tenía delante y detrás para abrirse pato no perverso del caso. so, y una pierna del policía que le hablaba. Éste El magistrado ha pretendido solucionarlo con abrió fuego contra él, secundado por sus compañeuna sentencia salomónica que, como casi todas, no ros. Total: cincuenta disparos en pocos segundos lo es. Los agentes- -dicta en ella- -respondieron al que dejaron al conductor acribillado. La inspec- N percibir una conducta delictiva. Las infortunadas consecuencias de su conducta fueron trágicas. Pero su respuesta no se ha probado que fuese criminal Lo que les absuelve penalmente, aunque deja la puerta abierta a una demanda civil contra ellos y la ciudad, ya iniciada: la familia de la víctima pide cincuenta millones de dólares como indemnización. El caso ilustra las innumerables zonas grises en nuestras caóticas urbes y en nuestra frenética vida moderna. De lo arriesgadas que resultan las operaciones encubiertas, con unos agentes sin saber nunca si al que dan el alto va a sacarles una pistola o sus documentos; de lo inadecuado de su preparación; de la mortífera eficacia de las armas modernas; de lo atrasada que se ha quedado la legislación y otros aspectos por el estilo. Se alzan voces pidiendo revisar todo ello y se promete hacerlo, sabiendo dos cosas de antemano: que por mucho que se haga, nada evitará casos como éste y que nada devolverá la vida a Sean Bell. Aunque, de momento, podría destinarse a los tres agentes a labores administrativas. No quisiera yo que fuesen ellos quienes me pidieran el permiso de conducir tras una infracción de tráfico. ABC Y SUS LECTORES Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: lectores abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Sobre las fotografías Princesas árabes. Su impresionante belleza (20 de abril) publicadas en la edición electrónica de ABC, VERÓNICA FUENTES desea hacer una puntualización. La Princesa Soraya no es árabe, sino persa. Los persas, o iraníes, no son árabes, ni genética ni culturalmente. Aunque comparten el islam como religión, no hablan árabe, sino farsi, y a cualquiera de los dos pueblos les incomoda bastante esta confusión, que parece ser constante desde Occidente. Les sugiero que pongan una foto de la Princesa Fawzia de Egipto, hermana del Rey Farouk, el último Rey de Egipto derrocado en 1952 por la revolución militar de Nasser. Fue la primera mujer del Sha de Persia, antes que Soraya y que Farah Diba. Puesto que el tema es la belleza de estas mujeres, les aseguro que la de Fawzia, similar a la de Ava Gardner, es irrepetible En relación al artículo Liberalismo (12 de abril) de Juan Manuel de Prada, BERNARDO RABASSA ASENJO, como presidente del Club Liberal Español, quiere hacer un comentario por la afirmación vivan las caenas del autor. Su artículo- -se dirige a De Prada- -sobre liberalismo, en razón al debate interno que ha solicitado Esperanza Aguirre en el PP, es como mínimo una exhortación al no debate, a la esclavitud de la que usted presume como consecuencia de la libertad. Lo mismo podríamos decir si nos cortáramos todos las piernas o la lengua, pues también caeríamos en la esclavitud, ya que no podríamos deambular ni debatir. Su artículo en el fondo no es sino la aceptación de la alienación de Hegel, y culpar al liberalismo de los cien millones de asesinatos realizados por los comunistas en el siglo XX, simplemente no se lo tolero. Ni de la autocracia socialista de hoy. En este caso, y puesto que no da alternativa y le supongo conocedor no ya de la tradición del liberalismo en España sino de que es la única filosofía que mantiene su vigencia en pleno siglo XXI, no voy a caer en la pedantería de citar los centenares de autores modernos y posmodernos que la proclaman y la defienden ante el Estado Leviatán que nos estamos dando. Puede visitar nuestra web y encontrará información para no volver a gritar como los segui- dores de Fernando VII: ¡Vivan las caenas y muera la