Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 23 s 4 s 2008 ABC MUESTRA DE PODER EN WASHINGTON Aznar manifiesta su influencia global en la entrega anual de los premios del Atlantic Council a su jefe Rupert Murdoch y a su amigo Tony Blair HORIZONTE Hillary Clinton y Barack Obama, que, por razones de agenda prefirieron cenar en Pennsylvania. Pero no hay duda de que en el Council caben todas las familias ideológicas. Así ha sido siempre y así se esfuerza porque siga siendo su presidente, Frederick Kempe, muchos años vinculado a The Wall Street Journal y desde la dirección de su edición europea promotor de la carta de varios dirigentes europeos- -Aznar, Berlusconi, Havel... -en febrero de 2003, en favor de Estados Unidos ante la guerra en Irak. En la presentación de Blair, Aznar destacó cómo ambos habían compartido desde el poder una visión de Europa. Una Europa libre, con una economía abierta, deseosa y capaz de asumir responsabilidades con sus aliados atlánticos. Y Tony Blair se unió a sus aliados en la defensa de esos valores Esos valores se pusieron de manifiesto en el discurso del propio Blair, cuyas palabras estaban trufadas de ideas y principios con frecuencia descalificados por ser promovidos por los neocon de uno y otro lado del Atlántico. La estocada ideológica primaria de los extremistas tiene un impacto que sobrepasa el pequeño número de los que están dispuestos a involucrarse directamente en el terror. Muestra el alarmante número de personas que compran una mercancía estropeada según la cual el Islam está bajo el ataque de Occidente y promueve que los dirigentes a los que hay que apoyar son los Nasrallah y Ahmadineyad, que son los que confrontan a Occidente En ese contexto, Blair afirmó que esta- Ramón Pérez- Maura Desde Washington mos inmersos en una batalla en la que América y Europa deben mantenerse unidas. Cuando se está siendo atacado, no hay más remedio que defenderse con vigor, determinación y voluntad superiores a las de los que nos atacan. Nuestros oponentes hoy creen que nos falta esa voluntad. Cuentan con ello. Creen que si hacen que la lucha sea lo suficien- onvendría a algunos corregir la imagen de un Aznar aliado en Washington con los sectores de la derecha más dura de la Administración Bush. Algo de eso puede haber. Pero el pasado lunes el ex presidente del Gobierno español dio muestras de una influencia muy superior. The Atlantic Council of the United States otorgaba sus premios anuales al liderazgo en cuatro apartados: Militar, Internacional, Empresarial y Artístico. Sin duda, las dos categorías más valoradas son la Internacional y la Empresarial. Y ahí colocó Aznar- -miembro del consejo asesor internacional del Council desde el año pasado- -a dos personas muy próximas a él: el premio Internacional fue para su amigo Tony Blair y el Empresarial para su jefe en el consejo de administración de News Corporation, Rupert Murdoch. El Atlantic Council está lejos de ser una organización extremista como las que algunos atribuyen a Aznar frecuentar a este lado del Atlántico. Su lista de miembros y colaboradores resulta apabullante como se demostró en la cena del lunes, donde si los premiados tenían renombre, qué decir de los presentadores de los premiados: el ex presidente- -socialdemócrata- -polaco Aleksander Kwasnievski presentó al ganador del premio de las Artes, el joven pianista ruso Evgeny Kissin; Aznar hizo la introducción de Blair; Henry Kissinger presentó a Murdoch y el general James L. Jones, Chairman del Council, hizo el elogio del ganador de la categoría Militar, el almirante Michael Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos. Y para qué decir nada del presentador del presentador de Blair. El general Collin Powel subió al escenario para presentar a Aznar. Y una lectura detallada del programa descubría, además de nombres como el del senador John McCain, los de políticos escasamente derechistas y en activo en los diferentes organismos del Atlantic Council: como la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, o los senadores C TONY BLAIR Sus palabras sonaban a las que se suele descalificar por venir de los neocon RUPERT MURDOCH Cualquier aznarólogo que leyera el texto de Murdoch sin firma lo hubiera atribuido directamente al ex presidente español Organización plural temente larga y salvaje, acabaremos rindiéndonos Antes de sentenciar el tema, el mediador del Cuarteto para Oriente Medio advirtió: Esta lucha no empezó el 11 de septiembre de 2001. No es culpa del presidente Bush, o de Israel o de la política de Occidente. La idea de que reprimimos a los musulmanes en Occidente es totalmente absurda. Pero, si la comunión entre las ideas de Blair y las de su presentador se puso una vez más de manifiesto, la sintonía alcazó un grado inigualable cuando subió al estrado Rupert Murdoch. Cualquier aznarólogo que hubiese leído el texto de Murdoch sin firma lo hubiera atribuido directamente al ex presidente del Gobierno español. Todos los temas del discurso internacional de Aznar en la hora presente estaban reflejados en los mismos términos que él los defiende. Así, que la OTAN está en crisis porque Europa está perdiendo su fe en los valores y las instituciones que nos han mantenido libres O que hay que redefinir la Alianza para salvarla e incluir en ella a Israel, Australia y Japón. Transformemos esta Alianza de una comunidad formada en torno a un mapa a una comunidad fundada en valores comunes y la predisposición a intervenir conjuntamente en defensa de esos valores Murdoch terminó su intervención arremetiendo contra los demócratas del Congreso por haber dejado caer el Tratado de Libre Comercio con Colombia, después de que este país haya luchado con éxito contra la pobreza, el narcotráfico y los terroristas. Estamos enviando el mensaje de que Estados Unidos no es un aliado en el que se pueda confiar sentenció. La intervención que cerró la noche fue la del Almirante Mullen, que en un tono pesimista advirtió que pronto puede haber una confrontación con Irán y que pidió el recuerdo de todos los presentes para los soldados que en esos momentos luchaban lejos de América para defender la libertad de todo Occidente. La cena del Atlantic Council, con unos 900 asistentes de 54 países, fue toda una manifestación de poder. Como afirmaba el pasado domingo el presidente del Council, Fred Kempe, durante una cena privada en su domicilio en honor del pianista Evgeny Kissin: The West is everything from Plato to Nato (Occidente es todo lo que va de Platón a la OTAN) Y casi todo eso estaba representado en la cena del Atlantic Council. Confrontación con Irán Tony Blair fue presentado ayer por el ex presidente español, José María Aznar Más información y discursos íntegros en http: www. acus. org