Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 25 s 4 s 2008 Secuestro en el Cuerno de África ESPAÑA 21 Los rehenes se confiesan por primera vez desanimados Continúa la diplomacia en Mogadiscio, mientras se prepara un posible rescate ÍÑIGO DOMÍNGUEZ ENVIADO ESPECIAL MOMBASA. El secuestro del atunero español Playa de Bakio en Somalia con 26 marineros a bordo, entre ellos ocho gallegos y cinco vascos, llegó ayer a su primer momento de estancamiento, después de cuatro días de cautiverio. Tras los avances del inicio, con noticias tranquilizadoras sobre el estado de la tripulación y la apertura de vías de negociación, ayer llegó el momento de la calma tensa, con ausencia de novedades, mientras se tejen las fórmulas de un posible rescate. El tiempo que pasa sin resultados visibles comienza a pesar y ayer se reflejó en los comentarios de los rehenes. Como en días anteriores, los piratas permitieron al capitán, el gallego Amadeo Álvarez, hacer una llamada telefónica para hablar con su familia. Esta vez, aunque confirmó que los marineros están bien, confesó que veía mal la situación que las cosas no estaban bien y estaba desanimado según relató su esposa. En cuanto a dónde se encuentran los rehenes, hubo informaciones contradictorias. El día anterior indicaron en sus llamadas que habían desembarcado y se encontraban en tierra. Sin embargo, ayer, el armador refirió a las familias que seguían en el barco. Como viene sucediendo, las llamadas de la tripulación deben cogerse con alfileres en lo que respecta a los detalles, pues hablan vigilados por los piratas y dicen lo que les ordenan. aquel caso los rehenes no se movieron del barco y cuando los piratas dejaron la nave, seis de ellos fueron detenidos por fuerzas especiales francesas. Las mismas fuentes subrayan que los piratas son extraordinariamente sensibles al efecto de sus actos en el exterior y están bien informados luego pueden jugar con la información que dejan salir a través de los rehenes, la única existente. A nivel oficial, el mutismo sobre las negociaciones del frente diplomático es absoluto. El embajador español en Kenia, Nicolás Martín Cinto, está en Mogadiscio, la capital de Somalia, desde el miércoles y sigue manteniendo contactos con las autoridades. Según declaró ayer Moncloa, volvió a reunirse con Nur Hassan Hussein, el primer ministro del Gobierno Federal de Transición (GFT) la frágil autoridad legítima del país. Somalia está dividido en tres zonas que funcionan de forma independiente. El embajador está buscando el canal justo que lleve hacia los piratas, a través del clan o señor de la guerra adecuado. Sus informaciones le han llevado a comenzar la búsqueda en Mogadiscio. Sobre este punto ayer surgió un dato interesan- La hija de uno de los marineros del Playa de Bakio muestra una foto del atunero secuestrado te. En su llamada a casa, el capitán del barco dijo estar al corriente de la llegada del embajador español a Mogadiscio para negociar su rescate. Es decir, los piratas lo saben, saben que les están buscando, y también ellos tratarán de encontrar el modo de contactar con la misión española. De todos modos, como ya se podía percibir anteayer, otra cosa es lo que esté haciendo el armador, propietario del buque, que tradicionalmente es quien negocia con los piratas en estos casos de forma silenciosa. También ayer dio la sensación, al informar a los familiares del estado de los rehenes, de que mantiene algún tipo de contacto con la nave. Fuentes cercanas a la negociación apuntan que los piratas pedirían un millón de euros. De todas maneras, tanto el Gobierno como el armador deben observar una enorme prudencia para llevar las negociaciones a buen puerto. Entretanto, pro- AP Un millón de euros El Gobierno blinda información para no dar pistas a los piratas y nada dice de la posición de la fragata Capacidad de reacción El sentido de estas comunicaciones únicamente es transmitir tranquilidad sobre su estado. No obstante, repiten expertos en la piratería de Somalia consultados en Kenia, es más probable que los rehenes se hallen en tierra, donde los secuestradores se pueden defender mejor en caso de un ataque e incluso pueden separar a los cautivos en grupos, para dificultar un rescate. Se trata de una lección aprendida tras el desenlace del secuestro del yate francés Ponant hace dos semanas. En Francia y España, por un plan contra la delincuencia marítima La ministra de Justicia francesa, Rachida Dati, de visita en España, acordó con su homólogo Mariano Fernández Bermejo la intención de elaborar un plan de lucha común contra la delincuencia marítima. Dati apuntó que el presidente francés, Nicolás Sarkozy, ya ha comentado a sus homólogos que quiere tener una acción común contra los piratas, y que hay una actuación internacional que empieza a ponerse en marcha. Además, la ministra francesa reconoció que su país ha compartido información con España tras el reciente secuestro del pesquero español. De hecho, según explicó ayer el Ministerio de Defensa francés, aviones de reconocimiento Atlántico 2 (ATL 2) de la base que Francia tiene en Yibuti, sobrevolaron la zona al conocerse el secuestro del Playa de Bakio y transmitieron los datos recabados al Gobierno español. Por su parte, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) informó de que mantendrá abiertos los contactos de colaboración con las autoridades militares españolas todo el tiempo que desee el Ejecutivo. gresa el otro frente abierto, el de las medidas de presión militares, pero con una cierta confusión. Si es intencionada, para ocultar información sensible, o involuntaria es algo imposible de saber. Moncloa se remite a las notas oficiales que divulga. La fragata Méndez Vigo partió la noche del domingo, cuando se conoció el incidente, desde el Mar Rojo, donde se encontraba de maniobras. Según se anunció, es la más moderna de la Armada española y alcanza una velocidad de 28 nudos. Se preveía que llegara a la zona el martes. Ayer, cuando se daba por supuesto que la nave ya estaba en el lugar, Moncloa indicaba que el buque continúa navegando en las aguas del Océano Índico hacia esa zona marítima del continente africano donde fue secuestrado el pesquero español Es decir, el Gobierno prefiere no entrar en detalles. ABC. es Galería de imágenes y seguimiento de la crisis en http: www. abc. es