Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 21- -4- -2008 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo cuchaban por sus audífonos como banda sonora el traqueteo incansable del tren desplazándose sobre los raíles. Los investigadores, dirigidos por el doctor en Psicología Clínica Daniel Freeman, de la Universidad de Cambridge, comprobaron que la mayor parte de los voluntarios, dentro de una gran diversidad de reacciones, encontraban amables o neutros a sus compañeros de viaje. Pero era una mayoría muy ajustada, apenas del 60 por ciento. El 40 por ciento restante experimentaron al menos un pensamiento paranoico ante los pasajeros virtuales. Y fueron precisamente aquellos voluntarios evaluados previamente como ansiosos o con baja autoestima los más tendentes a desconfiar de sus compañeros de viaje. Las razones aducidas eran del tipo me miró sin razón alguna se situó a mi lado parecía estar nervioso se tocaba los zapatos sonreía todo el tiempo buscaba algo El doctor Freeman explica que la capacidad de juzgar si podemos o no confiar en otras personas resulta fundamental en la interacción social Apunta, además, que más de un tercio de la población experimenta regularmente sentimientos de persecución... Se tiende más a cometer errores de juicio de tipo paranoide si estamos ansiosos, meditativos o hemos tenido malas experiencias con otras personas en el pasado Los investigadores hacen hincapié en que la paranoia se 83 La paranoia viaja en el Metro Investigadores del Instituto de Psiquiatría del King s College de Londres estudian las reacciones de un grupo de voluntarios durante un viaje virtual en Metro, y concluyen que un 40 por ciento de los pasajeros experimentan pensamientos paranoicos POR S. BASCO MADRID. Que la mayoría de los habitantes de una gran ciudad estamos un poco locos es algo comunmente aceptado. Y que uno de los lugares en que esta locura se manifiesta más habitualmente son los vagones del Metro- -el transporte público en general- -parece de cajón. O no tanto. Veamos, porque en cualquier caso las circunstancias del urbanita en el Metro no resultan tranquilizadoras: los viajeros se sienten atrapados en una lata de sardinas, observados sin poder discernir con qué intenciones, objeto de cuchicheos sin escuchar lo que se dice, a merced de cualquier terrorista suicida... No es muy tranquilizador. Tal vez por ello, un grupo de investigadores del Instituto de Psiquiatría del King s College de Londres ha creado sobre el Metro un entorno de realidad virtual destinado al estudio de la paranoia, un problema de salud mental que, entre otros síntomas, nos hace sentirnos en peligro en circunstancias anodinas, en las que realmente no lo estamos. El entorno diseñado por los investigadores simulaba un vagón de Metro con varios viajeros virtuales, y ha servido para demostrar que los pensamientos paranoicos- -temores y desconfianzas patológicas- -son mucho más comunes entre la población de lo que hasta ahora se pensaba. Tan extendidos, de hecho, como la ansiedad o la depresión, que afectan a casi la mitad de las personas. Los resultados de la investigación, publicados en The British Journal of Psychiatry muestran que el 40 por ciento de los voluntarios sobre los que se realizó el experimento presentan pensamientos paranoicos ante la actitud, o la simple proximidad física, de sus compañeros de viaje en un vagón del tren suburbano. La investigación se llevó a cabo conforme al siguiente método: doscientos voluntarios elegidos sin condiciones previas, de forma que resultasen representativos de la amplia diversidad social de una gran ciudad como Londres, fueron evaluados exhaustivamente y luego introducidos en un vagón de realidad virtual, entre avatares que respiraban, miraban a su alrededor, leían el periódico, o simplemente miraban a los otros viajeros Más o menos la fauna urbana que puebla un vagón de Metro en Nueva York, París o Madrid. Mientra algún viajero virtual sonreía si se le miraba a los ojos, otro escuchaba música, o el de más allá bostezaba, los voluntarios del experimento, atentos a sus pantallas, es- La confianza en los demás El terrorismo y el clima político o social son capaces de inducir desconfianza y paranoia generalizada ha incrementado en los países occidentales por la amenaza del terrorismo. Sin embargo, el miedo a los demás puede ser inducido también por el clima político o social, dando lugar a una desconfianza sin fundamento, es decir, a la paranoia generalizada Ésta, en sus formas más severas, es uno de los principales síntomas de una enfermedad mental aún más grave: la esquizofrenia. Hasta ahora, jamás se había podido estudiar la paranoia en entornos artificiales o de laboratorio, sólo a través de cuestionarios. Daniel Freeman considera que el uso de la realidad virtual puede favorecer rápidos avances en la comprensión de este estado mental Entre los futuros objetivos de su grupo de investigación figuran la determinación de los posibles factores de predicción de la paranoia y la comprensión de este estado alterado de la mente en términos de factores cognitivos Más información sobre la investigación: http: www. iop. kcl. ac. uk news id 198 Tan común como la ansiedad EFE La ballena que navegó hace 40 millones de años por el desierto Wadi al- Hitan- -el Valle de las Ballenas- a 200 kilómetros al suroeste de El Cairo, es uno de los conjuntos más ricos del mundo en fósiles marinos, como muestra la imagen de este esqueleto completo fosilizado de una ballena, con una antigüedad aproximada de unos 40 millones de años. Todo tipo de conchas, caracolas, erizos, estrellas de mar, cangrejos, tortugas y dientes de tiburón atestiguan que este lugar estuvo un día cubierto por el océano.