Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 OPINIÓN SÁBADO 19 s 4 s 2008 ABC POSTALES DESPLAZANDO EL AGUA DEL EBRO cima el cúmulo de falsedades que ha levantado. Lo A política de Zapatero se compone de un 60 que le convierte en paria social, al no creérsele ni por ciento de imagen, un 30 por ciento de las pocas veces que dice la verdad. Pero cuando es mentiras y un 10 por ciento de chiste. Algún un Gobierno quien se instala en la mentira, la entelector me advertirá que imagen y mentira vienen a ra sociedad sufre, perdida la confianza en sus instiser lo mismo. Lo son, pero mientras la imagen contuciones, mientras suena el grito de ¡Sálveserva una apariencia de realidad, la mentise quién pueda! característico de los paíra la niega, convirtiéndose en chiste o chasses en decadencia. El cómico cinismo con carrillo. Los esfuerzos para enmascarar el que nuestro Gobierno niega el trasvase del trasvase del Ebro semejan ya una broma. Ebro mientras lo firma, nos hace temer que Trasvase, según el diccionario, es pasar un el segundo mandato de Zapatero sea parecilíquido de un lugar a otro. Pero llevar el do al anterior, sólo que más hipócrita. No imagua del Ebro a Barcelona se ha llamado porta quién haya salido ni entrado. Todos transferencia, conexión, desvío, desplazaJOSÉ MARÍA tendrán que mentir porque la mentira llega miento del agua, y la vicepresidenta, en jaCARRASCAL de arriba. España no ha llegado aún al sálrras, ha ordenado No es trasvase ponienvese quien pueda pero con otros cuatro do firmes a todos, Real Academia incluida. años de mentira institucionalizada posiblemente Mentir es una adicción más profunda que la del llegue, e incluso podremos saber cuando ocurrirá: fumar o la droga, ya que el mentiroso crónico acacuando Rubalcaba abandone el Gobierno. Y ha esba creyendo sus mentiras, al tiempo que se ve oblitado ya a punto de hacerlo. gado a seguir mintiendo para que no se le venga en- L Vienen estas reflexiones a cuento de las negociaciones que se traen PP y PSOE. Nada celebraríamos más que la colaboración de los dos grandes partidos en los temas de Estado, siempre que sea amplia y sincera, no un mero reparto de poderes. Ojo, por tanto, el PP. El presidente todavía no nos ha pedido perdón por haber dicho que se había acabado el diálogo con ETA cuando seguía hablando con ella, ni por haber permitido que entrase en los ayuntamientos vascos una ANV que ahora quiere echar, ni por haber calificado de turbulencia pasajera la crisis económica que se nos venía encima. Lo que autoriza a sospechar que piensa seguir engañándonos. Aunque repito, nada me agradaría más que equivocarme y que el cambio de clima político no sea una estratagema gubernamental para continuar lo mismo, ahora con el apoyo del principal partido de la oposición, como antes lo hizo con los pequeños. Pues a la realidad no se la engaña tan fácilmente como al PP y a los españoles. Una mentira, por mucho que se repita, no se convierte en verdad, como un trasvase no deja de ser trasvase por más sinónimos que le busquen. CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Más de lo mismo ETA ha vuelto a las andadas; nos ha vuelto a demostrar que no quiere diálogos, que el único lenguaje que entiende y que está dispuesto a hablar es el de las armas, las bombas, la extorsión y el miedo. El Gobierno de Zapatero está siendo demasiado cicatero en sus condenas a la banda asesina, porque suelta su perorata de desaprobación, con vehementes palabras, encendidos reproches y reprimendas por sus repugnantes actos, y luego se diluye en una política blandengue, poco incisiva, indeterminada y sin fundamento. Se abstiene de actuar frente a la ambigüedad de ANV que siempre es remisa a condenar la violencia de ETA; desoye a sus colegas de la oposición; se inhibe cuando, de verdad y sin ambages, hay que sacar la cara, para terminar con un régimen que es peor que una maldición y más dañina que la plaga de azufre y fuego que acabó con Sodoma y Gomorra. Zapatero tiene la obligación moral de poner todos los recursos legales y policiales para actuar diligentemente. Y si no se ve capaz de llevar a cabo esta empresa con éxito, debe pedir ayuda a la comunidad internacional, que seguro que