Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ECONOMÍA MIÉRCOLES 23 s 4 s 2008 ABC 100.000 80.000 60.000 40.000 20.000 A. C. VALENCIA. El caso de Llanera representa la pescadilla que se muerde la cola. Según el informe de los administradores judiciales, cuatro entidades financieras (Bancaja, CAM, Deustche Bank y Caja Sur) absorben el 44 de los 269 millones que adeuda la promotora, concursada desde el pasado mes de octubre. Sin embargo, el informe asevera que la viabilidad de la actividad de promoción de la empresa valenciana pasa ineludiblemente por el apoyo de las entidades financieras a corto plazo, por ejemplo en la financiación de circulante, como a largo, en la refinanciación de las deudas hipotecarias principales Mientras, la viabilidad de su constructora es muy dudosa Según el documento, Bancaja y el Banco de Valencia- -con deudas por valor de 74,6 millones- -han resultado los principales damnificados por la trayectoria errática de Llanera, que los interventores judiciales atribuyen a los créditos a corto plazo, la deficiente estructura financiera y la elevada inversión en suelo y marketing ABC Fuente: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales Bancaja, CAM, Deustche Bank y Caja Sur copan el 44 de la deuda de Llanera DEUDAS DE CONSTRUCTORAS E INMOBILIARIAS COTIZADAS En millones de euros 140.000 120.000 138.933 111.000 Londres pide más competencia en sus aeropuertos y Ferrovial habla de inversiones M. L. MADRID. Las autoridades de Competencia británicas y Ferrovial, propietario del gestor aeroportuario BAA, no tienen la misma visión sobre cómo resolver el problema de capacidad del sistema aeroportuario de Londres. Así, la Comisión de la Competencia británica ha hecho público su informe preliminar sobre el sistema aeroportuario londinense y parte de una premisa clara: BAA tendrá que desprenderse de un aeropuerto para que se incremente la competencia. Para la comisión, sólo mediante el incremento de la competencia entre los aeropuertos de la zona de Londres es posible resolver la falta de capacidad que actualmente tiene el sistema. Por este motivo, sus primeras conclusiones, no definitivas, apuntan a que se decantará por exigir a BAA que venda uno de sus tres aeropuertos en la zona. Con esa medida, BAA pasaría a tener dos de los cuatro aeropuertos londinenses, un tercero, Luton, seguiría en manos de Abertis y el cuarto, del que se desprendería BAA iría a parar a un nuevo operador. La comisión supone que la entrada de nuevos operadores es crucial para que los aeropuertos incrementen el nivel de los servicios que ofrecen a pasajeros y aerolíneas. Sin embargo, desde BAA al igual que desde Ferrovial, las cosas se ven de forma muy distinta, ya que dudan de que la simple aparición de nueva competencia lleve aparejada la descongestión de los movimientos aeronáuticos del área londinense. Desde el operador aeroportuario propietario de Heathrow, Gatwick y Stansted se subraya que lo que necesitan los aeródromos londinenses es más capacidad para el despegue y aterrizaje de aviones, así como nuevas terminales más modernas que permitan agilizar los trámites a los pasajeros sin menoscabo de la seguridad. BAA insiste en que el informe preliminar de la comisión reconoce que la falta de capacidad está jugando en contra de las posibilidades de que los aeropuertos compitan entre sí, por lo que insiste en la necesidad de inversiones que permitan ampliar las capacidades actuales. 48.324 24.552 2003 32.293 2004 2005 2006 2007 Constructoras e inmobiliarias deben más de tres veces el valor de sus activos Las deudas totales, 138.933 millones de euros, suponían a finales de 2007 once veces el Ebitda conjunto del sector M. LARRAÑAGA MADRID. El informe semestral de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) aporta de nuevo datos sobre la evolución de las constructoras e inmobiliarias cotizadas en Bolsa que permiten valorar en su justa magnitud la burbuja creada en el sector en los últimos años. Los datos de la CNMV reflejan que en 2003 las deudas totales de inmobiliarias y constructoras cotizadas ascendían a 24.552 millones, mientras que a finales de 2007 se situaron en 138.933 millones, lo que supone un crecimiento