Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 VIERNES DE ESTRENO www. abc. es cine VIERNES 25 s 4 s 2008 ABC Nos sumergimos en la madre naturaleza tanto como pudimos Kate Hudson y Matthew McConaugheys McConaughey Actores de Como locos... a por el oro ABC habló en Santa Mónica con los protagonistas de la nueva película de Andy Tennant Ana y el rey en la que también aparece el veterano Donald Sutherland. La cinta cuenta la búsqueda de un tesoro del siglo XVIII perdido junto a las llaves, en el fondo del mar POR FABIÁN W. WAINTAL HOLLYWOOD. Ni las nubes o la lluvia logran empañar el paisaje de la playa en Santa Mónica. Las olas están tan grises como el cielo y desde la suite 720 del hotel Casa del Mar se ve la lujosa piscina rodeada por palmeras y una desierta playa donde un grupo de gaviotas no se preocupa por el clima. Allí, Matthew McConaughey y Kate Hudson hablan de la película Como locos... a por el oro que rodaron en las playas de Australia y Bahamas. También tratamos otro tipo de clima, como el nublado momento por el que pasa Kate después de su divorcio con Chris Robinson o el más cálido de Matthew, ahora que anunció su próxima paternidad. jan de hacer en la vida real para evitar a los papparazzi? envía saludos a Penélope Cruz vir la situación de la película y ver a Kate Hudson reconciliándose con su ex marido? -KH: ¿Chris y Yo? Nunca digo nunca, pero hay una razón por la cual no estamos juntos. Nadie se divorcia por una causa frívola. Al menos yo no lo hice. No sucedió de la noche a la mañana. Fue un proceso que precisa un buen análisis. ¿Cómo reaccionan cuando se publica que hubo algo entre ustedes durante el rodaje de esta película? ¿Es cierto que sus padres le dijeron que nació por accidente? -Matthew McConaughey: (Sin parar de reír) Sí, es verdad. Creo que les llevó cinco años cumplir con el accidente. -Kate Hudson. Yo creo que también fui un accidente. ¿Y este bebé también lo es? -MM: No. -KH: ¡Sabía exactamente lo que estaba haciendo! ¿Hay alguna posibilidad de revi- -KH: Siempre tratan de involucrarme con todos. No puedo hablar con el que sirve café en Starbucks sin que me relacionen con él. -MM: A mí me sacaron una foto caminando del brazo de mi madre y publicaron el subtítulo ¿Quién es la rubia? -KH: Parece un chiste, especialmente estando soltera. Tampoco podemos salir y tomar acciones legales contra una revista, porque no queremos involucrar a la otra parte sin terminar con un problema peor. No le importa a nadie, todos lo sabemos. ¿Cuál fue el último rumor? Ah, sí, que estaba besándome con Justin Timberlake en un bar. ¿Hay algo en particular que de- E. J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Con un hola, hola en castellano acogió Matthew McConaughey la pregunta sobre su relación con España, en la presentación europea de Como locos por el oro en Londres. Envío saludos a Encarnación, a Mónica, a Edu y a Pe añadió, repasando los nombres de la madre y los hermanos de Penélope Cruz, con la que formó pareja durante poco más de un año. No se aventuró mucho en castellano, porque en España sólo ha estado tres o cuatro tiempos pero se mostró convencido de tener suficientes nociones sobre el carácter español como para poder optar al reparto de alguna película de Pedro Almodóvar. Estuve con él en Madrid. ¡Qué tipo más interesante! Sería fenomenal trabajar con él continuó ya en inglés. En uno de sus encuentros con Almodóvar a los que acudió con Penélope, contó McConaughey que cenaron con otro director. Fuimos a cenar huevos con patatas. ¿Se llaman papas fritas, no? Y este director, nada más ver eso, dijo algo así como: ¡Dios mío, con eso me va a dar un ataque al corazón! Pedro se acercó y comentó: El placer no hace daño refirió McConaughey entre risas, dándole una insinuación sexual a esa última frase. -MM: ¡Por Dios, sí! -KH: Hay veces en que prefiero no salir a ningún lado. Para ser honesta, pienso que son malvados, te