Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MADRID SÁBADO 26 s 4 s 2008 ABC Un actor metido a líder vecinal Además de protagonizar películas y obras de teatro, el actor Carmelo Gómez desarrolla hace tiempo otra actividad: la de líder vecinal que reivindica al Ayuntamiento más control urbanístico POR SARA MEDIALDEA FOTO: CHEMA BARROSO MADRID. Ha tenido que intervenir un actor conocido, Carmelo Gómez La carta esférica Territorio comanche Secretos del corazón El perro del hortelano Días contados y una institución de tanta autoridad como el Defensor del Pueblo, para que el Ayuntamiento comience a investigar si hay alguna irregularidad urbanística en la zona del barrio de Canillas (Hortaleza) más cercana a Arturo Soria, una antigua colonia de chalets y casitas con jardín que la voracidad urbanística está transformando de forma que parece irreparable. El tirón del actor ha conseguido atraer sobre el problema más ojos que los de los propios interesados: los vecinos con más tradición en el lugar, preocupados porque ven sus casas bajas con jardín rodeadas, casi de la noche a la mañana, por paredes de dos y tres pisos de altura, que les cercan y están, dicen, expulsando a los vecinos de toda la vida Carmelo Gómez se mueve con soltura ante las cámaras y entre los periodistas; le sobra oficio. En este caso, su papel es el del líder vecinal reivindicativo. Él y un grupo vecinos han creado una asociación, Urbe, encargada desde hace muchos meses- -en realidad, años- -de denunciar lo que consideran irregularidades urbanísticas: zonas verdes que desaparecen en las nuevas construcciones, edificios que exceden la volumetría autorizada, permisos para viviendas unifamiliares horizontales Tras meses de denuncias ante la junta municipal de Hortaleza- -donde entregaron un voluminoso dossier que documentaba sus sospechas- Carmelo Gómez y el resto de los asociados optaron por acudir a instancias superiores. Primero, al alcalde, al que conozco dice el actor: le envió varias cartas, que le respondían remitiéndole a la junta del distrito. El siguiente paso fue el Defensor del Pueblo, a cuya oficina enviaron también su dossier- denuncia el 23 de mayo de 2007. La respuesta ha llegado este mismo mes de mayo, en términos bastante duros para el Gobierno local. En efecto, en su análisis de la situación, el adjunto segundo del Defensor del Pueblo señala, sobre las denuncias vecinales, lo inexplicable que re- Casi un año después Carmelo Gómez- -izquierda- -explica ayer sus dudas sobre la legalidad de algunas construcciones sulta que los vecinos presentaran en mayo del 2007 su informe y hayan transcurrido más de nueve meses sin que hasta la fecha se haya practicado visita de inspección Una labor que es, recuerda a las autoridades, una potestad de ejercicio inexcusable que tiene atribuída el Ayuntamiento obra la concejal de Urbanismo, Pilar Martínez. Carmelo Gómez, completamente metido en su nuevo papel guió ayer a los medios de comunicación en un recorrido por las tropelías del barrio, y no se cortó a la hora de criticar a la Administración local. A su lado, el portavoz de IU, Ángel Pérez, le prometía apoyo para sus quejas, que trasladará al próximo pleno. Este ejemplo de lo anarquista que puede ser la derecha en la ordenación de la ciudad le sugiere a Pérez que, tal vez, Ruiz- Gallardón termine reivindicando a Bakunin; desde el punto de vista urbanístico, claro Pasividad municipal El Defensor del Pueblo se sorprende porque nueve meses después de las denuncias, éstas no hayan sido inspeccionadas Por todo ello, no se recata en hablar de la pasividad mostrada por la Administración local no sólo en la tramitación de las denuncias de esta asociación de vecinos sino, en general, en el ejercicio de la protección de la legalidad urbanística Como conclusión, la oficina del Defensor del Pueblo le ha sugerido al Ayuntamiento de Madrid, informalmente por el momento, que proceda a atender las peticiones concretas de los vecinos. Una labor a la que ya se ha puesto manos a la