Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 VIERNES deESTRENO VIERNES 25 s 4 s 2008 ABC El niño es un lobo para el niño Tras el aperitivo de su debut, Juan Cruz y José Corbacho han preparado Cobardes un plato más fuerte sobre el acoso escolar, uno de esos terrores cotidianos que nos afectan más que las situaciones extremas FEDERICO MARÍN BELLÓN MADRID. La segunda película de José Corbacho y Juan Cruz prescinde del sabor a comedia de Tapas para acometer un encargo de Julio Fernández, máximo responsable de Filmax. El productor desveló en la presentación de Cobardes lo más terrorífico que hemos hecho -que su realización era una vieja deuda que había comentado muchas veces con uno de sus hermanos, víctima de esa lacra social que es el matonismo o acoso escolar, que no hace falta disfrazar con nombres en inglés: Teníamos claro que había que hacer algo confirma. Cobardes está protagonizada por un grupo de chavales arropados por los experimentados Elvira Mínguez, Lluís Homar y Antonio de la Torre, además de Paz Padilla, que ha cumplido uno de sus sueños, participar en un drama. Estaba marcada por la comedia y se me negaba hasta la oportunidad de probar Con gran humildad, aseguró que no quería estropear la película aunque siempre sintió el apoyo de todos, sobre todo de Lluís Como comentó Corbacho, los chicos no son los únicos abusadores de la película. Los niños que acosan al protagonista, éste con su hermana, el jefe con su empleado, la madre que sabe y no hace nada, los medios de comunicación... El director explica que casi todo el mundo agacha la cabeza alguna vez. En Tapas nos gustaba que cada personaje tapara una cosa, mientras que aquí todos son cobardes y todos son valientes La comparación entre ambos títulos no sólo viene marcada por el cambio de género: Cobardes es una película más dura y desesperanzadora, pero ambas tienen un ADN común, la incomunciación y el aislamiento de las personas Pese a todo, sus creadores han huido del típico final trágico. Juan Cruz asegura que no querían ser demasiado evidentes. Es más duro sugerir que mostrar una muerte o un suicidio y acabar con una auténtica Eduardo Garé es la víctima de la película, perseguido por un grupo de chavales que intentan justificar la existencia de Herodes tragedia Corbacho añade que lo que buscaban era una película real y cotidiana y, por suerte, no muchos chavales acaban suicidándose. Para nosotros era mucho más demoledor el sufrimiento. Esos terrores cotidianos nos afectan más que las situaciones extremas. El final es uno entre los mil posibles El director relata que incluso rodaron otros alternativos, pero nos gustaba que no pasara nada, aunque pudiera acabar pasando Durante la presentación de la cinta, surgió un pequeño debate sobre la proliferación actual de casos como el que se muestra en pantalla. No creemos que ahora ocurra con más frecuencia que hace treinta años dice Cruz, pero la tecnología ayuda a que sea más contundente. El grado de humillación también es más grande. Antes nos dábamos una colleja o te llamaban Dumbo o cabezón y no salía de ahí; ahora el grado de exposición pública aumenta la humillación Los adolescentes se parecen, pero el entorno ha cambiado mucho sentencia Corbacho, quien se muestra más que satisfecho con el trabajo con los chavales. Nos preocupaba el grado de compatibilidad con la realidad, que la película no chirriara. Contradecimos a Alfred Hitchcock cuando decía que no hay que rodar con animales y con niños. No es verdad. Seguro que él lo pasó peor con algunas de las rubias con las que rodó De los protagonistas, Elvira Mínguez fue la única que confesó haber pertenecido de pequeña al bando de los acosadores. Era una macarra admite. Paz Padilla también se desmarcó de la corrección política y admitió que a su hija le recomienda la patada en los huevos para defenderse. Hitchcock decía que no hay que rodar con animales y con niños. No es verdad. Seguro que él lo pasó peor con algunas rubias Proyecto dos España 2008 105 minutos Género- -Thriller Director- -Guillermo Groizard Actores- -Adrià Collado, Lucía Jiménez, Nuria Gago, Manolo Zarzo Cromo repe JAVIER CORTIJO Como diría algún escéptico posunamuniano y pasivo: si es que todo está más que inventado Incluso en un tema tan de rabioso hoy en día como la clonación, que el séptimo arte trató con carismática solvencia en su vertiente bufa Mis dobles, mi mujer y yo y siniestra- regomella Los niños del Brasil Pero como el cine español está crecido y hasta sobrado, lo mismo se atreve con Adrià Collado y José María Pou, en Proyecto dos temas hace poco tabús (más que nada por la alarma roja de alipori) como el apocalipsis sureño o las máquinas de copiar gente (y esta vez no es mortadelismo) Y lo bueno es que tampoco les sale mal del todo. Una de las claves está en lo fácil que es imaginar a la nueva hornada de directores como Martin Tupper, el de Sigue soñando pegados a la tele desde la primera papilla y sacándose el máster en acción y persecución. Así, no es de extrañar que Guillermo Groizard luzca en las alforjas de su currículo series como Policías o Cuenta atrás cuyos estilos y lenguajes están más que presentes en este Proyecto dos ¿o Dios? una intriga seudopolicial y co-