Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA El nacionalismo se radicaliza s La última ocurrencia del lendakari MIÉRCOLES 23 s 4 s 2008 ABC César Alonso de los Ríos Ibarretxe se declara tibetano El lendakari se comparó ayer con el Dalai Lama, asegurando que ambos respetan a España y a China, y consideró difícil de comprender que pueblos tan grandes tengan miedo de otros tan pequeñitos como el País Vasco y el Tíbet M. LUISA G. FRANCO BILBAO. El lendakari comparó ayer la situación del País Vasco y la del Tíbet y a él mismo con el Dalai Lama, señalando que él respeta profundamente a España, al igual que el Dalai Lama respeta a China, y añadiendo que es absolutamente necesario que esos pueblos respeten también las personalidades del pueblo vasco y del pueblo del Tíbet. Tras recibir en la sede de la Presidencia vasca al presidente de la Fundación Casa del Tíbet de Barcelona, Thubtem Wangchen, Ibarretxe dijo que era difícil entender que haya pueblos tan grandes como China y España que tienen tanto miedo a pueblos pequeños y humildes como el pueblo del Tibet o el vasco que son, en su opinión, esencialmente pacíficos en su forma de reivindicar el camino del futuro El lendakari consideró que la comunidad tibetana y el Dalai Lama muestran al pueblo vasco la necesidad de defender los proyectos sin violencia, con la paz e invitó a ETA y a la mal llamada izquierda abertzale a aprender esa lección, dejando para siempre la violencia en el caso de ETA, o pidiendo a la organización terrorista que la abandone, en el caso de la izquierda abertzale Ibarretxe dijo que al igual que el Dalai Lama reclama diálogo y negociación para resolver los problemas del Tíbet, él tiene su brazo tendido al presidente del Gobierno para negociar el futuro del pueblo vasco. Ibarretxe trasladó al representante del Tíbet en Barcelona el apoyo del pueblo vasco y aseguró que siempre le tendrían de su lado en esa lucha pacífica y respetuosa con los derechos humanos que se está haciendo para defender la identidad de vuestro pueblo Thubtem Wangchen quitó importancia a los disturbios violentos protagonizados por jóvenes tibetanos y monjes y señaló que es normal que haya ocurrido eso porque no todos LA DERECHA SE ENTREGA unca una derrota electoral lo fue tanto como ésta del 9 de marzo. El PSOE ha ganado más que el poder: la hegemonía cultural y política. Han bastado unos días para que no quede rastro del discurso de la Oposición. En este sentido, lo más significativo ha sido la desaparición de la cuestión nacional como tema central del debate político, que en esta legislatura pasada había llegado a la exacerbación máxima. Nunca los objetivos de los Rovira Virgili y los Arana habían llegado a tanto. La derecha española representada por el Partido Popular ha asumido de hecho el Estatuto catalán y se dispone a encontrar una fórmula honorable para el Estatuto que va a sustituir al de Guernica. El Kosovo español será Euskal Herría. Sin tragedias. En la paz. Razonablemente. Independenzia con Z de Zapatero y la conformidad de Mariano Rajoy. Por ahí irán las cosas. Con una diferencia respecto a Kosovo: el partido mayoritario del nuevo Estado Libremente Asociado será posiblemente el propio PSOE. Así que se tratará de una independencia sui generis Como si en Kosovo el poder hubiera quedado en manos de serbios. Es una demostración de la inmensa capacidad de desdoblamiento del PSOE. Un sentido del relativismo tan brutal que llega a formas esquizofrénicas. La derrota ha sido tal que los dirigentes del PP han decidido olvidar las cuestiones más elementales. Y más sangrantes desde el punto de vista cultural y de los derechos humanos. Por ejemplo, la prohibición de la lengua común. La creación de Haciendas propias en Cataluña y el País Vasco vendrá acompañada de inversiones del Estado. Se mantendrá del Estado aquello que garantiza el funcionamiento de un mercado sin el que las industrias catalana y vasca no podrían subsistir. Todo ello una inmensa aberración, un esperpento. El trasvase de agua a Barcelona es una prueba de ello. Es decir, de este Estado insultante, de este conjunto de naciones desbaratadas. Mientras, los dirigentes populares se reparten entre los partidarios del liberalismo social y la socialdemocracia liberal. N Lucha pacífica Ibarretxe abraza a Thubtem Wangchen, representante del Tíbet en Barcelona EFE somos budas y podemos perder la paciencia después de casi cincuenta años de conflicto. En su opinión, quemar una tienda Made in China es ejercer violencia, aunque no tanta como la que practica, según dijo, el Gobierno chino, que está tiroteando y matando vidas humanas El representante del Tíbet en Barcelona dijo que mientras el Dalai Lama esté vivo, seguiremos su consejo: no violencia si bien dejó el futuro abierto a otras formas de lucha. La visita de Thjubtem Wangchen a la sede de la Presidencia vasca se enmarca en la política de relaciones internacionales que tanto gusta al lendakari, quien ha viajado por todo el mundo intentando explicar su plan Ibarretxe rechazado por el Congreso de los Diputados. Mas amenaza con plantear otro referéndum si el TC desnaturaliza el Estatuto J. A. MADRID. El presidente de CiU, Artur Mas, instó ayer al Tribunal Constitucional (TC) a ahorrarse la sentencia sobre el Estatuto de Cataluña y pidió al PP que, en una muestra de ese nuevo talante, retire el recurso interpuesto contra la norma catalana. En un momento en el que la sentencia del TC sobre el Estatuto parece inminente, todos los partidos catalanes están tomando posiciones ante un eventual recorte, que a CiU le serviría para forzar de nuevo la tensión entre PSC y ERC en el seno del tripartito. En este contexto, en el transcurso de un desayuno informativo organizado por Europa Press, Mas advirtió de que en caso de que el Constitucional desnaturalice el Estatuto, es decir, lo recorte o lo interprete a la baja CiU propondrá al pueblo catalán un referéndum para que se pronuncie sobre si acepta o no un Estatuto recortado. El dirigente de la federación nacionalista, a la que José Luis Rodríguez Zapatero quiere convertir en socio de referencia de su Gobierno durante la próxima legislatura, negó que esto sea llamar a la insumisión al pueblo catalán y aseguró que CiU acatará jurídicamente lo que diga el TC, pero no políticamente Relaciones internacionales