no le será negada. Lorena Castro Mir Correo electrónico millones de euros a luchar contra la desaceleración Lo llevan diciendo varios días en todos los medios, pero es mentira. Primero, porque 6.000 millones corresponden a la famosa deducción de los 400 euros, deducción, que no inversión. El Estado ahí no pone un duro, simplemente dejará de percibir una cantidad que pagábamos por adelantado, cantidad que quizás tendremos que pagar de todas formas el año que viene cuando hagamos la declaración del IRPF. Por otra parte, en vez de poderse deducir los 400 de una vez, como prometieron a bombo y platillo en la campaña, será en dos tramos; 200 euros en la nómina de junio y los otros 200 a dividir en 6 meses, lo cual da 33,33 euros más al mes en el bolsillo de los contribuyentes, ¡guau! eso sí que es una inyección de liquidez en la economía doméstica. Cualquier familia, con esos 33 euros y pico, ya podrá pagar lo que ha subido la hipoteca, la gasolina, el pan y además invertir en Bolsa. Queridos gobernantes, por favor, no nos llamen tontos. Francisco Jesús Álvarez Correo electrónico gas por su profesionalidad, interés y, sobre todo, por el cariño con el que se comportaron, especialmente con mi hija Paula, de sólo siete años. María Eugenia Guillén Pérez Bargas (Toledo) Vergüenza ajena Tras oír a políticos como Zapatero y Chacón hacer sus proclamas en campaña electoral sobre el trasvase del Ebro, y oyendo ahora a los gobiernos central y catalán, ya no me queda la menor duda: quienes ahora nos gobiernan nos toman por imbéciles. ¡Cuánta de- Gracias por su profesionalidad Bajo la denominación robo con fuerza en las cosas nuestro Código Penal define un tipo penal en el que se incluyen una multitud increíble de conductas delictivas. Una de ellas es la que, desgraciadamente, hemos padecido mi familia y yo en nuestro hogar: la entrada de ladrones en mi domicilio cuando estábamos durmiendo. El motivo de mi carta no es revivir la horrible y lamentable experiencia que hemos sufrido, sino expresar mi enorme agradecimiento a los miembros de la Guardia Civil de Bar- magogia, cuánta insolidaridad, cuánta caradura! Como catalana, me avergüenzo del papelón que estamos haciendo, aunque yo no haya colaborado con esta infamia, pues jamás he votado ni a las izquierdas ni a los nacionalistas, pero realmente toda esta situación causa auténtico rubor. Espero que el recién creado Ministerio de la Igualdad se emplee a fondo para que ningún español sea discriminado viva donde viva y vote a quien vote, pues, hoy por hoy, la desigualdad es más que evidente. Cristina Martín Gausa Barcelona El bien común Benedicto XVI, durante la visita que está realizando estos días a EE. UU. ha reiterado que, sin tener en cuenta los valores religiosos, la actividad política y la acción de Gobierno se apartan del bien común. Y es que toda actividad que desempeñemos debe esta orientada a este fin: el bien común. Es cierto que los Gobiernos no se deben autoproclamar confesionales de una determinada religión; entre otras cosas, porque el sentimiento religioso es personal e intransferible, y no se puede conferir a un ente abstracto. Lo que ocurre en los países islamistas, provoca duros enfrentamientos, porque proclaman una religión que defienden con las armas y la violencia, y no aceptan a quienes no acatan sus preceptos. La tolerancia a quien no piensa como nosotros, la igualdad entre quienes son sometidos a ilógicas e injustas desigualdades, la solidaridad con quienes sufren y todos los demás valores encaminados a proveernos de la dignidad que nos es propia, no son valores de una ideología religiosa determinada, ni de un partido político o una forma especifica de gobierno, sino que es la esencia propia del ser humano, y por ello debe ser proclamado por todos, independientemente de nuestra subjetiva forma de mirar el mundo, porque es lo único que nos da valor. Gracias a hombres como Benedicto XVI, Juan Pablo II o Teresa de Calcuta podemos mantener nuestra brújula orientada al norte, para caminar con constancia en busca de la paz y la armonía entre todos los hombres. Cristina Matesanz. Correo electrónico No nos llamen tontos Ayer se anunció por fin que el Gobierno va a dedicar 10.000