Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA VIERNES 18 s 4 s 2008 ABC EDUCACIÓN No queremos dejar de ser Educación advierten los rectores M. ASENJO MADRID. No queremos dejar de ser Educación afirmó ayer el presidente de la Conferencia de Rectores (CRUE) Ángel Gabilondo, en referencia a la segregación del Ministerio de Educación que ha perdido Universidades, adscrita a Ciencia e Innovación como una Secretaría de Estado y al frente de la cual estará el hasta ahora rector de la Universidad de Barcelona, Màrius Rubiralta. Gabilondo realizó estas manifestaciones en rueda de prensa posterior a un encuentro entre rectores y estudiantes celebrado en la Universidad de Alcalá para debatir acerca de los cambios que se están produciendo en la enseñanza superior como consecuencia del proceso de Bolonia, que inspira el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) Los rectores sostienen que pese a ser positivo en parte que Universidad y Ciencia se vinculen, no puede ir por un lado Educación y por otro Universidades, ya que la educación no termina a los 18 años sino que continúa en la etapa universitaria y se prolonga durante toda la vida con la formación permanente. Por ello, piden que se establezcan mecanismos de coordinación entre los dos ministerios. En este sentido, confían en el nuevo secretario de Estado de Universidades, quien también era vicepresidente de la CRUE y, por tanto, mantenía una estrecha vinculación con el mundo universitarios. Por lo que se refiere al debate de la reestructuración de las carreras, los alumnos mostraron sus quejas por no haber sido informados sobre el alcance y pormenores del proceso y reivindicaron tomar parte en la elaboración de los nuevos planes de estudio. Asimismo, llamaron la atención sobre los riesgos que supone poner en marcha la reforma sin recursos, especialmente, becas y ayudas para movilidad. Militares europeos apoyarán una nueva regulación en España de derechos y libertades El órgano que representa a 32 asociaciones castrenses europeas se reúne por primera vez en Madrid la próxima semana P. CERVILLA MADRID. El asociacionismo militar español y su principal reivindicación al Gobierno socialista, en relación a su reiterado incumplimiento de legislar sobre los derechos y libertades de los militares, recibirá la próxima semana un amplio respaldo de sus homólogos europeos. Este apoyo se realizará en el marco de la reunión que celebrará en Madrid la agrupación que representa a 32 asociaciones europeas de militares, denominada Euromil. En esta reunión también se creará el Foro Mediterráneo del Asociacionismo Militar. El órgano político de esta asociación ha elegido España para celebrar un cónclave que coincide con el inicio de una nueva legislatura de Zapatero, en la que tendrá que llevar a cabo uno de sus principales compromisos del programa electoral de 2004. Este compromiso no sólo estuvo recogido en este programa electoral, sino que, además, es un mandato legislativo de la Ley Orgánica de la Defensa Nacional y un compromiso del PSOE en su programa de 2008, ya que apostaba por la modernización de la legislación que regula el asociacionismo militar. Precisamente, fue el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien en una carta remitida al presidente de Euromil, en junio de 2007, hizo mención expresa a su intención de cumplir la Ley y llevar al Parlamento esta nueva normativa. Este cónclave será también un respaldo para la única asociación española de militares en activo, Aume, que forma parte de Euromil y que, en sus tres años de existencia, reúne ya a 2.300 afiliados. El presidente de Aume (Asociación Unificada de Militares Españoles) Mariano Casado, aseguró a ABC que esta reunión de Euromil representa un apoyo unánime y comprometido al cambio radical de la legislación en España. El órgano político de esta asociación europea viene a España para apoyar las demandas de la única asociación de militares en activo que hay en España Casado destaca el importante momento en que se va a celebrar esta reunión, al coincidir con la constitución del nuevo Ejecutivo. Es un momento importante porque se le puede recordar al Gobierno que la legislación sobre los derechos y libertades de los militares tiene que estar en la agenda de la ministra de Defensa