Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 25- -4- -2008 81 Matthew McConaughey y Kate Hudson se convierten en buceadores cazatesoros en Como locos... a por el oro -KH: No me acuerdo. ABC -MM: ¿Vale una bola de petanca? -KH: Chris perdió el anillo de casado jugando al fútbol en la playa. -KH: Sí, debería haberme dado cuenta entonces... Pero fue verdad. Estábamos en Rhode Island. Cavamos por toda la playa y no pudimos encontrarlo. Un admirador del grupo Black Crowes se quedó ahí dos días, con un detector de metales, hasta que encontró el anillo y nos lo devolvío. Fue increíble. ¿Alguna vez encontraron un tesoro de verdad en la playa? ¿Alguna joya perdida? EL AMOR NO ES LA ÚNICA CATÁSTROFE Decenas de cazatesoros pugnan hoy por expoliar restos de las flotas de 1715 y 1733. Desde ese punto de vista, este filme romántico está basado en hechos reales POR JESÚS GARCÍA CALERO MADRID. No son tan apuestos como Matthew McConaughey, y calzan apodos muy extraños. Buceadores profesionales como Frogfoot (pie de rana) o Bull shark (tiburón toro) han estado hurgando en los restos de la flota española de 1715, y también en la de 1733, ambas hundidas por huracanes. Algunos cazatesoros han ido más allá y han exigido ante los tribunales de Florida su exclusividad para explotar algunos yacimientos de los que extraen el oro para su venta a través de internet. Lo malo es que, según informó ABC en los primeros días de marzo pasado- -gracias a la denuncia de un abogado, José María Lancho- es una catástrofe arqueológica que se encuentra en un punto de difícil retorno. Primero, por el avance tecnológico que permite a los cazatesoros una precisión que antes no soñaron, y después porque los parques nacionales de EE. UU. dan permisos sin garantías arqueológicas, o al menos teniendo mucho más cuidado por preservar la fauna y la flora que la historia. Son ya casi una floreciente industria local que, tras décadas de expolio, no ha producido ni un solo artículo científico que amplíe nuestro conocimiento del pasado. Aunque España pleitea en Tampa con la empresa cazatesoros Odyssey Marine Exploration, imputada en contraban- ¿Y se creyó esa excusa? Más información sobre la película: www. comolocosaporeloro- es. com do y daños al patrimonio por un juzgado de La Línea de la Concepción, lo cierto es que en la Justicia de EE. UU. será lento- -casi imposible- -detener la catástrofe arqueológica, debido a que los magistrados permiten a los cazatesoros mantener en secreto o en suspenso la identificación de los pecios que han hallado. Para siempre. Esta comedia romántica es la prueba fehaciente de que el amor no es la única catástrofe que rodea a los valientes aventureros que van como locos a por el oro español. La verdadera catástrofe tiene más que ver con pecios reventados como cajas fuertes, huesos de marinos removidos, historia destruida y mucho, muchísimo papeleo judicial inerme.