libertad! Parece que lo que le gustaría es que volviera la Inquisición. La verdad es que con detractores como usted, desde la derecha atrabiliaria, no estamos muy lejos de ello. Es más, en todos los actuales partidos ya existe: el que se mueve no sale en la foto Alfonso Guerra dixit Un elogio y una crítica son las causas de la carta de ROSA DE LERA LÓPEZ, que nos da la enhorabuena por la nueva sección de Enfoque, pero no podría estar más en desacuerdo con la imagen que aparece de Soraya Sáenz de Santamaría bajo los capciosos titulares de El noble arte del cortejo y Soraya, entre algodones Asimismo, se califica como caballerosa la labor de sus compañeros al arroparla en su estreno en el Congreso. Si ha sido nombrada en ese cargo es porque tiene la misma capacidad, al menos, que sus compañeros varones y no necesita que nadie la proteja en ese afán paternalista y sexista que impregna la política española. Apoyemos los pasos pequeños pero importantes de las mujeres en los ámbitos de poder (al menos político) y no les pongamos zancadillas, por favor El artículo Pennsylvania, ¿final o principio? (21 de abril) de José María Carrascal, es el motivo del e- mail de MANUEL DELGADO, para quien, como profesor del Departamento de Español de la Universidad de Lewisburg (Pennsylvania) los artículos de Carrascal suelen tener gran enjundia y merecen mi admiración por su tino y estilo. No obstante- -aclara- algunas de sus afirmaciones respecto al Estado de Pennsylvania con motivo de las elecciones primarias del candidato demócrata llaman la atención por cierto tinte de inexactitud tanto histórico como político. Dice: Y le ha tocado a Pennsylvania ser quien decida. Alguno criticará que un Estado decida por cincuenta. Pero son las cortedades de la democracia, el sistema político menos malo. Y siempre será mejor que si lo decidiesen los mandamases del partido a puerta cerrada, como ocurre en tantos países, el nuestro incluido El buen o mediano conocedor de la realidad política norteamericana- -replica el lector- -sabe que Pennsylvania no decide por cincuenta. Se trata de un Estado más ejerciendo su derecho. Un suma y sigue de unos votantes que como el resto de los estadounidenses ejercen su derecho a voto más tarde que muchos, pero que no deciden por cincuenta Otra frase del artículo de Carrascal- De momento, lo que urge es saber qué ocurre en Pennsylvania, que desde que albergó a los padres de este país para escribir la Constitución, nunca había vuelto a interpretar un papel tan importante en su historia tampoco hace mucha justicia a la gran historia económica, industrial, social y política de ese Estado. Pensylvania, antes y por encima de la mayoría de los otros 49 Estados, fue el motor e impulsor de esos componentes indicados, los cuales han hecho de Estados Unidos lo que fueron y lo que son dentro del concierto mundial Gran artículo sin duda el de Larry Siedentop en la Tercera del día 22 de abril- -sostiene JESÚS GÓMEZ MADRIGAL- Sin embargo, como cristiano, me siento llamado a hacer una matización: creo que Siedentop se equivoca al etiquetar peyorativamente de fundamentalismo cristiano al hecho de recordar lícita y pacíficamente los valores cristianos positivos a una sociedad fundamentada en ellos, y que con frecuencia los olvida. Y se equivoca también al meter en el mismo saco anticonceptivos, aborto y homosexualidad. En el primero y último hablamos de una opción moral personal, mientras que en el aborto está en juego el hecho gravísimo de decidir sobre una vida ajena. Creo que intentar concienciar sobre esto no es fundamentalismo cristiano, sino humanitarismo occidental del de toda la vida Observo- -se lamenta JOSÉ MARÍA BERNAD ANDREU- -ha desaparecido la columna en la que se hacía un resumen de la prensa extranjera, siempre referida a aspectos destacados de nuestra política interna. Esta información era muy interesante y no comprendo el motivo de que se haya eliminado lectores abc. es