Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC EN EL BICENTENARIO DEL DOS DE MAYO LAS CRÓNICAS DE ABC Y BLANCO Y NEGRO DE HACE CIEN AÑOS DOMINGO 20- -4- -2008 MADRID 65 Para casarse: Dos viudas jóvenes con 50 reales diarios y buena posición Los anuncios de hace cien años que se publicaban en ABC y en Blanco y Negro eran punto y a parte. No con mucho orden y concierto, sino más bien uno al lado del otro, aparecen juntos la perfumería Rosa de Oro que ofrece agua de colonia concentrada la especialidad de la casa, y un amplio texto que llama poderosamente la atención. Se titula Matrimonios y ofrece buenas proporciones para casarse ventajosamente y con toda legalidad con señoras y señoritas ricas, simpáticas, jóvenes y honradas Informa de que hay dos viudas jóvenes en Alicante y Jaén, con 50 reales diarios y posición buena además de una señorita de 21 años, muy bien instruida, con más de 30.000 duros y heredera forzosa de mayor fortuna Se insiste en que los resultados son excelentes. Todas se casan, y se puede probar Con texto y dibujo se rendía homenaje a Nuestra Independencia en la revista Blanco y Negro se había figurado Napoleón, que nos iba a dominar? ¿Qué nos iba a hacer franceses? A continuación, una crónica sobre Móstoles que incluye fotos de Andrés Torrejon (alcalde en 1808) y de Tomás Lorenzo (alcalde en 1908) No es posible- -se reseña- -hablar de la guerra de la Independencia española sin recordar el nombre del alcalde de Móstoles, Andrés Torrejón, inmortalizado por su rasgo, que la Historia conserva en sus páginas con todo el perfume de la leyenda Y continúa: Por su proximidad a Madrid, fue Móstoles uno de los pueblos donde primero se tuvo noticia La tarde del Dos de Mayo en la calle de Cuchilleros, dibujo publicado en ByN de la sangrienta jornada del 2 de Mayo En Móstoles Hay, también, fotos de los bisnietos de Torrejón a las puertas de sus casas en aquel pueblecito que era entonces la hoy ciudad mostoleña y diversos dibujos con escenas muy elocuentes de cómo familias enteras, en sus casa de vecindad, defendían a tiro limpio a sus familias y sus posesiones el 2 de mayo de 1808. Hay por último diversos romances, retratos de la batalla ocurrida la mañana de aquel día delante del Palacio Real y crónicas ilustradas del Sitio de Zaragoza. Así se escribió la Historia.