Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA www. abc. es JUEVES 24- -4- -2008 ABC Los piratas llevan a tierra a los rehenes del atunero para protegerse de un asalto Los secuestradores piden un millón de euros de rescate s La fragata española se sitúa a seis kilómetros del barco ÍÑIGO DOMÍNGUEZ ENVIADO ESPECIAL LUIS AYLLÓN NAIROBI MADRID. El camino hacia la liberación de los 26 marineros del atunero Playa de Bakio secuestrados el domingo en Somalia es muy lento, dentro de una situación compleja, pero al menos parece avanzar a pequeños pasos. El embajador español en Kenia, Nicolás Martín Cinto, llegó en la mañana de ayer a Mogadiscio, la capital de Somalia, para empezar una ronda de contactos con las autoridades locales. Esto ocurre a nivel oficial pero, no obstante, es probable que haya otro canal de negociación abierto por el armador del buque, la compañía Pevesa. De hecho, ayer comunicó a las familias de los marineros que las negociaciones van muy bien mientras el Ejecutivo ni siquiera reconoce haber llegado a abrirlas. Sin embargo, según fuentes cercanas a la negociación, los secuestradores habrían pedido un millón de euros de rescate. Sobre la suerte de la tripulación, las noticias dependen de las propias revelaciones de los marineros, que en ocasiones pueden hablar por teléfono con sus casas. Según han contado, habrían bajado a tierra y se encuentran bien. Ayer se les situaba en una zona intermedia entre el territorio autónomo de Puntland, que funciona en la práctica como otro país desde 1997, y Mogadiscio. Que la tripulación haya bajado a tierra sería lo más lógico, según señalaban ayer expertos en la actividad de los piratas somalíes consultados en Nairobi. Los piratas se sienten mucho más seguros en tierra firme, donde pueden ocultarse e incluso separar a los rehenes en varios grupos, para dificultar su localización e impedir un hipotético asalto. Pesa en esta decisión la experiencia adquirida hace apenas dos semanas en el caso del velero francés secuestrado en Somalia. En aquella ocasión, los secuestradores permanecieron a bordo y una lancha llevó el dinero del rescate. Después, abandonaron el barco. Sin embargo, la intervención de fuerzas especiales logró capturar a seis piratas. Esta vez, el grupo de captores no querrá correr ese riesgo. Por lo que respecta al estado de los rehenes, señalan los analistas, los secuestradores son los primeros interesados en tratarlos bien. Para ellos, por ser europeos, españoles, son mercancía valiosa, saben que valen dinero, si fueran coreanos o de otra nacionalidad, como ya ha ocurrido, sería distinto explican. Por esa razón les permiten también hablar por teléfono, para enviar señales tranquilizantes que confirmen que están bien, pero siempre bajo vigilancia de los piratas. De este modo, los detalles que puedan transmitir en las breves conversaciones con sus casas no tienen por qué ser ciertos. Confirman esta estrategia lo que cuentan los familiares. Hablamos muy poquito pero, por lo menos, estamos más tranquilos porque nos dijo que los tratan muy bien declaró ayer Angelines Mariño, la esposa del patrón del atunero. La clave de la negociación es dar con el canal justo que lleve hasta los piratas. Y no es nada fácil, pues Somalia está fragmentada en bandas armadas, clanes y grupos políticos. Lo más importante es averiguar a qué clan pertenecen los piratas, para poder abrir un canal de negociación desde arriba, desde lo más alto de la jerarquía. Luego, la complejidad de los trámites dependerá del número de eslabones en la cadena que sean necesarios para llegar al punto deseado. Pueden ser cuatro o cinco personas, o quizá más. Por decirlo de forma gráfica, es como descender por el dibujo de un árbol genealógico. El embajador mantuvo ayer contactos con el primer ministro de Somalia, el ministro de Interior, el responsable de Policía y el jefe de la misión de la Unión Africana. Quizá ayudará el hecho de que el presidente del Gobierno provisional sea de Puntland, pues puede conocer los clanes involucrados o pertenecer a él. Sin embargo, para dar una idea de la complejidad de la situación, el primer ministro es de un clan enemigo de las autoridades de Punt- Clave de la negociación En tierra El embajador español en Kenia llegó a Mogadiscio y se reunió con las autoridades de Somalia land, y con él en teoría no hay nada que hacer. Al margen de estos obstáculos, la misión del embajador es difícil porque Mogadiscio es una ciudad sin ley, muy peligrosa, donde ha habido más de cien muertos esta semana. No es exagerado decir que se está jugando el tipo, y de hecho va escoltado por miembros de los GEO. España refuerza su posición y envía un avión de combate España ha reforzado su posición militar en la zona y, a la presencia de la fragata Méndez Núñez se sumó ayer un avión de combate P 3 Orión del Ejército del Aire, que se ha destacado en Yibuti, según aseguró el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. Esta aeronave está dotada de uno de los mejores y más potentes sistemas de reconocimiento marítimo y está previsto que participe en el despliegue militar realizado por el Gobierno español, por si fuera necesaria una intervención para liberar a la tripulación del pesquero español secuestrado. La aeronave, que fue recientemente modernizado por EADS- CASA para dotarla del Sistema Integrado Táctico de Misión (FITS) y de nuevos sensores y subsistema radar de búsqueda SAR ISAR, llegó ayer a la Base Aérea de Ambouli (Yibuti) situada en la capital del país africano, donde Francia cuenta con un amplio contingente militar. Perteneciente al Ala 11 de la Fuerza Aérea Española, con sede en la Base de Morón de la Frontera (Sevilla) el avión de combate P 3 Orión es la mejor aeronave de reconocimiento marítimo de todo el Ejército del Aire español, capaz de controlar con sus diferentes sistemas sensores un área superior a las 150 millas (más de 250 kilómetros) El avión está dotado de un nuevo sistema de guerra electrónica ESM. Mientras, según fuentes solventes consultadas por ABC, la fragata de la Armada Méndez Núñez se encontraba ya ayer a sólo seis kilómetros del lugar en que se encuentra fondeado el Playa de Bakio con el objetivo listo para ejecutar en caso de que se considere necesario. El buque español dispone de un sistema de ojos eléctricos con capacidad para observar desplazamientos en un área de hasta 600 kilómetros a la redonda. La fragata ya tiene ante sus ojos al atunero español indicaron gráficamente. De momento, sin embargo, la fragata no ha recibido órdenes de actuar, ya que el Gobierno confía en que se pueda encontrar una solución que no pase por una intervención de nuestra Armada. Dado que, como ha reiterado Moratinos, lo principal para el Ejecutivo es preservar la vida de los tripulantes del pesquero, se intenta agotar hasta el máximo la vía de la negociación. Mientras, el Gobierno tiene