acosan. Y creo que afectan a mi hijo. Una noche me dijo que le dolían los ojos por el flash. Apenas tiene cuatro años. Es injusto para él. Conmigo, no hay problema, que me saquen todas las fotos que quieran, pero mi hijo no eligió esto. Además, hay fotógrafos muy agresivos. Ahí es cuando les pierdo el respeto. ¿La persiguen más fotógrafos desde que se divorció? -KH: Empeoró cuando me quedé embarazada y después nunca paró. ¿A Matthew le cuesta menos por ser un hombre? ¿Un par de golpes solucionan el problema? -MM: No, todavía no me dieron una buena razón para hacerlo. Pueden ser bastante molestos y, en general, cuando voy a algún lado, ya sé que van a estar ahí. Entonces me paro y les digo que podemos hacerlo fácil o muy difícil para ellos y para mí. Les digo que me saquen fotos desde lejos, pero nada de mi casa o cualquier propiedad privada. ¿En medio de la filmación de Como locos... también había paparazzi? ¿Cómo resultó la filmación en los exóticos paisajes de Australia? -MM: Si hay algo que refleja la película es que nos sumergimos en la madre naturaleza tanto como pudimos. Tenía la playa adelante y la selva a mi espalda, con un acantilado espectacular al costado. Necesitaba mirar lo que pasaba por el agua o lo que venía por las montañas, o incluso el cielo. -KH: La primera mitad del rodaje estuvimos en Puerto Douglas y la Isla de Los Lagartos, en medio de la nada. Como locos... a por el oro EE. UU. 2008 113 minutos Género- -Comedia Director- -Andy Tennant ActoressMatthew McConaughey, Kate Hudson, Donald Sutherland, Ostentación de torso JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Parece difícil de creer, pero hay quien hace películas para realizar una Pasarela Cibeles de bañadores. No hay más. Es- ta de Andy Tennant es sólo una más de tesoros hundidos y buscadores buenos y malos. Pero es lo de menos porque la filmación entera es una excusa para enseñarnos el moreno torso, con chocolatinas abdominales incluidas, de Matthew McConaughey. Eso y sus dientes blancos blanquísimos son el eje central de la película. El ex de Pe se tira tres cuartos de película en bañador, tirando de sonrisa socarrona e intentando sacar a pasear un aire socarrón en plan Bruce Willis, que ya le gustaría. El resto es mucha agua cristalina, bellos pa- rajes (bellísimos, eso sí) y una manera como otra cualquiera de pasar el rato sin mayores pretensiones. La película, cuyo título da ganas de echar a correr, tiene además de a McConaughey, a Kate Hudson, que pasa por la misma de puntillas. Para anécdota, señalar que en el cartel oficial de la película le retocaron la delantera para que así pudiera tener más sustancia que su partenaire, que le ganaba por goleada, como bien se ve luego en directo. Y pensar que Owen Wilson casi palma por ella. Lo que hay que ver... ¿Es verdad que Kate tenía miedo y se puso a llorar desconsoladamente? -KH: Sí, la primera vez que buceé fue algo muy emocionante, porque nunca había experimentado algo parecido en el océano. Era hermosísimo. KH: Claro, al principio, hasta que los ves y te das cuenta de que a ellos no les importa. ¿El miedo era por los tiburones? ¿Probaron el remedio de orinar sobre la picadura de las medusas? Hay todo un capítulo de Friends dedicado a eso. ma que por algún tiburón. -MM: Es que hay más personas que toman refrescos que las que nadan con tiburones. Pero teníamos que preocuparnos si veíamos un tiburón herido que no fuera tan rápido como los otros; al no poder cazar su comida, éramos una presa fácil. KH: En Australia, además, hay muchas medusas mortales. -MM: No tienen hambre, tienen comida de sobra. -KH: Además, me dieron otras estadísticas: muere más gente al año porque se les cayó una máquina de bebidas enci- -MM: (No puede parar de reír) ¿Hay que pedirle a otra persona que te haga el favor? -KH: A mí me pasó cuando era chica. Alguien tuvo que orinar en mi pie, en Ibiza. Tenía dos años. ¿Funcionó como remedio?