Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA SÁBADO 26 s 4 s 2008 ABC Una avioneta cargada Dos hombres intentan secuestrar de droga se estrella en Seseña al hijo de El Pocero en una finca de Botín Murieron el piloto y otro tripulante, hay un herido y fue detenido otro individuo VICENTE PEÑA LUCIANA (CIUDAD REAL) Dos personas murieron ayer al estrellarse ayer la avioneta en la que viajaban junto a un tercer individuo en la finca Los Castaños propiedad de la familia del banquero Emilio Botín, situada en el término municipal de Luciana (Ciudad Real) y en donde, al parecer, pretendía aterrizar. Mientras fuentes del Banco Santander se apresuraban a desmentir que ningún familiar viajaba a bordo de la aeronave, posteriores investigaciones determinaron que se trataba de unos narcotraficantes que transportaban más de 273 kilos de hachís repartidos en nueve fardos y que procedían a tomar tierra en el aeródromo de la finca para, con posterioridad, trasvasar la droga a varios vehículos que esperaban en la zona. Al cierre de esta edición se desconocen las causas del impacto que, finalmente, tuvo lugar en un barranco de la finca denominada Martirene colindante con la del presidente del Banco Santander. Ya se ha abierto la pertinente investigación técnica para conocer cómo se produjo el siniestro. Según explicó a Efe el delegado del Gobierno en Castilla- La Mancha, Máximo Díaz- Cano, como consecuencia del accidente, que tuvo lugar pasado el mediodía a la altura del kilómetro 257 de la N- 430, las dos personas que perdieron la vida fueron el piloto, marroquí de 28 años y cuya identidad corresponde con las iniciales H. B. y el copiloto, de 25 años, cuyas iniciales son J. F. Q. D. de nacionalidad española. El tercer ocupante, al parecer, ha resultado herido. Además, la Subdelegación del Gobierno afirmó que la Guardia Civil detuvo a un joven de 22 años, de nacionalidad española, identificado como A. F. C. por un delito contra la salud pública, por tráfico de drogas, que se encontraba, supuestamente, a bordo de un vehículo esperando la mercancía que transportaba la avioneta. El uso de avionetas para transportar droga como la accidentada en Luciana empezó a conocerse en España en los años noventa y fue a finales de esta década, en 1999, cuando la Guardia Civil desarticuló la primera red de narcos especializada en este sistema. En aquella ocasión, los agentes detuvieron en también en Ciudad Real y Tarragona a los integrantes de una banda que introducía grandes alijos de hachís en la Península, procedente de Marruecos, en una avioneta para posteriormente distribuirla por toda España. Según fuentes policiales, estas redes suelen recoger la droga en el norte de Marruecos y utilizan avionetas y helicópteros para trasladarla a la Península, donde la depositan en naves industriales alejadas de los núcleos de población para, posteriormente, distribuirla. Tras un forcejeo con Hernando, que incluyó golpes con la culata de una pistola, los dos hombres huyeron en un BMW MERCEDES VEGA TOLEDO. Dos individuos intentaron secuestrar ayer a Francisco Hernando del Saz, hijo del conocido constructor Francisco Hernando, El Pocero en la localidad toledana de Seseña. Tras forcejear con él y golpearle en la cabeza con la culata de una pistola, los dos individuos huyeron en uno de los dos coches en los que habían accedido al núcleo urbano de Seseña, informaron fuentes próximas a la investigación. Alrededor de las 14.30 horas, Francisco Hernando del Saz circulaba por Seseña con su Audi A 8 cuando un BMW le cortó bruscamente el paso. De este vehículo descendió un in- dividuo que obligó a salir del Audi al hijo del popular constructor, con ayuda de un segundo individuo, que irrumpió en la escena a bordo de un Citroën Xsara. Tras un forcejeo con Francisco Hernando del Saz, que incluyó golpes con la culata de una pistola, la víctima consiguió que uno de los asaltantes Francisco Hernando del Saz ABC La Guardia Civil cree que la forma de actuar de los agresores demuestra que eran poco profesionales Identidades Camión de bomberos apedreado por algunos vecinos de Écija EFE Al menos quince detenidos en Écija por los ataques contra los bomberos L. F. SEVILLA. La Policía ha detenido a quince personas relacionadas con los ataques a los bomberos que participaron en la extinción del incendio de la calle Haya de Écija, donde murieron seis personas de una misma familia. Anoche se realizaron los últimos arrestos, aunque no se descartabaalguno más. Fuentes policiales explicaron que la operación comenzó sobre las siete de la mañana, cuando decenas de agentes detuvieron a siete individuos acusados de provocar el tumulto del pasado domingo. Posteriormente, los agentes practicaron dos nuevas detenciones a lo largo de la mañana y no se descarta el arresto de cuatro o cinco personas más, ya identificadas. Todos los detenidos son varones, mayores de edad y vecinos de la barriada de Las Moreras, si bien no hay familiares de las víctimas. La Policía imputa a estos individuos varios delitos por atentado a bomberos por su condición de agente de la autoridad y por desórdenes públicos y daños. Vario arrestados tienen antecedentes por tráfico de drogas, amenazas y coacciones. La Policía destacó que los familiares de los fallecidos han colaborado en todo momento en las investigaciones que han acabado en esta operación. perdiera un arma, por lo que los dos agresores huyeron dejando abandonado en el lugar de los hechos uno de los coches. Hernando quedó en el suelo malherido y sangrando, y fue atendido por uno de los obreros que trabajan en la construcción de la macrourbanización El Quiñón que dio aviso al Servicio de Emergencias 112. Una patrulla de la Policía Local trasladó al herido hasta el Consultorio Local, donde recibió atención médica por tres heridas incisas en la cabeza y contusiones en todo su cuerpo. Al parecer, fue trasladado a una clínica de Madrid, aunque se encuentra fuera de peligro. La Guardia Civil, que se ha hecho cargo de la investigación, puso en marcha un dispositivo de búsqueda del BMW en el que huyeron los agresores. Fuentes de la investigación indicaron a ABC que por su forma de actuar los agresores han demostrado que eran poco profesionales, y que es muy probable que conocieran a la víctima y el intento de secuestro fuera una maniobra desesperada para conseguir dinero. Además, se está analizando el otro vehículo que abandonaron, y no se descarta una identificación rápida debido al cotejo de las huellas dactilares. El alcalde de Seseña, Manuel Fuentes, dijo que el agredido es uno de los cuatro hijos del constructor, precisamente con el que el Ayuntamiento tiene más relación dado que es el responsable de la oficina de promoción de las 13.500 viviendas de El Quiñón que su padre está construyendo en esta localidad toledana. Fuentes confirmó que Francisco Hernando se encuentra bien y que nada más tener noticia de la agresión se desplazó hasta el consultorio para ver a su hijo, con el que mantuvo una conversación, aunque le vio un poco aturdido