Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ECONOMÍA MARTES 22 s 4 s 2008 ABC España, el país más afectado de la UE por la subida de las materias primas M. VÁZQUEZ DEL RÍO MADRID. España ha sido una de las economías del área del euro que ha experimentado un mayor traslado de los precios finales de las subidas de las materias primas a su Índice de Precios Armonizados (IPCA) -el valor que se utiliza para comparar los precios en todos los Estados miembro- según el último Informe sobre coyuntura económica de Caixa Cataluña. En concreto, el repunte de la inflación armonizada en España entre julio y diciembre de 2007- -que pasó del 2,3 al 4,3 -fue el segundo más elevado del área del euro y se situó por encima de los 1,3 puntos de la Europa de los Doce, al pasar del 1,8 al 3,1 Como resultado de este aumento, la aceleración del IPCA español contribuyó en un 18,8 a la subida de la inflación del área euro. El estudio de Caixa Cataluña concluye que España ha sido una de las economías de la Unión Monetaria en la que el traslado de las subidas de las materias primas ha sido más elevado, muy especialmente en el ámbito de los alimentos Desglosado el consumo de los hogares españoles, el informe destaca que una gran parte de la subida de la inflación en España refleja el mayor peso en el consumo de las familias de las categorías de energía y alimentos elaborados, más afectados por el alza de los precios internacionales de las materias primas. Así, el peso de la rúbrica de combustibles y lubricantes en el IPC armonizado español es del 5,5 frente al 4,4 del conjunto de la zona euro. Y en el caso de los alimentos elaborados, el peso de las categorías más afectas por las recientes subidas alcanza en España el máximo valor de la zona euro. De hecho, la rúbrica de pan y cereales supone un 3,3 del IPCA español, frente al 2,5 de media de la Eurozona, Y en el caso de la leche, quesos y huevos los precios españoles aumentaron un 3 frente al 2,2 de media de la Unión Monetaria. El informe de Caixa Cataluña rebela que descontado ese mayor peso de las materias primas en nuestro país, el IPCA español hubiera sido del 1,7 tres décimas inferior a la inflación que realmente se ha producido, habiendo finalizado 2007 en el 4 y no en el 4,3 con que acabó. El Banco de Inglaterra inyecta 62.500 millones para rescatar el sector financiero El plan permite a las entidades convertir deuda hipotecaria de calidad en bonos del Estado EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El Banco de Inglaterra tuvo ayer que salir al paso de la creciente inestabilidad en el sector financiero con un plan especial que prevé que los bancos puedan convertir en bonos del Estado parte de su deuda hipotecaria. El plan prevé que la conversión afecte a unos 50.000 millones de libras (unos 62.500 millones de euros) aunque no se ha establecido límite y la cifra podría ser mayor en función de la acogida que este programa para sortear la crisis encuentre entre las entidades financieras. La medida sigue a una acción similar, por valor de 200.000 millones de dólares (casi 126.000 millones de euros) decidida el mes pasado por la Reserva Federal norteamericana para fomentar la liquidez de los mercados financieros. Hasta ahora el Banco de Inglaterra se había mostrado más conservador en su intervención en apoyo del sector bancario que la Reserva Federal de Estados Unidos y que el Banco Central Europeo. Pero la crisis del Northern Rock, nacionalizado por el Gobierno británico, y los problemas que están encontrando otras grandes entidades han aconsejado dar un paso de este tipo. La medida llega, por ejemplo, cuando el Royal Bank of Scotland ha desvelado que está buscando capitalización, y hoy podría anunciar la venta de varios de sus activos. De acuerdo con un comunicado del Banco de Inglaterra y con las explicaciones dadas después en el Parlamento por el canciller del Tesoro (ministro de Economía y Hacienda) Alistair Darling, el canje de bonos del Estado se realizará por valores hipotecarios de alta calidad Podrá comprometerse por un año, a partir de ayer mismo y durante los próximos seis meses, con posibilidad de extender el acuerdo hasta un total de tres años. El Banco de Inglaterra cobrará una tasa por las transacciones. Serán aceptados los activos existentes a finales de 2007, pero los bancos no podrán acogerse al plan para financiar los préstamos que se hayan acordado con los clientes después de esa fecha. El programa establece que el riesgo de pérdidas por préstamo es asumido totalmente por los bancos Así, el gober- El ministro de Finanzas británico, Alistair Darling, explicó ayer en el Parlamento las medidas nador del banco emisor inglés, Marvyn King, quiso precisar que el dinero de los contribuyentes no va a servir para resolver el problema de los bancos, sino que se invierte en una acción para minimizar el riesgo de posibles enormes pérdidas que para los contribuyentes en el caso de un colapso del todo el sistema. Los bancos están ahora pagando el precio de lo sucedido. Van a pasar por un ajuste doloroso advirtió. Según indicó King en su comunicado, el plan especial de liquidez del Banco de Inglaterra está diseñado para mejorar la posición de liquidez del sistema bancario y aumentar la confianza en los mercados financieros, mientras garantiza que los bancos asumen el riesgo de REUTERS El compromiso de los bancos durará entre uno y tres años y pagarán una tasa por las transacciones Las claves del plan El peso de los alimentos las pérdidas por los préstamos que han hecho De acuerdo con el comunicado, las entidades que se acojan al plan deberán aportar activos de un valor mucho más significativo que los bonos del Tesoro que obtendrán a cambio, para evitar que sea el contribuyente el que asuma el riesgo de potenciales pérdidas. Si estos activos se devalúan, los bancos deberán facilitar más activos o devolver parte de los bonos. La medida recibió la bienvenida de los bancos británicos, que han contribuido a concretar el plan y que lo han calificado de respuesta innovadora Según la British Banker s Association, los bancos están participando en este acuerdo y esperan que haga una significativa contribución para aliviar las presiones en el mercado monetario del Reino Unido Costes hipotecarios Una actuación inevitable para no provocar un impacto en la economía El Banco de Inglaterra incluyó en su comunicado más explicaciones de las habituales, consciente de que la opinión pública teme tanto el desplome del sector bancario como que el dinero público sea utilizado para sacar las castañas del fuego a entidades que se han arriesgado en exceso buscando el propio beneficio. Así, explicó que, debido a la crisis derivada de la quiebra del mercado de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos, los bancos tienen demasiados activos hipotecarios que no pueden utilizar para conseguir financiación. Los mercados financieros no están operando con normalidad y, si no se actúa, podría tener un impacto en la economía señaló el gobernador del Banco emisor inglés en el comunicado. El propósito del programa- -añadió Mervyn King- -es incrementar la liquidez del sistema bancario en su conjunto. No forma parte de él, el que nosotros tomemos la carga del exceso de préstamo concedido hace un año o más En teoría, la mayor liquidez debería llevar a mejores condiciones para los clientes en los créditos. Sin embargo, el Consejo de Prestamistas Hipotecarios advirtió de que esto no va a revertir de forma automática la tendencia al alza en los costes hipotecarios. El primer ministro, Gordon Brown, confió en que el anuncio realizado ayer por el Banco de Inglaterra permita a los mercados volver a trabajar de un modo en que podamos ver que los puestos de trabajo en el sector estén asegurados y que, al mismo tiempo, los bancos tengan la financiación que necesitan En su intervención en el Parlamento, el canciller del Tesoro encontró el apoyo de la oposición, pero tanto conservadores como liberal- demócratas advirtieron de la necesidad de que el Banco de Inglaterra vele bien por la calidad de los préstamos que acepta canjear por bonos del Estado.