Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 18- -4- -2008 Sarkozy llama al orden a sus ministros para recuperar el pulso político perdido 31 Obama y Hillary se disputan quién es el más presidenciable La senadora admite por primera vez que su rival puede ganar PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. A cinco días de las primarias de Pensilvania, imprevisiblemente decisivas, Hillary Clinton y Barack Obama han vuelto a interpretar su pulso político delante de las cámaras de televisión. El último debate organizado por la cadena ABC se centró en demostrar quién de los dos aspirantes del Partido Demócrata es el más presidenciable con vistas a las generales de noviembre y quién es el más vulnerable ante los previsibles ataques del Partido Republicano. Dentro de una dinámica ya familiar para Hillary Clinton en Pensilvania- -gran ventaja inicial erosionada por su contrincante- la ex primera dama intentó explotar la metedura de pata de Barack Obama al hablar de la amargura de habitantes de pueblos pequeños que abandonados por el Gobierno encuentran como vía de alivio el fundamentalismo religioso, las armas de fuego o el odio a los inmigrantes. Hilllary calificó ese tipo de reproche elitista como una falta fundamental del papel de la religión en Estados Unidos, que aleja a Barack de la suma de votantes necesarios para ganar la Casa Blanca. Sin salir del pulso sobre cualidades presidenciales y capacidad de captación de votos, Hillary recalcó que ella tiene un montón de equipaje acumulado por el que todo el mundo ha rebuscado durante años A pesar de todo, a la pregunta reiterada de si Obama podría ser capaz de ganar a John McCain en noviembre, Hillary Clinton contestó por primera vez un muy comentado triple sí, sí, sí pero sin dejar de insistir en que ella puede hacer un mejor trabajo Obama tuvo que invertir la primera media hora del debate- -celebrado en el museo de Filadelfia dedicado a la Constitución de Estados Unidos- -básicamente en defenderse de los recientes errores cometidos en su campaña. No obstante, a modo de contraofensiva, el senador por Illinois insistió en que Hillary Clinton representa un trasnochado estilo de hacer política, aprendido durante sus AFP Rafael L. Bardají LA HOJA DE RUTA PAPAL avisitadeBenedictoXVI alos EE. UU. hacreadounaenorme expectación. No nos perdamos en los detalles, pues es de gran calado. En 1995, en Lasaldelatierra el cardenal Ratzinger pronosticaba un mundo en el que la Iglesia Católica estaría en minoría. Chocaba con la visión más optimista de Juan Pablo II y fue tachado de agorero. Hace unos días, en una conferencia en la Universidad Católica de Roma, todos los intervinientes daban por bueno el diagnósticodeRatzinger: nosóloloscatólicos serán minoría en Europa, sino que ante la fuerza del islam, la Razón tiene poco que oponer. Estados Unidos es una sociedaddondelareligiónnohasidoexpulsada a sus márgenes. Y esta vi- L sita papal viene a reconocer ese gran diferencial con la vieja Europa. Cristiandad y catolicismo no son la misma cosa, pero si Ratzinger estaba en lo cierto y el mundo católico se iba a ver sometido a la tremendapresióndeestarenminoría frente a las fuerzas del ateísmo ydelislamismo, elPapaBenedicto tienelatremenda obligación deintentar aproximar todas las iglesias como la mejor forma de reforzar la cristiandad. EE. UU. e Iberoaméricasonlaszonasdondepoder encontraresa savia de resistencia. Igualmente, muchoselehacriticado al Papa por conservador y tradicionalista. Perocuantohahechonohasidoporcapricho. Volver alasesencias- -lamisatridentina, por ejemplo- -es un mecanismo más de salvación para una iglesia amenazada. Cuandoseestá en minoría y bajo el asalto de los demás, desdeZapateroalCorán, elapostoladoes importante, peroconocery valorar las esencias resulta vital. Ningún otro sitio mejor que EE. UU. para que el Papa se encuentre con otros líderes religiosos que comparten su visión esencialista. Bush, esperándole en la escalerilla del avión, rendía tributo a otro resistente, aunque no lo sea de este reino. Equipaje revisado Bush recibió ayer al premier británico Brown en la Casa Blanca tumultuosos años en la Casa Blanca. Como ejemplo de las tensiones y mala sangre acumuladas, ambos candidatos declinaron pronunciarse sobre la posibilidad de formar una candidatura conjunta. A pesar de que la campaña de Hillary Clinton ha barajado públicamente esa posibilidad. Según Obama, es prematuro en esto momentos hablar sobre candidatos a vice- AFP Los dos candidatos demócratas recibieron por separado a Brown, que también se reunió con McCain y Bush presidentes Con Clinton insistiendo en que hará todo lo posible para que uno de nosotros tome posesión de la Casa Blanca el próximo enero Y predicciones por parte de Obama de que el Partido Demócrata cerrará filas antes de la convención nacional prevista para este verano en Denver. Tanto Barack Obama como Hillary Clinton se reunieron ayer por separado con Gordon Brown. El primer ministro británico también mantuvo un encuentro con el ya candidato republicano, John McCain, así como con el presidente estadounidense, George Bush, con quien conversó en la Casa Blanca sobre muy diversos temas, desde la situación del conflicto en Irak hasta la debilitada economía global.