Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 VIERNES deESTRENO VIERNES 18 s 4 s 2008 ABC El animal moribundo Nadie ha retratado como Philip Roth al hombre aterrado ante la muerte y aferrado a lo más incandescente de la vida. Isabel Coixet suma su voz a la del autor norteamericano F. M. B. MADRID. Cuando Penélope Cruz se presenta en clase del profesor Ben Kingsley, el viejo zorro aguza sus sentidos e inicia el ritual de caza, perfeccionado en décadas de práctica. La joven se deja querer y se entrega a su deslumbrante depredador, para acabar desnudándolo hasta convertirlo en un corderillo esquilado, en un ser atormentado por los celos, siempre temeroso de que aparezca alguien más joven que él, porque yo era ese joven confiesa, fatalista y lúcido. Elegy es la adaptación de la novela corta de Philip Roth El animal moribundo que relata con profundidad y sin quedarse en el tópico la tragedia del hombre que se agarra a los placeres de la carne mientras ve cómo su vida se extingue. Su amigo Dennis Hopper, poeta y premio Pulitzer, le advierte sobre los peligros de mezclar el sexo con los sentimientos, pero el estado de embriaguez del protagonista no tiene cura. Completan el reparto Deborah Harry, quien ya aparecía en Mi vida sin mí Patricia Clarkson (Todos los hombres del rey Buenas noches y buena suerte que tiene en común con Pe haber sido nominada al Oscar; y Peter Sarsgaard, que interpreta el papel del hijo del protagonista, cuyo drama es, quizás, compartir con su progenitor demasiados genes. Elegy es también la primera película que Isabel Coixet ha rodado a partir de un guión ajeno, en este caso escrito por Nicholas Meyer Sommersby Los productores, Tom Rosenberg y Gary Cluchesi, también son estadounidenses, como casi todo el equipo, y su curriculum en común incluye títulos como Million Dolar Baby y El exorcismo de Emily Rose El trato con ellos fue duro, como relatan la directora y la propia Penélope Cruz, que estuvo presente en la mayoría de discusiones, pero Isabel se salió con la suya en las batallas importantes y asegura que muy probablemente repetirá la experiencia. Más información sobre la película: http: www. onpictures. com Elegy EE. UU. 2008 108 minutos Género- -Drama Director- -Isabel Coixet Actores- -Penélope Cruz, Ben Kingsley, Dennis Hopper Coixet despeja su propia x E. RODRÍGUEZ MARCHANTE Isabel Coixet tiene muchísimas cualidades, aunque probablemente ninguna de ellas tan acentuada como ésa que la convierte en una directora incapaz de colocarse en otro lugar que no sea el centro del debate: es un caparazón de polémica relleno de una controversia. Haga lo que haga, desde ganar un Goya hasta simplemente presentarlo. En Elegy toma una novela de Philip Roth, El animal moribundo y la ensancha de un modo tan controvertido como probablemente reprochable: el mundo visto por la mirada egocéntrica y pedante del profesor David Kepesh se relaja y admite otra mirada más, la de ella, una joven estudiante enamorada de él. La primera persona del singular Philip Roth se trasmuta en la primera persona del plural en la película de Isabel Coixet: nosotros. En realidad, y como siempre, ella, pues desde el principio es una directora a la que le gusta delatarse con su propio cine. Y este sencillo remodelado del punto de vista es materia esencial de debate y, desde luego, carnaza suficiente para que Elegy guste o Elegy disguste. En cualquier caso Coixet cae como una piedra en el universo de Roth para que éste rebose. La historia es profundamente romántica y retorcida, preñada de bisagras y muelles que crujen intelectualmente para abrir y cerrar el paso a conceptos como el amor, la soledad, la vejez, la enfermedad, el dolor, la pasión y el sexo turgente. Dos personajes (y no uno) nos la cuentan: el profundo y presumido profesor Kepesh que interpreta Ben Kingsley y la morbosa y decente alumna que interpreta Penélope Cruz. Otra de las cualidades de Isabel Coixet, o al menos de su cine, es que le busca con ahínco el desconsuelo a sus personajes, que siempre viven en pantalla un enriquecedor y adorado tormento: soportan el suplicio de jugar en el campo propio y en el contrario mientras ejercen con fervor etimológico su ser protagonistas. En Elegy el profesor y la alumna hacen un inventario completo de gozos y sufrimientos, se exprimen sentimentalmente en un impúdico primer plano, pues su brutal choque romántico está narrado desde una distancia corta, con la nariz del espectador pegada a la imagen. Y esta entrega emocional de los personajes encuentra la carne precisa de los dos actores, un Ben Kingsley descaradamente voluptuoso y una Penélope Cruz radiante y dúctil. Ben Kingsley y Penélope Cruz, en una escena de Elegy ABC