del 465,87 en cinco años. Los 138.933 millones de endeudamiento, además, representan más de tres veces el patrimonio total del sector, duplicando el ratio del conjunto de empresas no financieras cotizadas y supone 10,83 veces el Ebitda, frente a las 3,91 de la media de todas las cotizadas no financieras. Algunas sociedades han incrementado sustancialmente su exposición a perturbaciones adversas, como consecuencia del fuerte incremento del endeudamiento en los dos últimos ejercicios, en parte ligado a diversas operaciones corporativas analiza la Dirección de Estudios y Estadísticas de la CNMV Al cierre de 2007, la construcción concentraba el 47 del total de la deuda de las compañías no financieras cotizadas en la Bolsa española. Según el regulador, a principio de la nueva década la cifra era de alrededor del 10 De 294.811 millones de euros que debían las empresas cotizadas el año pasado, 138.933 millones los concentraban constructoras e inmobiliarias. principales compañías del sector, Iberdrola y Unión Fenosa, además de la adquisición del 25 de la constructora alemana Hochtief. La toma de control de Endesa por parte de Acciona. La apuesta de Ferrovial por los aeropuertos británicos con la compra de BAA. Las faraónicas compras de la pequeña Inmocaral, que en un año invirtió más de 7.000 millones en hacerse con Colonial, Riofisa y el 15 de FCC. El resultado de este boom de operaciones corporativas es un sector extremadamente endeudado y con problemas para conseguir refinanciación ante la paralización de los mercados mayoristas y el encarecimiento del precio del dinero, lo que pasa factura en forma de caídas en su cotización. Sin embargo, llama la atención que las adquisiciones acometidas no han revertido en un mayor beneficio si se compara con las imponentes cargas que llenan de ceros el pasivo de los balances. Según datos de la CNMV la deuda de constructoras e inmobiliarias representa 3,08 veces su patrimonio, frente a las 1,57 veces del conjunto de las empresas cotizadas no financieras. Además, equivale a 10,83 veces su beneficio bruto de explotación (Ebitda) Mientras que las cargas financieras, es decir, lo que pagan de intereses por los préstamos, suponen 0,85 veces el Ebit o beneficio antes de intereses e impuestos. La carga financiera media de las compañías cotizadas es de 0,33 veces, casi una tercera parte del sector del ladrillo, mientras que el ratio deuda sobre Ebitda alcanza las 3,91 veces, lo que supone también tres veces menos. Colonial sube un 10 en Bolsa a la espera de que la banca acreedora entre en su capital M. P. MADRID. Los rumores de que la negociación de la banca acreedora de Colonial está a punto de cerrarse para entrar en el capital de la inmobiliaria dispararon ayer la cotización de la compañía, que subió un 10 en Bolsa, al cerrar a 0,88 euros por título. No obstante, tanto La Caixa como el Popular enviaron ayer sendos comunicados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores en los que señalaban que continúan las negociaciones, y que en el caso de que la deuda de Luis Portillo y de Luis Nozaleda se acabe transformando en la toma de acciones, esa participación conjunta de los bancos no excedería del 30 Este porcentaje es el límite marcado por la nueva ley de opas para que en el caso de que se supere sea necesario lanzar una oferta por el 100 del capital. Entrada crucial Boom y diversificación Los bajos tipos de interés- -negativos en términos reales durante mucho tiempo- -y el boom inmobiliario han motivado los elevados niveles de apalancamiento de estas compañías. Aunque el verdadero salto se produjo en 2006, en el que además de las operaciones inmobiliarias, las constructoras emprendieron una vorágine de compras para sus procesos de diversificación. Ese año, la deuda del sector pasó de 48.324 a 111.000 millones de euros. Esta última cifra equivale a más del 10 del PIB español. Las operaciones más destacables que han llevado a esos niveles de deuda son por todos conocidas. La entrada de Sacyr Vallehermoso en Repsol YPF, Eiffage y Europistas. El asalto energético de ACS en dos de las En 2007, la construcción concentraba el 47 del total de la deuda de las compañías no financieras cotizadas