Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES SÁBADO 26 s 4 s 2008 ABC DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO DIRECTOR: ÁNGEL EXPÓSITO MORA Director Adjunto: Eduardo San Martín. Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer, José Antonio Navas y Pablo Planas. Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado. Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro. PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: JOSÉ MANUEL VARGAS PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área de Publicidad: Adolfo Pastor Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera MOCIONES SIN ÉTICA CONTRA ANV A vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, debió precisar la identidad de los destinatarios de su crítica cuando llamó ayer indignos a los concejales que no han apoyado las sedicentes mociones éticas pactadas por el PNV y el Partido Socialista de Euskadi para instar la dimisión de los alcaldes de ANV Tal preci. sión es necesaria porque entre los concejales que se abstuvieron está ladelPartido Popular en el Ayuntamiento deMondragón, Iciar Lamarain, quien de indigna no tiene nada. Todo lo contrario. Sería realmente un ejercicio de máxima inmoralidad que el Gobierno intentara ahora responsabilizar al PP de que en Mondragón haya una alcaldesa proetarra. Al margen de que la decisión de Lamarain de abstenerse en la moción ética contra ANV en Mondragón no fuera la más acertada, desde una perspectiva puramente política, el fracaso de esta iniciativa de PSE y PNV al igual que la que ayer fue rechazada en el consistorio de Hernani- -sí apoyada por el concejal del PP- se enmarca en la política sin ética que ha seguido el Gobierno socialista en relación con la izquierda proetarra. Aunque las mociones de Hernani y Mondragón hubieran salido adelante, sus efectos serían tan nulos como los de su fracaso, porque el planteamiento deestas iniciativas es pueril: esperar que los alcaldes de ANV dimitan si no condenan a ETA. En la localidad navarra de Villaba se aprobó la moción y nada ha cambiado. Resulta asombroso que los socialistas vascos aún confíen en que es posible crear cargos de conciencia en los proetarras y redimirlos con buenas palabras para la causa de la democracia. Es asombroso y preocupante, porque suena a coartada para no tomar otras decisiones. La ética en la lucha democrática contra ETA y sus secuaces está recogida en la ley de Partidos Políticos y en el Código Penal, leyes ambas que fueron maniatadas por el Ejecutivo con la colaboración impagable del fiscal general del Estado. Si el PSE quería iniciar una ofensiva política contra los alcaldes de la izquierda proetarra, el único instrumento adecuado es la moción de censura. L Los socialistas, con sus melífluas mociones éticas han logrado que se haga bien visible la división en la sociedad vasca y la impotencia para corregir, al margen de la aplicación estricta de la ley, los daños causados por las cesiones del Gobierno socialista durante el proceso de negociación. Porque la presencia de ANV en los ayuntamientos vascos fue una cesión en toda regla del Gobierno de Rodríguez Zapatero, basada en una gestión de contrapartidas con ETA. Ahora se ven con claridad las consecuencias de aquella irresponsable estrategia y sería un acto de humildad que los socialistas no vieran tanto la paja en el ojo ajeno y recordaran todas y cada una de las ocasiones en las que se abstuvieron o votaron en contra de las proposiciones del PP para ilegalizar a ANV o al Partido Comunista de las Tierras Vascas. Tampoco elPNV se eximede culpa política por apoyar ahora estas mociones sin contenido, porque su estrategia de soberanismo y enfrentamiento con el Estado legitima a ETA en su violencia terrorista. De nada sirve que los peneuvistas pidan a los concejales de ANV que dimitan por no condenar a ETA, cuando, al mismo tiempo, retroalimentan el discurso de ETA impugnando elsistema constitucionaly estatutario. Además, el mantenimiento del Gobierno de coalición con Izquierda Unida, cada día más servil a la izquierda proetarra, y el apoyo explícito a las consultas soberanistas del lendakari desmontan la veracidad de cualquier teórica rectificación del PNV El Gobierno no actuó éticamente al negociar con ETA a espaldas del PP ni ocultándoselo a las víctimas del terrorismo. Tampoco hubo ética en ciertas decisiones del fiscal general del Estado ante los tribunales de Justicia que habían de juzgar a los proetarras, porque no servían al Estado de Derecho, sino a los intereses políticos del Gobierno. No hubo ética en la gestión de la tregua por parte del Ejecutivo, porque dio por verificado un alto el fuego inexistente. Con estos antecedentes, hablar ahora de mociones éticas contra ANV y afear conductas de los ediles del PP revelan un considerable cinismo. QUE IRÁ A PEOR UN PÉSIMO PARO D el color de rosa con el que el Gobierno pintaba la economía hemos pasado al ámbar de peligro, derivado de unos datos objetivos que confirman lo que las expectativas hacían temer hace ya meses. El Gobierno se escuda en las adversas condiciones internacionales pero no son pocos los que vienen advirtiendo desde hace más de un año que el ciclo había tocado techo y que el crecimiento cambia de sentido. Hay circunstancias internacionales, pero también nacionales, y tanta desidia como errores de juicio. Los datos de empleo proporcionados por la EPA revelan que desde el pasado verano el paro ha crecido en 400.000 personas y la ocupación ha descendido en más de 100.000, cifras contundentes que ponen de manifiesto la dimensión de la crisis y una caída intensa de la actividad que no ha tocado fondo, ni mucho menos. Con esos datos, el Gobierno ajusta sus previsiones, como no podía ser de otra manera, y vuelve a vender optimismo: el crecimiento- -dice- -será del 2,3 por ciento durante 2008 y el próximo año, lo que permite seguir creando empleo, aunque sea poco, pero también incrementando el paro. Las nuevas previsiones se siguen quedando cortas, incluso antes de empezar a funcionar las medidas de política económica adoptadas por el Gobierno la semana pasada y que los agentes económicos han recibido sin entusiasmo por no responder a la dimensión que va tomando la economía. Malos datos de empleo, pero quizá mejores que los que están por llegar. UN GESTO L INSUFICIENTE a cultura china representa, en muchos aspectos, un modelo de sutileza, lo que obliga a valorar todos los aspectos de un gesto como el que se anunció ayer y que abre una ventana a la posibilidad de diálogo entre el Gobierno de Pekín y el Dalai Lama. Sin embargo, decir que será solo con un representante del líder espiritual de los tibetanos, anunciarlo a través de un funcionario anónimo y publicarlo sin demasiado alarde en los medios oficiales del régimen no es todavía una fórmula lo bastante franca para desbloquear la situación. El Gobierno chino no puede dar la impresión de estar cediendo a las presiones internacionales, menos aún después de haber consentido una exacerbación de los sentimientos nacionalistas, porque sería la primera víctima de la iras de su ciudadanos. Pero si lo que pretende es resolver los problemas de fondo que lastran su soberanía sobre el Tíbet- -y no sólo cubrir el expediente coincidiendo con la visita de la Comisión Europea- -debe ir más allá de este gesto.