Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 22- -4- -2008 El cineasta Franco Zeffirelli dona a su Florencia natal su archivo artístico 81 El premio Cervantes, que recogerá mañana en Alcalá, está orgulloso de reunir a su familia dispersa Sus nietos se confiesan emocionados del trato a su abuelo en España Académicos de Bellas Artes apuestan por crear la fundación del museo La mayoría coincide en que son necesarias una modernización y mayor financiación NATIVIDAD PULIDO MADRID. La Real Academia de Bellas Artes celebró ayer el Pleno ordinario que tiene lugar cada lunes. Antes de la reunión, ABC habló con algunos académicos para conocer su opinión acerca de la creación de una fundación que gestionará el museo de esta institución. El escultor Julio López Hernández cree que la Academia necesita algo de cambio y el museo debe asumir compromisos con la sociedad; es su obligación. El museo está un poco decaído, no va al mismo ritmo que otros. Tiene unos fondos que merece que toda la sociedad los conozca y es preciso darlos a conocer de manera más eficaz. Sobre si debe hacerse a través de una fundación o por otros medios no lo sé, pero sí que la Academia necesita un cambio Apunta el escultor que hasta ahora han podido disfrutar de una gran autonomía: Esa independencia de intereses es buena, pero habrá que pagar algunos sacrificios Constata la falta de recursos de esta institución: Las subvenciones y los patrocinios son muy puntuales y eso impide tener proyectos Pero también aclara que el museo no debe convertirse en un espectáculo. Debe haber exposiciones de calado y trascendencia, y animar las visitas a la colección El pintor Rafael Canogar aclara que este tema aún está en discusión en la Academia. Hay que hallar la forma idónea, pues deben estar recogidos todos los intereses, pero puede ser una solución la fundación Tiene claro que el museo necesita más visitas y más personal para abrir las salas. La ausencia de vigilantes es un gran problema. Es fundamental que todos los madrileños conozcan la importancia de este museo- -debe conocerse, es un patrimonio de la Humanidad- -y es evidente que hay que modernizarse. Un marco idóneo puede ser esa futura fundación Canogar cree que, en cualquier caso, la Academia no debe perder autonomía. Debemos mantener la independencia. La Academia no debe perder el dominio sobre el museo. Se ha discucia Sobre el hecho de que hay partidarios y detractores en la Academia sobre la creación de la fundación, dice: Los conservadores no quieren, pero los liberales y vanguardistas, entre los que me incluyo, sí queremos. Ya es hora de que cambiemos Schommer es partidario de que sea un académico quien presida esa fundación: El liderazgo debe seguir llevándolo la Academia El cineasta Manuel Gutiérrez Aragón apuesta claramente por la modernización de la Academia y se muestra partidario de crear esa fundación: Es positivo, porque hará posible que los fondos del museo se vean. Será beneficioso para todos. Es un problema que no se puedan abrir todas las salas por falta de fondos. La famosa Milla de Oro de Madrid, con el Prado al frente, lo aplasta todo Sobre si ello supondrá una pérdida de poder, afirma que las soluciones serán compartidas. Lo único que ocurrirá es que el propietario, la Academia, ya no actuará en solitario. Pero seguro que esa pérdida redunda en beneficio del museo El periodista Publio López Mondéjar, último miembro en ingresar en la Academia, subraya que ésta no es sólo para unos elegidos; debe abrirse urgentemente al pueblo. Que sepan todos que aquí hay una pinacoteca maravillosa, y una Calcografía legendaria, y un estupendo Taller de Vaciados... y lo disfrute el público. Deseo que la Academia, con todos sus tesoros, se una a la oferta cultural de Madrid El ministro de Cultura, César Antonio Molina, reconoció ayer que su departamento está estudiando la fórmula más adecuada para administrar y dirigir el museo de la Academia, que podría ser una fundación con diversos patronos, entre ellos el Ministerio de Cultura. No han querido pronunciarse, en cambio, ni el director de la Academia, Ramón González de Amezúa, ni el vicedirectortesorero, Pedro Navascués, ni el delegado del Museo, Víctor Nieto Alcaide. Los tres dan la callada por respuesta. Más información de la Academia en: http: rabasf. insde. es tad: He tratado de escribir en legítima defensa de la poesía frente a la nada, que es la muerte. Gelman dialoga con Santa Teresa y San Juan, a los que leyó desde un lugar del exilio, donde abrir un libro de Cervantes era un consuelo: Y coincidí en idénticas preocupaciones espirituales con ese gran poeta que fue José Ángel Valente. Lo que existe es la presencia ausente de lo amado; es lo que hace la poesía, la mística Desde hace mucho tiempo Gelman no milita en ninguna formación política. Pide paz y mayor justicia en el mundo. ¿Qué cuesta? Nada, y rememora una maravillosa anécdota rusa- -sus padres eran ucranianos- Una arañita al borde de un camino detiene a un ciempiés, y le pregunta: Señor ciempiés, ¿usted cómo camina? ¿Con cincuenta patitas a un lado, y cincuenta al otro, con diez, y diez, con una sola... El ciempiés se quedó pensando, y ya no caminó más. Desde el exilio Gelman nunca dejó de caminar. Se lo recordó su nieto Jorge, que le animó a hablar de su experiencia en el Mundial de Fútbol de 1978, que Argentina, en plena dictadura de Videla, organizó: Entré clandestinamente en mi país- -recordaba- con un pasaporte falso. Yo había quedado con periodistas europeos para acercarles la realidad de la dictadura Gelman ha construido una lengua exiliada, a la intemperie, que nunca ha perdido la facultad de emocionar, impactar: El exilio, a pesar de todo, tiene un aspecto que puede ser enriquecedor: todo depende de la actitud, como desarrollar tareas de solidaridad La experiencia de la vida le ha empujado a tratar de romper los límites de la lengua, no como juego sino como necesidad, buscando siempre la verdad. Una verdad que es la única diosa que los hombres no quieren ver desnuda susurra Gelman, un poeta grande que fue, será y es, y que nunca caminará solo. Poeta grande que fue, será y es Imagen del vestíbulo de la Academia de Bellas Artes tido largamente y hay que reelaborar el acuerdo. Seguro que con buena voluntad se encontrarán todas las posturas Uno de los principales escollos por salvar, dice, es decidir quién dirigirá la fundación: Es preciso insistir en la independencia Y entre las necesidades cita que los tour- operadores no incluyen las visitas a la Academia; falta publicidad, exposiciones con más gancho... Falta una política expositiva, dirigir el museo con más imaginación y agresividad El fotógrafo Alberto Schommer, por su parte, incide en el problema de que al pasar por la calle Alcalá nadie se da cuenta de que hay un museo dentro de la Academia: Si coges un taxi para ir allí tienes que decirle al taxista que vas al Casino, que está al lado, porque no saben dónde está la Academia. Yo llevo años luchando para que se vea más. Si no se anuncia no hay nada que hacer y es uno de ABC Más visitas y personal los mejores museos de España. Su Taller de Vaciados es único; estamos empezando a hacer una colección importante de fotografía de América Latina... Crear esa fundación es elemental. No hay dinero suficiente para tener personal de vigilan- Falta una política expositiva, y dirigir el museo con más imaginación y agresividad (Canogar) El museo está un poco decaído (Julio López Hernández) Los conservadores no quieren la fundación; sí la queremos los liberales (Schommer)