Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 MADRID JUEVES 24 s 4 s 2008 ABC La Cuesta de Moyano volvió a recibir el impulso de los lectores y compradores JULIÁN DE DOMINGO La ciudad se vistió de claveles Madrid vivió ayer su tercera Noche de los Libros. Desde las cinco de la tarde y hasta la una de la madrugada, cafés, librerías y bibliotecas acogieron más de 450 actividades POR MABEL AMADO MADRID. Madrid prolongó ayer el Día del Libro con su propia noche, diseñada para la ocasión como una gran fiesta lectora. Proyecciones, teatro, conciertos, encuentros con escritores y cineastas, tertulias, debates, cuentacuentos y talleres infantiles se sucedieron a lo largo de más de diez horas de auténtico banquete literario. No faltaron ni las tradicionales flores, en este caso claveles, que se repartieron desde las cinco en la Cuesta de Moyano. Por tercer año consecutivo, la magia de la Noche de los Libros llenó de creación y creadores cafés, centros culturales, bibliotecas, librerías, fundaciones y hasta la propia calle, que sos. Cada círculo luminoso amarillo es una librería, cada círculo luminoso blanco es una biblioteca y cada círculo luminoso gris es un lugar donde se realiza una actividad: hay cientos, desperdigados en la superficie negra de las calles de Madrid, y dibujan una galaxia. Con lugares con nombres tan hermosos como los de las estrellas: Polifemo, Cydonia, Leda, Tayka, Morgana... Me siento un privilegiado por poder formar parte de ese cielo nocturno de papel, un círculo amarillo. La noche favorece a los libros. La noche se asocia con el peligro, con lo prohibido, y los libros son peligrosos. Y a menudo son prohibidos: todavía lo son en medio mundo. Como también es peligrosa la música, compañera fiel de esta fiesta. No sé cuándo se implantó la costumbre de dedicar los libros. En el XVII se imprimía la dedicatoria alabando al señor que favorecía al escritor, y luego, con la popularización del libro, el escritor pasó a ser de muchos amos Los primeros libros dedicados que tengo con la firma estampada son de la primera mitad del siglo XIX, y no figura en ellos la firma con el nombre, sino al pie, simplemente, dos palabras: el autor Sé que resulta muy emocionante encontrar un ejemplar autografiado: está más vivo y cuenta muchas más cosas que las que tiene impresas en sus páginas. Historias menudas de amistades, de rechazos, de afectos, de pérdidas, de reencuentros... Uno de los graves defectos del libro electrónico, el Reader o el Kindle, cuyo presente también se abordará en La noche de los libros, es que el escritor no puede estampar en sus páginas su firma o un dibujo, como los que vi hacer generosamente a Alberti. Y el lector no puede hacer todavía más suyo el libro que le emocionó, le divirtió o le cambió la vida. Los libros nocturnos son, sin duda, cambian la vida. A mejor. no pudo quedarse al margen de esta gran celebración. Como no podía ser menos, el consejero de Cultura y Turismo, Santiago Fisas, cabeza visible de la organización, quiso participar y comprobar de primera mano la respuesta ciudadana. Y aunque a principio de la tarde la lluvia intentó aguar la fiesta, los madrileños respondieron a la llamada. Ayer comenzamos nuestro recorrido en la Cuesta de Moyano, al son del grupo Jazz Ad Libitum y con la proyección de Ángeles de Madrid de Peter Whüthrich. Este punto neurálgico de los libros y la lectura en la ciudad se vistió de largo y quiso engalanar con un clavel a todos los madrileños que allí se acercaron. Y es que, como recordó ayer Fisas, a los madrileños, cuando se les propone una iniciativa cultural, se lanzan a la calle Con los libreros en plena faena el consejero de Cultura de la Comunidad de Madrid inauguró una temprana noche animando a todos los ciudadanos de aquí y de fuera, a disfrutar con la gran cantidad de actos programados en torno a la cultura Seguidamente, junto a la directora de Archivos, Museos y Bibliotecas, Isabel Rosell, realizó un recorrido por los puestos de la Cuesta de Moyano, donde aprovechó para saludar, uno por uno, a los libreros y comprar más de un ejemplar. Comenzó con la poesía- Como al lugar extraño de Luis Antonio de Villena, y Poesía 1969- 1988 de Jaime Siles- -y siguió con una novedad- El jue- Félix Romeo Escritor LOS LIBROS DE LA NOCHE L o acabo de desplegar encima de la mesa, y la mesa se queda pequeña, y he descubierto que el plano con las actividades de La noche de los libros parece un mapa celeste. Cielo nocturno, lleno de círculos lumino-