Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 22 s 4 s 2008 MADRID 55 ASÍ FUNCIONABAN LOS MALETEROS DE LA DROGA DE BARAJAS 1 Los narcos preparaban la cocaína en maletas en su país de origen y las introducían en un avión: facturadas o sin poner nombre ni destino 4 Tenían movilidad por todas las instalaciones del aeródromo, gracias a un cuarto operario de Barajas que disponía de una tarjeta especial para ello Tirotean a dos hermanos en un atraco en El Pozo al ir a comprar droga Las víctimas llevaban cerca de 3.000 euros encima e indicaron que no conocían a sus agresores C. HIDALGO MADRID. Dos hombres, al parecer hermanos, fueron heridos ayer de gravedad durante un atraco ocurrido en una calle cercana al Pozo del Tío Raimundo, en el distrito de Puente de Vallecas. Las víctimas Pedro y Emilio N. P. sevillanos de 37 y 36 años, respectivamente. Los agentes de la Sección de Homicidios se han hecho cargo del caso. El suceso se produjo en torno a las tres y cuarto de la tarde. A esa hora, cuatro personas- -los dos heridos, un tercer hombre y una mujer- -se encontraban dentro de un coche, en la calle del Cabo de Tarifa, una zona problemática del distrito. Habían acudido hasta el lugar para comprar droga. Inopinadamente, aparecieron dos hombres, que, sabedores de que los ocupantes del vehículo llevaban dinero encima, sacaron una pistola y dispararon a bocajarro sobre los dos hermanos. Los otros dos compañeros de los heridos salieron corriendo y consiguieron huir. Las víctimas tomaron el coche y se dirigieron hasta el centro de salud del barrio de Entrevías, en la calle del Cabo Machichaco. Cuando el jefe de Urgencias se percató de la gravedad de las lesiones, avisó a la Policía Nacional. Uno de los hermanos, Pedro, presentaba una herida por arma de fuego en el hemitórax izquierdo, con orificio de entrada y salida. Su estado es grave, y fue trasladado al Hospital Gregorio Marañón. No se teme por su vida. La otra víctima, Emilio, presentaba otra herida de disparo en el hemitórax derecho; sin embargo, tenía el proyectil alojado en el cuerpo. Su estado, de mayor gravedad, obligó a trasladarlo al Hospital Doce de Octubre, donde pasó directamente a quirófano. Al cierre de esta edición, no se había confirmado si la bala le había afectado a algún órgano, lo que pondría en riesgo su vida. 2 ABC J. Aguilera C. Aguilera Tres miembros de la banda, dedicados al tratamiento de los equipajes en pista identificaban la maleta y la desviaban del tránsito habitual. La trataban como extraviada para almacenarla en las oficinas 3 Allí sacaban la droga y la transportaban ellos mismos en sus mochilas personales o salía en maletas para devolver a su dueño Detienen a cuatro maleteros de Barajas que usaban su puesto para introducir coca La droga llegaba en equipajes sin dirección- -En el último envío recibieron 17 kilos M. J. ÁLVAREZ MADRID. Utilizaban su puesto de trabajo para ejercer de correos de la droga en el aeropuerto de Barajas. Formaban parte de una organización delictiva dedicada al tráfico de cocaína, integrada por nueve personas. Creían tenerlo todo bajo control. Sin embargo, han sido detenidos, con las manos en el equipaje Se trata de cuatro empleados del aeródromo, tres de ellos maleteros encargados del tratamiento del equipaje en pista y de cargar y descargar los aviones. Para que nada escapase a su control, disponían de un último cómplice, ocupado en devolver a sus propietarios los equipajes perdidos una vez que aparecían. Éste último disponía de una tarjeta que le permitía moverse libremente por todas las instalaciones, lo que les facilitaba enormemente su misión introducir coca en España, valiéndose del acceso a las pertenencias de los pasajeros. Todo comenzaba con los narcotraficantes, que introducían la mercancía en equipajes desde su país de origen, facturadas o sin poner nombre alguno, con destino a Madrid. A continuación, informaban del envío a los correos a quienes les facilitaban los datos para que identificaran los bultos. Una vez que éstos eran localizados por los maleteros los desviaban del tránsito habitual. Los consideraban objetos extraviados y los almacenaban en las oficinas. Los receptores utilizaban dos sistemas para poder sacar la droga del aeropuerto: la transportaban ellos mismos en sus mochilas personales, junto con su ropa o comida, o bien salía de las instalaciones en el mismo equipaje en el que llegó, para, supuestamente, ser devuelto a su dueño. A partir de ahí, el resto de la banda se encargaba de distribuir la mercancía. Sin embargo, la aparente impunidad con que contaba este grupo se quebró. El Grupo de Estupefacientes comenzó a sospechar, al detectar indicios de un reciente tráfico de estupefacientes. Tras las pesquisas pertinentes, se confirmaron los recelos, y ante la certeza de un nuevo envío de estupefacientes, decidieron detener a los sospechosos. Ocurrió a principios de la semana pasada. En total, en el equipaje había 17,235 kilogramos de cocaína. Los detenidos, y empleados del aeropuerto son: Clara A. R. de 31 años, natural de Madrid; Luis Ismael C. M. de 27, gaditano; Luis Pablo S, de 33, nacido en Argentina y Julián Yasid G. L. de 26, colombiano. Los demás son: Jimmy Darío M. B, de 30; Alejandra María Z. O. de 30; María Clemencia L. R. de 39; John Jairo V F. de 38- -todos ellos, colombianos- y Sergio Stalin M. M. ecuatoriano. Ninguno de ellos tenía antecedentes penales. Por otro lado, dos personas fueron detenidas ayer en Barajas por agentes del Grupo de Estupefacientes, cuando intentaban introducir en España más de seis kilos de cocaína. Una tercera víctima Según las propias víctimas, podría haber una tercera persona herida. Fuentes policiales indicaron a este periódico que los hermanos reconocieron que habían acudido hasta el lugar para comprar drogas, cuando los asaltantes intentaron quitarles el dinero- -llevaban cerca de 3.000 euros encima- y se resistieron al atraco. También indicaron que no conocían de nada a sus agresores. Los correos daban salida Detenidos 20 integrantes de un grupo especializado en robo de vehículos Ep MADRID. La Guardia Civil detuvo ayer a los veinte integrantes de un grupo organizado especializado en asaltos a empresas y en robos de vehículos en la Operación Prosa Los detenidos son presuntos autores de unos 50 robos con fuerza llevados a cabo en los tres últimos meses en la Comunidad de Madrid. Además, la Guardia Civil intervino gran cantidad de artículos como joyas, electrodomésticos, vehículos o dinero que habían sido sustraídos en los robos. La investigación policial relaciona a cinco de los veinte detenidos con diversos robos, algunos de ellos llevados a cabo contra restaurantes de comida rápida o concesionarios de vehículos. En los últimos meses se han producido varios asaltos a concesionarios de coches que han puesto en alerta a los responsables policiales. La mayoría son vehículos de alta gama que, en ocasiones, han sido utilizados en alunizajes a establecimientos comerciales que han sembrado la alarma social. Pegada el cuerpo