Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 VIERNES DE ESTRENO www. abc. es cine VIERNES 18 s 4 s 2008 ABC La política de rendición extraordinaria al descubierto Hoy se estrena en España Expediente Anwar Rendition un filme dirigido por el surafricano Gavin Hood que desvela los secuestros en Estados Unidos de ciudadanos considerados como una amenaza para la seguridad nacional ABC MADRID. El cine político ocupa cada vez un espacio mayor en Hollywood. Filmes recientes como En el valle de Elah La guerra de Charlie Wilson o Un corazón invencible son muestras de un cine que ahonda en las entrañas de conflictos que muchas veces nos llegan con cierta sordina o con varias caras del prisma tapadas. Dentro de esta corriente pretendidamente crítica se enmarca Expediente Anwar Rendition es su título original) que aborda, según sus productores, los complejos asuntos que rodean a la política de rendición extraordinaria del Gobierno de EE. UU. una política por la que se secuestra a ciudadanos considerados como una amenaza para la seguridad nacional para detenerlos e interrogarlos en prisiones secretas de otros países. El surafricano Gavin Hood, que logró el Oscar a la mejor película en lengua no inglesa por Totsi tiene su primera experiencia en Estados Unidos con Expediente Anwar La película narra la historia de Isabella (a la que interpreta Reese Witherspoon) la esposa de un ingeniero químico, Anwar ElIbrahimi (Omar Metwalley) nacido en Egipto y cuya familia emigró a Estados Unidos a mediados de los años ochenta. Tras ser detenido por ser sospechoso de terrorismo, y aunque oficialmente se le da por desaparecido en un vuelo entre Ciudad del Cabo y Washington, es enviado a unas instalaciones secretas fuera de Estados Unidos, donde es interrogado de manera poco ortodoxa por el agente de la CIA Douglas Freeman (Jake Gyllenhaal) aquélla; Peter Sarsgaard, asesor del senador; Igal Naor, el director de la prisión secreta a la que es conducido Anwar; Zineb Oukach, la hija del citado director; y Moa Khouas, novio de ésta y fundamentalista islámico. Gavin Hood asegura que se sintió enganchado por el guión desde el principio. Cuando busco un proyecto- -dice el director- -pienso en las dos cosas que creo que debe conseguir una buena película. En primer lugar, debe entretener y hacer que uno esté encantado y emocionado de estar en su asiento. Pero también creo que las grandes películas te dejan algo de lo que hablar después. Son las películas con las que, después de verlas, tienes una buena conversación, un debate, incluso una discusión con tus amigos o tu pareja. Eso es lo que resultó tan maravilloso al leer el guión de Expediente Anwar Me enganchó desde el principio y me pareció una buena película de suspense, con la que me preguntaba constantemente: ¿qué va a ocurrir después? Sin embargo, al mismo tiempo, estaba haciendo que surgieran preguntas profundas y difíciles a las que no era fácil responder. Recuerdo que terminé de leer el guión y me quedé durante varios días pensando qué opinión tenía yo sobre el asunto. Se trataba de una historia emocionante, pero también me dejó muchas cosas en las que pensar El trasfondo de la película y esa práctica de rendición extraordinaria fue, según el testimonio de sus intérpretes y su director, motivo de debate constante en el rodaje. Uno de los dilemas a los que nos enfrentamos en Occidente, y en particular aquí, en Estados Unidos, es que la tortura nos resulta muy difícil de digerir comenta Gavin Hood. Según el director de Expediente Anwar se mira hacia otro lado o se silencia el asunto para no sentirse culpable. Es una evasión moral. Que no participemos en ello no quiere decir que no estemos involucrados. La otra pregunta es, ¿funciona la tortura? Es evidente para gran cantidad de abogados militares, agentes del FBI, de la CIA, no sólo para mí. Para un gran número de las personas que participan en el proceso resulta evidente que éste, con frecuencia, da como resultado una información pobre. La persona de la que la estás obteniendo está aterrada y quiere que dejes de hacerle lo que le estás haciendo. Te dirá lo que quieres oír con tal de que dejes de torturarle. Somos seres singulares Entretener y hacer pensar El cine- -dice el director de la película- -debe entretener y conmover, pero también ha de hacer pensar a los espectadores Reese Whiterspoon, Jake Gyllenhaal y Meryl Streep protagonizan el filme En la película también intervienen Meryl Streep, que interpreta a la directora de la división de antiterrorismo de la CIA; Alan Arkin, que encarna al senador Hawkins, quien descubre el engaño llevado a cabo por Reese Whiterspoon, cuya búsqueda de su marido es la columna vertebral de la película, y el relato en torno al que giran otras historias del filme, también se sintió atraída por el guión. Me gustó- -ha dicho la actriz- -la idea de que todas las historias condujeran a situaciones similares, pero no de la misma forma que hemos visto en otras películas recientes en las que se presentan varias historias interrelacionadas. Lo que me pareció interesante fue que la historia de cada persona era una historia de aislamiento. No se trata de la conexión que hay entre ellos. Se trata de que, en este mundo, somos seres singulares. También me atrajo el papel de Isabella porque siento una gran curiosidad por cómo debe ser la vida en Estados Unidos en el seno de una familia musulmana. Tenemos muchas ideas sobre ciertas religiones, y se ha propagado mucho temor. Me interesaba dispersar parte de ese miedo Me parece fascinante- -sigue Reese Witherspoon- -que en este país tengamos tantos ti- pos distintos de personas y tantas religiones diferentes. Parte de la belleza real de Estados Unidos radica en que las personas puedan practicar su religión sin perjuicio alguno. Pero, una vez más, para algunas familias la situación se ha hecho más difícil a raíz del 11- S Jake Gyllenhaal, uno de los protagonistas de Brokeback Mountain interpreta a un agente de la CIA que es en cierto modo el poli bueno de la historia. Douglas llega a estar en medio de la acción, emocional y físicamente, sin una vía de escape real, y me pareció que este tipo de tensión resulta muy interesante para un actor- -afirma- Creo que muchas personas de mi generación están buscando algo: su identidad, saber quiénes son, qué quieren hacer con sus vidas. Douglas se encuentra en ese punto. Cuando le conocemos vemos que se ha resignado a vivir en una especie de apatía, pero se encuentra rápidamente frente a una realidad inquietante que le hace flaquear y le fuerza a enfrentarse con su propia condición humana, lo que le hace mirar introspectivamente y encontrar lo que buscaba. Al final de la película, se encuentra en el lugar que menos se esperaba, algo altamente gratificante ABC. es Más información sobre la película y sobre la actualidad cinematográfica en http: abc. hoycinema. com