Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA MARTES 22 s 4 s 2008 ABC Ernest Maragall se alinea con Castells al reclamar la soberanía del PSC El consejero de Educación augura el fin de la conllevancia entre Cataluña y España ÁNGEL MARÍN BARCELONA. El consejero de Educación de la Generalitat, el socialista Ernest Maragall, apostó ayer por la soberanía de los partidos autonómicos frente a sus aliados, socios y referentes en España porque este distanciamiento es imprescindible para recuperar la plena autonomía del espacio político catalán Con esa mayor libertad de actuación del PSC, el tripartito podría abordar las reformas necesarias para mejorar los servicios públicos de Cataluña- -basadas en la financiación del nuevo Estatuto- -sin miedo a que puedan ser paralizadas en el Congreso de los Diputados. Con estas declaraciones, realizadas ante un centenar de empresarios del Círculo de Economía de Barcelona, Ernest Maragall se alinea con el sector catalanista del PSC, encabezado por el consejero de Economía, Antoni Castells, que recientemente exigió la creación de un grupo propio para los socialistas catalanes (25 diputados) en la Cámara Baja. Una aspiración que cuenta con el silencio del presidente de la Generalitat, José Montilla, pero con la rotunda oposición del recién nombrado ministro de Trabajo e Inmigración, José Corbacho. Ernest Maragall abogó también por poner fin a la etapa de conllevancia entre España y Cataluña porque en los últimos años ha aumentado el distanciamiento entre los dos territorios por culpa de esta estrategia política. Tras considerar que la situación actual puede ser contraproducente para Cataluña, el consejero de Educación consideró que la nueva relación debería basarse en un modelo federal a secas porque no se atrevió con el adjetivo asimétrico que tanto utilizó su hermano y ex presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, para resolver definitivamente el encaje de Cataluña en España. Necesitamos ser un país completo en todos los sentidos concluyó. Ernest Maragall Y. CARDO Un modelo federal, a secas Carod recupera a su hermano Apeles como embajador I. ANGUERA Apeles Carod- Rovira podría volver al Gobierno catalán de forma inminente, si su hermano el vicepresidente de la Generalitat y líder de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, consigue zafarse esta vez del control del partido y designarlo responsable de una de las dos embajadas que el gobierno autonómico debe abrir en breve en Londres y París. Al principio de la legislatura, Carod- Rovira ya intentó incorporar al hermanísimo a su equipo en el Departamento de Vicepresidencia, pero entonces el aparato del partido- -léase Joan Puigcercós- -vetó el nombramiento para evitar la polvareda que provocó su designación en el primer tripartito. Ahora, los hermanos Carod atacan de nuevo.