Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 21 s 4 s 2008 INTERNACIONAL 39 Rice se suma a la ofensiva iraquí contra el ejército de Al Sadr 23 milicianos muertos en los combates más duros entre EE. UU. y el grupo chií ABC BAGDAD. La secretaria de Estado de EE. UU. viajó ayer a Bagdad por sorpresa para mostrar su apoyo a la ofensiva lanzada hace ya un mes por el Gobierno iraquí contra la milicia del clérigo chií, Muqtada al Sadr. La visita coincidió con los enfrentamientos más graves entre el llamado Ejército del Mahdi y tropas iraquíes y de la coalición. Las reuniones de Rice con los principales líderes del país árabe discurrieron bajo una lluvia de cohetes que estallaron ayer en la Zona Verde de la capital iraquí. Al menos 23 seguidores de Al Sadr murieron en la violenta madrugada del sábado, durante los graves enfrentamientos callejeros con fuerzas estadounidenses y ataques con helicópteros artillados en el feudo chií de Sadr City, y en otros barrios del este de Bagdad. Yo diría que ha sido la noche más caliente en un par de semanas declaró el teniente coronel Steven Sover a Reuters. Las dificultades iniciales de las tropas del Gobierno de Nuri AlMaliki- -que vieron como un millar de soldados abandonó su puesto al negarse a enfrentarse a los milicianos del Mahdi en Basora- han llevado a las fuerzas de la coalición liderada por EE. UU. a involucrarse con infantería y apoyo aéreo en la mayor operación lanzada por el Gobierno central contra Al Sadr, jefe de la milicia que tuvo en jaque al país y a las potencias ocupantes con sus dos alzamientos armados en 2004. En sus reuniones con el primer ministro, Nuri al Maliki, y con el presidente iraquí, Ja- Amenaza de guerra abierta Rice saluda al presidente iraquí, Jalal Talabani, ayer en la Zona Verde de Bagdad lal Talabani, Rice se refirió a un incipiente centro en la política iraquí que estaría trabajando mejor que nunca para mejorar la seguridad. Al Sadr, que apoyó la elección de Al Maliki tras las elecciones celebradas en 2005, había mantenido un alto el fuego a pesar de que sus delegados abandonaron el Ejecutivo el año pasado. Una tercera insurrección capitaneada por el popular clérigo podría echar por tierra los avances obtenidos tras el envío de 30.000 hombres adicionales por la Administración Bush. En un comunicado colgado en la madrugada del sábado en su página web, el clérigo lanzó un último aviso al Gobierno para detener la operación, y amenazó con declarar una guerra abierta hasta la liberación AP Él sigue viviendo en Irán. Sus seguidores pueden morir y el seguirá estando en Irán contestó ayer Rice en relación al clérigo insurrecto, según Reuters. Otros cuarenta milicianos murieron en combates con fuerzas iraquíes en el sur de la capital, donde se han recrudecido los enfrentamientos, tras una ligera mejora de la situación en Basora.