Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID Máxima tensión en la Cañada Real Galiana JUEVES 24 s 4 s 2008 ABC ¡Dios, qué desgracia! Cuando no se tiene nada, perderlo todo duele más. Eso es lo que les ha pasado a las familias que se quedaron el martes sin casa en la Cañada. Veinticinco bolivianos están acogidos en la iglesia roja de Entrevías. Ayer, otros seguían con la mirada perdida en sus escombros POR C. HIDALGO FOTO: DANIEL G. LÓPEZ MADRID. En la nueva zona cero de la Cañada Real Galiana por no oírse ni se oye el crujir de los escombros. Pero, al fondo del edificio de viviendas derruido y donde vivían más de 20 familias, se escucha un lamento. De esos silenciosos, que son los que ponen los pelos de punta. Ronan no ha acudido a la concentración de Cibeles. No ha pintado pancartas. Ni exige responsabilidades políticas. Ronan sólo alcanza a levantar la mirada del suelo y musitar: ¡Dios, qué desgracia! Es boliviano. Carece de papeles Tiene 23 años. Está casado. Es padre de dos hijos, una niña de 2 años y un bebé de cinco meses. Todos ellos amanecieron con las sirenas policiales. Eran las 9 de la mañana. Dos horas y media antes, Ronan había salido a trabajar, como cada mañana, en una empresa de construcción. Luego, sonó el teléfono, con la agria noticia. Lo he perdido todo. Todas mis cosas. Quinientos euros que tenía ahorrados y algunos papeles. Cuando llegué y lo vi todo derrumbado, no pude aguantar las lágrimas, sobre todo, al pensar que mi mujer y mis hijos estaban dentro Ronan pagaba a Félix, el dueño del edificio, 350 euros mensuales por un apartamento con salón con cocina americana, dos habitaciones y baño. El alquiler salía de su sueldo de unos 800 euros. Su mujer se encargaba de los niños. Junto a él Pereira, boliviano de 28 años que lleva un par en España, se queja: ¡Si nosotros no hemos hecho nada! Con un par de horas que nos hubiesen dado de aviso nos habríamos conformado. Hasta un animal se siente más protegido por las leyes que nosotros A él también le avisó un amigo, por teléfono. Aunque reside en el edificio contiguo, temió hasta el último momento, al ver cómo caían todas las construcciones de su entorno, que también se quedaría sin casa. No fue así. Por ahora. Cuando llegué, me enteré de que habían sacado a las mujeres con los bebés encima. No pudieron coger ni los pasaportes ni el resto de documentación. Hay que pasar por algo así para saber lo que se siente añade. En cuanto al dueño de la finca, su arrendador, aseguran que no sabía nada Eso es lo que les ha explicado. Al parecer, regresaba en avión de un viaje. Los afectados solicitaron luego a la Policía que les dejaran sacar de entre los escombros algunas de sus pertenencias. Hay un par de personas que no han podido recuperar sus papeles. Y hay gente que ha perdido todos sus ahorros, entre 200 y 2.500 euros añade Pereira, que da alojo a su compatriota en estos momentos. NOCHE CONCIERTOS TEATRO ARTE CINE GASTRONOMÍA TIENDAS NIÑOS ESCAPADAS EN PORTADA A pie de asfalto. Carreras, gimnasia, patines, skate, bicicleta, escalada, paseos... Ante la próxima maratón de Madrid, buscamos cómo y dónde practicar deportes en las calles de la capital. CINE 3 días Cobardes Proyecto dos y los estrenos de la semana. EN ESCENA La paz perpetua Tanguera MÚSICA La Noche Americana, Travolta, Nada Surf, La Monja Enana... LA NOCHE Los locales incombustibles. COMER Rape, deliciosa carne de mar.