Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 ECONOMÍAyNEGOCIOS Energía DOMINGO 20 s 4 s 2008 ABC El biodiésel planta cara al petróleo Globasol, dedicada a energías renovables, acaba de presentar un proyecto en Santo Domingo para producir biodiésel, que pretende abastecer a los hoteles del grupo y además luchar contra la pobreza POR MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO SANTO DOMINGO. Todo esfuerzo contra la pobreza es bueno y si se une a la lucha para reducir las emisiones de CO 2 todavía es mejor. Estos son los dos principios del proyecto que acaba de presentar Globasol, empresa especializada en energías renovables del grupo Globalia, en la República Dominicana. Con 50 millones de euros de inversión para la creación de 12.000 puestos de trabajo y la construcción de cinco ecoaldeas y una planta de biodiésel surge esta iniciativa en la que el responsable de Globasol, Javier Hidalgo- -que junto con su padre Juan José Hidalgo posee el 70 de la empresa- su director general, Daniel Suárez y el director general de la división de biocarburantes, José Vicente Galindo, lideran el proyecto en el que llevan trabajando más de dos años. El fin no es otro que producir biodiésel procedente de una planta que crece silvestre por toda la isla, la jatropha y surtir de combustible a los 25 hoteles que Globalia explota en el área del Caribe, y luego extender su uso para todo tipo de vehículos. La tarea no es fácil, pero el resultado puede llevar a exportar este modelo a otros países pobres para competir- -sin grandes pretensiones- -con el todopoderoso crudo en su propia ruta de comercialización. A su expansión por otros países de la zona contribuirán las ventajas fiscales derivadas del tratado de libre comercio de Centroamérica y la República Dominicana con los Estados Unidos. De momento, el proyecto ya ha sido galardonado en Miami por el Sexto Foro Latinoamericano de Liderazgo por su doble vertiente: innovación y generación de empleo. El proceso es sencillo. De la planta jatropha se extrae un aceite (el 33 de la planta es oleaginosa y se prevé obtener hasta 9 kilos por arbusto, de dos a cinco toneladas por hectárea) que convenientemente tratado en una refinería se transforma en biodiésel. El líquido resultante ha sido probado por Suzuki, que hasta la fecha ha logrado que el 85 de la mezcla de OBTENCIÓN DE BIOCARBURANTE Jatropha curcas Planta silvestre tóxica no apta para el consumo humano ni animal que crece en tierras poco fértiles Organización Formación Tecnología recogida y extracción. Almacenamiento Aceite Transporte Planta procesadora Cultivo Plantación Electricidad Salud Agua Alojamiento Alimento Asistencia social Biomasa Reactor biomasa Generación eléctrica Jatropha curcas combustible de un quad se mueva con biodiésel. Una vez conseguido el 100 se experimentará con las motos de gran cilindrada. Fonsi Nieto, piloto de Suzuki, ya ha probado que el funcionamiento de un quad no varía por este combustible. La jatropha o piñón de leche como la conocen en Santo Domingo, es una planta tóxica que no es apta para el consumo humano ni animal. Esta característica, unido a que se reproduce fácilmente en tierras poco fértiles- -no resta superficie de cultivo- le confiere mayor potencial que otros productos como los cereales, que ya se ha demostrado que encarecen la cadena alimenticia. El proyecto integra todas las fases, desde la materia prima hasta la producción y comercialización del biodiésel. A cambio se logra independencia energética, rentabilidad (Globasol se quedaría sólo con el 17 de las ganancias) y generación de ri- Una planta tóxica queza en las áreas donde actúe. Con el desarrollo de cinco ecoaldeas se contribuye, además, a luchar contra la pobreza, y se produce una transferencia de tecnología a los 12.000 empleos directos que se crearán. Estos trabajadores funcionarán en régimen de cooperativa y serán propietarios de los terrenos donde se produzca la jatropha Por su parte, la planta de biodiésel- -que se construirá sobre 120.000 metros cuadrados cerca de la terminal marítima de Puerto Viejo a partir del próximo julio- -será desde donde se comercializará el biocarburante. Está previsto que se produzcan 60.000 toneladas anuales a partir de septiembre de 2009. El proyecto de Globasol contempla la construcción de, al menos, cinco ecoaldeas con una superficie de entre 3.000 y 5.000 hectáreas cada una, que se gestionarán en régimen de cooperativa. En ellas residirán los trabajadores de las planta- El biodiésel procedente de la jatropha supone independencia energética y rentabilidad Las ecoaldeas ciones y sus familias. Se les apoyará para construirlas, dotándolas de agua y electricidad, alojamiento, alimentos, centro de salud y asistencia social. Está previsto, además, que se autoabastezcan energéticamente con la biomasa sobrante de la jatropha Globasol formará a los trabajadores a través de una sociedad especializada en prestación de servicios agrícolas para la puesta en marcha de viveros, la selección de terrenos y gestión de los modos de uso. Además, se les facilitará la tecnología de cultivo, los fertilizantes y los fitosanitarios. El objetivo es producir 66.800 toneladas de aceite y 156.000 toneladas de biomasa. Globasol comprará su producción y se encargará de gestionar los microcréditos obtenidos de los 192.000 créditos de CO 2 logrados con la producción de biodiésel. En el proyecto participan también el Gobierno dominicano, que se ha comprometido a dar ayudas tanto nacionales como internacionales, además de la Universidad española Rey Juan Carlos, que investigará la mejora en el proceso de producción de biodiésel para la obtención de glicerina y su uso en plásticos biodegradables. A ello se suma el team Alstare Suzuki que en colaboración con la multinacional japonesa Suzuki y Magneto Marelli (líder en la fabricación de sistemas high tech para coches y motos) y con la universidad belga de Lieja, aplicarán el biodiésel obtenido de la jatropha a los motores de alto rendimiento para equipos agrícolas, quads o motos. Por último, destaca la vertiente social y científica derivada de la colaboración de la doctora Pilar Mateo, finalista del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 2005, quien ha ganado diversos premios de innovación industrial por sus investigaciones sobre pinturas insecticidas. En su haber se encuentra la elaboración de una pintura a partir de plantas como la jatropha que, aplicada en las viviendas, puede controlar enfermedades tropicales provocadas por picaduras de insectos como el mal de chagas, la malaria o el dengue. Vertiente social Ventajas económicas del proyecto La inversión requerida es de 50 millones de euros: la mitad para laboratorios y una planta de refinería (de 120.000 metros cuadrados) donde tratar el aceite de la jatropha para convertirlo en biodiésel y biomasa. La otra mitad se destina a la construcción de cinco ecoaldeas (de entre 3.000 y 5.000 hectáreas cada una) en las que trabajarán 12.000 personas. Globalia cuenta con 25 hoteles en el área del Caribe, que consumen un millón de dólares anuales cada uno de combustible. El uso de este biodiésel supondría un ahorro por cada establecimiento de entre el 20 y el 25 En Santo Domingo existen más de 1,8 millones de hectáreas deforestadas que se podrían utilizar para la producción de jatropha Muchos países ya se han mostrado interesados en el proyecto. La jatropha es una planta silvestre que precisa poca agua, y se encuentra en países como Nicaragua, la India o Cabo Verde. Se producirán 60.000 toneladas de biodiésel.