Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID MARTES 22 s 4 s 2008 ABC Los usuarios, indignados con las huelgas de médicos y autobuses M- I. SERRANO MADRID. Quejas y malestar, ayer, en las paradas de autobuses de la EMT y en las consultas de los centros de salud. La indignación era generalizada entre los madrileños que se vieron afectados, una vez más, por los paros de los trabajadores de la Empresa Municipal de Transportes y de los facultativos de Atención Primaria, es decir, médicos de familia, pediatras, Summa y Servicio de Asistencia Rural (SAR) Los médicos seguirán con los paros hoy martes y los próximos días 24 y 25. El sindicato convocante- -Femyts- -cifra el seguimiento de ayer en un 77 por ciento; la Consejería de Sanidad en un 15 por ciento. La principal reivindicación de este colectivo es dignificar la profesión; no pedimos dinero Son muchos los que se quejan de tener unos pocos minutos para atender al paciente. Sin embargo, el Gobierno regional calcula que las peticiones de los médicos suponen un coste, adicional al ya presupuestado, de 151 millones de euros. Nueva reunión En cuanto a la EMT, los madrileños volvieron a cargarse ayer de paciencia ante las paradas. Aunque hubo servicios mí- nimos, las esperas fueron largas. Los paros se repetirán hoy y mañana. Sigue sin descartarse que la huelga se extienda al mes de mayo. Hoy habrá un nuevo encuentro entre el comité de huelga y la empresa. Ambas partes volverán a verse las caras después de que, a finales de la pasada semana, llegaran a un preacuerdo- -firmado por todos los sindicatos- -y que, sorprendentemente, rechazó un día después la asamblea de trabajadores. El preaacuerdo suponía que los empleados ganarían 7.000 euros netos más en los próximos cuatro años. TENDENCIAS Rafael Puyol Fundación Instituto de Empresa DIMINUTIVOS veces usamos los diminutivos, no para reducir la dimensión de una cosa o persona, sino para magnificarla. Todos conocemos a individuos habilidosos en el ejercicio de una función, que definimos con un diminutivo. El cerebrito es un personaje con destacada capacidad intelectual; el manitas lo arregla todo en un pispas; el cocinillas posee grandes dotes culinarias; y el piquito de oro encandila a la concurrencia con exuberante verborrea. Recuerdo aquel Pepín de mi juventud, gran seductor y amador profesional, al que sus amigos llamaban colita Pero hay otros usos. Tener una barriguita es exhibir un protuberante abdomen moldeado por el consumo de muchas cañitas Por esa vía adquieres unos kilitos de más y acabas siendo un gordito La playa, aunque tenga una extensión sahariana es la playita y el sol benefactor que nos tonifica es el solecito aunque su dimensión permanente y volumétrica nunca aconsejaría el diminutivo. Una amiguita no se crean ustedes, no es solo una conocida pequeña; en ocasiones es un planazo, con tendencia a la permanencia, protagonizado por un auténtico putón verbenero. Si te dicen de una persona que es un sosito échate a temblar. Los bobitos pobres, suelen rozar el encefalograma plano, y los que están muy malitos hacen antesala en las 10 de últimas. Poseer un fortunón es tener dinerito y hay quienes, tras cometer un desfalco o una tropelía, se van de rositas Una persona tratable y facilona es una perita en dulce un buen negocio puede ser un chollito y una relación sentimental un rollito Los diminutivos también contradicen el tamaño de algunas personas. Angelín era el pívot de mi colegio y pesaba 120 kilos. Y qué me dicen de Sarita o de Carmencita o de Pitita. Ya lo sé. Los diminutivos, aunque estén en contradicción con la dimensión de la persona o del objeto al que se aplican, reflejan sobretodo cercanía, aprecio, reconocimiento, valoración, cariño. Bueno, si es así, sigamos empleándolos. A