Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES VIERNES 25 s 4 s 2008 ABC DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO DIRECTOR: ÁNGEL EXPÓSITO MORA Director Adjunto: Eduardo San Martín. Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer, José Antonio Navas y Pablo Planas. Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado. Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro. PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: JOSÉ MANUEL VARGAS PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área de Publicidad: Adolfo Pastor Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera EL PNV SE ABRAZA AL PSOE AS declaraciones del presidente de la Diputación de Vizcaya, el peneuvista José Luis Bilbao, han provocado una polémica en la que, como es habitual, se sobrevaloran las posibilidades reales de que el PNV abandone su actual estrategia soberanista. Bilbao criticó, en una conferencia dictada en la Fundación Sabino Arana, la celebración de la consulta anunciada por Ibarretxe mientras ETA siga atentando y declaró caducada la coalición de gobierno con Izquierda Unida y Eusko Alkartasuna, apostando por un acuerdo con el Partido Socialista de Euskadi. Este análisis ya ha sido rebatido por el propio gobierno de Ibarretxe y sus socios de coalición. Tampoco ha sido secundado por el presidente del PNV Íñigo Urkullu, quien afirmó que su par, tido no cuestiona la continuidad del tripartito, al mismo tiempo que reiteraba su oferta de mano tendida al PSOE. Es cierto que el PNV está acusando el golpe del revés electoral del 9 de marzo y que necesita recuperar imagen como partido institucional y de gobierno. La insistencia de Ibarretxe- -refrendado por el PNV- -en celebrar su consulta soberanista este año es un factor que lastra la recolocación de los nacionalistas ante la opinión pública, pero sería, en este momento, puramente ilusorio pensar en que están dispuestos a desistir de esta campaña de reivindicaciones extremas. El PNV quiere pactar con el PSE movido por el sentido oportunista que siempre ha caracterizado sus alianzas. Ahora necesita a los socialistas como en 1998 necesitó a Batasuna y ETA. En ambos casos el objetivo del PNV es el mismo: mantener el poder político en el País Vasco. Incluso el presidente de la Diputación vizcaína puso como eje del posible acuerdo con los socialistas la construcción de un nuevo marco jurídico con garantías de respeto y cumplimiento Es decir, los mismos fines pero por un camino distinto. Como siempre, los peneuvistas se sitúan fuera del círculo de responsabilidades políticas por la situación del País Vasco, esquivando la verdad histórica de que si el País Vasco está enfer- L mo como dijo Bilbao, no sólo es por el terrorismo de ETA, sino también- -y al mismo nivel de causalidad- -por la inmoralidad del PNV hacia esa violencia y hacia el sufrimiento de los no nacionalistas, gracias al cual se ha sustentado, entre otros motivos, la hegemonía nacionalista en la comunidad vasca. Estos discursos de apariencia conciliadora suelen ser, en boca del PNV meros cantos de sirena. Ya hay anteceden, tes similares- -el Discurso del Arriaga pronunciado por Arzalluz- -y de nada han servido. A Josu Jon Imaz, y demás michelines del PNV no los echaron para nada. Quien tiene en su mano poner claridad en la confusión que está sembrando el PNV es el Partido Socialista de Euskadi. Bastaría con que demostrara haber aprendido las lecciones de su propia historia y recordara las consecuencias del largo decenio de cogobierno con el PNV Saltó por los aires con la traición del pacto de Estella entre ETA y los nacionalistas, lo que quiere decir que las políticas de apaciguamiento no funcionan con un nacionalismo genéticamente desleal. En el País Vasco ya se han aplicado casi todas las fórmulas posibles para hacer efectivo el sistema constitucional de derechos y libertades. Por culpa de ETA y del PNV no ha funcionado ninguna. Sólo falta una opción: que la erradicación policial de ETA vaya acompañada o precedida por el pase del PNV a la oposición y que llegue a Ajuria Enea un político no nacionalista. Sólo una derrota electoral clara hará que el PNV se replantee seriamente, y no por pura coyuntura, su política de desafíos a la Constitución y de contemporización con la izquierda proetarra. Una coalición PNV- PSE, aun liderada por un socialista, tampoco llevaría al País Vasco el cambio histórico que necesita, porque la raíz del problema en el País Vasco es la absorción de la sociedad vasca por la doctrina nacionalista, en todos sus estamentos educativo, universitario, cultural, económico y político. Con el PNV en el Gobierno será más difícil la verdadera democratización que necesita el País Vasco: el fin de la dominación nacionalista. MAL MEDIADOR EN EL SAHARA l representante del secretario general de la ONU para el Sahara Occidental, Peter Van Walsum, ha cometido un error, gravísimo, que compromete su cometido en este proceso de negociaciones al decir abiertamente que no cree que la independencia de la ex colonia española sea una meta alcanzable De hecho, el secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, a quien representa, ha tenido que desmentirle diciendo que no comparte esas opiniones, lo que deja a Van Walsum en una situación cuando menos incierta. El papel de un mediador es el de trazar caminos por los que las partes puedan llegar a un punto en común, aunque tengan que renunciar a parte de sus pretensiones. Van Walsum había intentado algo así diciendo por un lado que la independencia es una quimera y, al mismo tiempo, que las pretensiones de Marruecos sobre el ejercicio actual de su soberanía en el territorio carecen de respaldo jurídico. Aunque parezcan conceptos equidistantes, el primero es una opinión personal, mientras que el segundo es un hecho. No le corresponde al mediador decir cómo piensa que terminará el proceso de negociaciones, que, dicho sea de paso, está tan empantanado como siempre, sin que los aspavientos de la primera legislatura del Gobierno socialista hayan servido para nada. La errónea decisión del ministro Moratinos de romper nuestra tradicional neutralidad activa no ha beneficiado ni a los intereses de España ni a los saharauis ni a Marruecos. E SUBVENCIÓN E MAL ENTENDIDA l ministro de Sanidad y Consumo debería leer despacio los artículos 31- -el gasto público responderá a criterios de eficiencia y economía- -y 43- -los poderes públicos deben tutelar la salud y fomentar la educación sanitaria- -de la Constitución. No parece que la subvención otorgada por el departamento que dirige Bernat Soria a una asociación de gais y lesbianas de Barcelona encaje fácilmente en tales principios constitucionales. No se trata, como es obvio, de discriminar ninguna práctica sexual, sino de utilizar el dinero de todos al servicio del interés general y no de grupos concretos. Lo peor de todo es que la publicación subvencionada hace una apología explícita del consumo de determinadas drogas, como si fuera una fórmula adecuada para mejorar el bienestar de quien las consume. Parece que el antes investigador y ahora político no ha entendido todavía cuál es el ámbito de su responsabilidad en favor de la salud pública.