Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo VIERNES 18- -4- -2008 ABC CREACIONISMO Creacionismo, evolucionismo, diseño inteligente... no tiene el menor interés para un científico VIDA INTELIGENTE La inteligencia nació con la vida, y es un trabajo de orfebrería evolutiva hasta el pensamiento abstracto tes de cuál es nuestro lugar? Richard Fortey, durante un momento de la entrevista concedida ayer a ABC en Madrid Un día no habrá hombres sobre la Tierra... y no será importante Richard Fortey s Paleontólogo del Museo de Historia Natural de Londres El ser humano tiene una capacidad de influencia global y determinante sobre la vida como jamás se ha conocido sobre la Tierra s Puede ser el arma de destrucción masiva, pero en su mano está rectificar a tiempo su contribución al cambio climático POR S. BASCO FOTO ERNESTO AGUDO MADRID. Paleontólogo, biólogo, geólogo, divulgador... el británico Richard Fortey (Londres, 1946) atesora después de cuarenta años estudiando el pasado un saber enciclopédico sobre la Tierra, la vida, la evolución... que plasmó en 1999 en su obra La vida. Una biografía no autorizada libro de cabecera de toda una generación de paleontólogos. Fortey ha pasado por Madrid, invitado por la Fundación Banco Santander para impartir ayer una conferencia en su ciclo sobre Ciencia y Sociedad Por qué somos como somos Horas antes, este paleontólogo investigador del Museo de Historia Natural de Londres explicaba a ABC sus intuiciones sobre quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos. tas de un medio marino extremadamente cálido, 300 o 400 grados, y en un ambiente sulfuroso. ¿Surgieron allí a partir de moléculas formadas por cadenas de carbono cada vez más complejas? ¿Llegaron del exterior a bordo de un meteorito, como algunos piensan? Carecemos aún de una respuesta para esta cuestión, pero es evidente que la vida surgió cuando un primer organismo adquirió la capacidad de autorreplicarse. Y la imparable cadena de la evolución ha originado cuanto vemos a nuestro alrededor. -No. Nos movemos en un grupo de doscientos amigos y conocidos. Nuestra memoria abarca dos generaciones, hasta nuestros abuelos; y nuestros intereses cercanos se proyectan dos generaciones hacia el futuro. El Universo tiene 13.700 millones de años; la Tierra, 4.500; la vida, casi 4.000; el hombre, un millón y medio de años... No somos conscientes de todo eso. -El Sol, la Tierra, el hombre... tienen fecha de caducidad. ¿La evolución de la vida es entonces pura adaptación? la potencialidad del genoma. ¿Cuándo, dónde, en qué condiciones surgió la vida en la Tierra? ¿Fue una suma de casualidades? -Sabemos con seguridad que hace al menos 3.500 millones de años que existe vida sobre este planeta. Probablemente surgió incluso antes, hay quienes remontan su existencia a los 4.000 millones de años. Sabemos también que se trataba de seres muy elementales, las paleobacterias, que surgieron y proliferaron en el agua, probablemente en los pliegues y grie- -En esencia, sí. Cuando un organismo logra vivir y reproducirse ya muestra algo que podemos calificar de inteligencia. Muy limitada, muy elemental, pero capaz de elegir y de ordenar, en definitiva. La inteligencia desarrollada en el reino animal, la inteligencia superior de los primates, y después la inteligencia abstracta del ser humano son un trabajo de orfebrería evolutiva que ha llevado miles de millones de años. Es fruto, primero, de la adaptación al ambiente, y en segundo lugar es una consecuencia lógica de -Y la inteligencia, ¿es una respuesta a la necesidad de adaptarse al ambiente? -Pero no sólo eso. La mejor imagen de la evolución de las especies la proporciona un árbol con casi todas sus ramas truncadas, amputadas... pero en algunas de ellas han surgido nuevos brotes, con hojas y flores, aquí y allá. Las hay con una pujanza envidiable, aunque se secarán un día y la savia fluirá por otras. La evolución es una suma de esfuerzos por adaptarse, de ensayos, de éxitos y de fracasos. -El hombre es el primer ser vivo con una capacidad de influencia global y determinante sobre la vida, ¿causaremos lo que ustedes llaman la sexta gran extinción? -Así es. Los astrofísicos creen saber cómo y más o menos cuándo la Tierra morirá, en el proceso de extinción del Sol. Para entonces el hombre ya no estará sobre el planeta. Un día, mucho antes, habrá desaparecido de la faz de la Tierra y eso no tendrá importancia. Nacerán estrellas, planetas, otras formas de vida inimaginables. -No parece un trabajo hecho desde el creacionismo, ni siquiera desde el diseño inteligente. Huele más bien a Darwin... -La historia de la vida es una hoja en el calendario del Universo, la del hombre es apenas un puñado de segundos... ¿somos conscien- -Desde el punto de vista de un científico es inevitable llegar a esa conclusión. Me ha costado unas cuantas cartas de creacionistas llamándome ateo y con amenazas veladas. Evolucionismo, creacionismo... no tiene el menor interés para un científico. Ni siquiera ese subterfugio del diseño inteligente se sostiene, las evoluciones fallidas lo desmienten. -La bacteria verde- azulada fue el primer organismo con capacidad de fotosíntesis, provocó una transformación completa en la atmósfera, que se enriqueció en oxígeno, un veneno mortal para la mayoría de los seres vivos. Fue una extinción masiva. Sólo los que lograron adaptarse sobrevivieron. Tuvo una capacidad de influencia global y determinante. También la tiene el hombre, capaz de abusar del medio natural hasta la exasperación, de ser un arma de destrucción masiva, de extinguir la vida con su poder nuclear. Pero capaz también de pensar, a diferencia de aquella bacteria, y de rectificar a tiempo su contribución al cambio climático. Más información sobre Fortey: http: www. nhm. ac. uk research- cur ation library index. html