Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 19- -4- -2008 MADRID www. abc. es madrid 49 Foto de la fachada del Palacio de la Música, donde se estrenó Gilda en Madrid, con el autógrafo de Rita Hayworth dedicado al escritor Enrique Herreros ABC Réquiem por el Palacio de la Música El histórico Palacio de la Música cierra sus puertas el próximo 30 de mayo, tras 82 años de cine en estado puro s Aquí se exhibieron películas como Gilda o Lo que el viento se llevó POR ENRIQUE HERREROS MADRID. Parece ser, si el tiempo no lo impide porque el permiso de la autoridad ya está hecho, que el cercano 30 de mayo, viernes y festividad de San Fernando, cerrará para siempre sus puertas el emblemático Palacio de la Música. Construido por el arquitecto Secundino Zuazo Ugalde, entre 1924 y 1926, se inauguró con la película La Venus Americana precedida el día anterior por un concierto que dirigió el maestro Lasalle con cien profesores en el escenario. Por lo tanto, este importante local de la Gran Vía madrileña ha tenido una existencia de 82 años que, ahora como semblanza con uno de sus muchos títulos importantes exhibidos en su pantalla, se lo ha llevado el viento de la especulación. La Gran Vía, llamada en los años 30, 40 y 50 nuestro Broadway cinematográfico llegó a albergar 15 locales- -no me gusta el moderno término de salas- -que eran referencia y reflejo de todo el material que llegaba a nuestros lares. La defenestración del Palacio de la Música pudiera acercarse de lejos a la de Praga: un tal Ziska arrojó a siete consejeros católicos por la ventana en 1419; la nuestra ha sido lenta pero segura. En la actualidad se mantienen en pie, de puro milagro, tres únicos locales que dan cine: Callao, Capitol y Palacio de la Prensa, son náufragos -otro de los títulos exhibidos en el Palacio (como todos lo llamábamos) recordando a la película de Alfred Hitchcock- Esos tres locales y sus empresarios representan el amar el cine que diría José Luis Garci. Pienso asistir a su última proyección el triste 30 de mayo, sea cual sea la película que se proyecte en la sala principal, la que tenía un aforo de 1.572 localidades repartidas en sus tres primeros pisos y que yo he visto desde niño llena, desde la primera a la última fila. El Palacio, según las estadísticas, era el octavo cine más grande de los 20 más espaciosos de toda Europa. Los años de mi niñez y de mi primera juventud los he vivido muy cerca, siempre en la fila 12, butacas 2 y 4 que me proporcionaba mi generoso padre, por ser uno de los ejecutivos de aquella Organización Filmófono que fundara el injustamente poco recordado Ricardo Urgoiti. Con el cierre del Palacio se volatilizan títulos emblemáticos como fueron Don Quintín el Amargao Blanca Nieves y los 7 enanitos El escándalo Las cuatro plumas Qué bello es vivir Niebla en el pasado Escuela de sirenas Gilda La diligencia Huella de luz Lo que el viento se llevó Enviado especial La túnica sagrada La costilla de Adán Los Diez Mandamientos y cientos de otras grandes películas. No olvido que, en los últimos años, la fachada del Palacio se había transformado un poco en falla valenciana de calle secundaria, aunque aquello era mejor que no tener nada, como ocurrirá desde el cercano 30 de mayo. Gran Vía- Broadway Una docena de locales desaparecidos en los últimos cuatro años En los últimos cuatro años, once cines han desaparecido del centro de la capital. Ésta es la lista de difuntos Azul, Bilbao, Fuencarral, Alcalá Multicines, Aragón, Tívoli, Cristal, Cinestudio Bogart, Cinema España, Novedades y Luna. En el caso del Palacio de la Música, otro de los cines clásicos de la Gran Vía, ya en 2006 en declaraciones a ABC un portavoz del mismo aseguraba que atravesaba una época de vacas flacas y señalaba que en una de sus salas únicamente se llegaba al 7 por ciento de la ocupación. Por desgracia, el tiempo ha confirmado la crónica de una muerte anunciada.