Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 17- -4- -2008 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo 91 Bush asume finalmente la necesidad de limitar las emisiones de CO 2 de EE. UU. El presidente propone congelar para el año 2025 la contaminación relacionada con el efecto invernadero PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Bajo la presión combinada de la comunidad internacional, el Congreso y la Justicia de Estados Unidos, el presidente Bush ha empezado finalmente a asumir la responsabilidad de su país en el problema sin fronteras del calentamiento global. Y por primera vez, el ocupante del Despacho Oval ha establecido el objetivo de congelar para el año 2025 toda la contaminación relacionada con el efecto invernadero que produce la mayor economía del mundo. La decisión supone un giro copernicano con la reluctancia mantenida hasta ahora por la Administración Bush tanto para reconocer el problema del calentamiento global como la necesidad de adoptar límites. Hasta ahora, la Casa Blanca había rechazado imponer limitaciones obligatorias a las emisiones de dióxido de carbono (CO 2) y otros tipos de gases vinculados al efecto invernadero. Con argumentos de que se pondría en peligro las perspectivas económicas de Estados Unidos y se estaría dando una injusta ventaja a países como China o la India. Entre los factores que han provocado el cambio de dirección de la Casa Blanca destaca la sentencia dictada el año pasado por el Tribunal Supremo, según la cual emisiones contaminantes como el CO 2 entran bajo la plena jurisdicción del Acta de Aire Limpio y, por tanto, están sujetas a la regulación de la Agencia de Protección Ambienta (EPA) Aunque la decisión del Supremo estaba técnicamente centrada en las emisiones producidas por los automóviles, la vía judicial ha abierto las puertas para regulaciones que en realidad afectan a toda la economía estadounidense. Según las explicaciones ofrecidas ayer el presidente Bush al anunciar su contraofensiva, decisiones con impacto tan profundo no deben ser dejadas en manos de reguladores no electos o jueces En su opinión, esas decisiones deben ser debatidas abiertamente para su adopción por parte de los representantes electos de las emisiones de dióxido de carbono producidas por la actividad humana en Estados Unidos. Según Bush, existen diferentes maneras de reducir esas emisiones pero todas las respuestas responsables dependen del acelerado desarrollo y aplicación de nuevas tecnologías Sin entrar en grades detalles, y con tan sólo 277 días por delante en la Casa Blanca, la propuesta de Bush se sitúa por debajo de los objetivos planteados por la Unión Europea. En contraste, tanto el senador McCain como Barack Obama y Hillary Clinton han formulado planes que van más allá de los objetivos planteados por Bush, con límites y plazos similares a los europeos. Para 2020, la Unión Europea prevé recortar de manera unilateral un 20 por ciento de sus emisiones comparadas a los niveles de 1990. Reducción que podría elevarse al 30 por ciento si otros países industrializados hacen lo mismo. En contraste, el presidente Bush ha insistido en que el camino equivocado es elevar impuestos, duplicar mandatos o exigir repentinos y drásticos recortes que no tienen posibilidad alguna de alcanzarse y sí todas las posibilidad de hacer daño a nuestra economía Se supone que la Casa Blanca está siendo presionada por un creciente número de empresas e industrias para adoptar algún tipo de medida durante este año y evitar la posibilidad de regulaciones más duras cuando Bush agote su mandato. De hecho, las medidas anunciadas ayer han sido calificadas por el Partido Demócrata y grupos ecologistas como demasiado poco, demasiado tarde La implicación de la Casa Blanca también estaría motivada por el interés de avanzar las negociaciones internacionales en curso para buscar un sucesor al Protocolo de Kyoto de 1997, que expirará en 2012. Como parte de eso proceso negociador, a partir de mañana se reunirán en París representantes de los países con mayores tasas de contaminación. Presión del Supremo Bush anunció ayer las medidas para combatir el cambio climático en la rosaleda de la Casa Blanca personas afectadas. El pueblo americano se merece una valoración honesta de los costes, beneficios y viabilidad de cualquier solución propuesta Como parte del debate político planteado en estos momentos, el Senado de Estados Unidos tiene previsto pronunciarse en junio sobre el proyecto legislativo que aspira a reducir las emisiones vinculadas al calentamiento global en un 66 por ciento para el año 2050 con respecto a los niveles alcanzados en 2005. Ese recorte, que AFP El plan de la Casa Blanca está muy por debajo de los objetivos planteados por la Unión Europea La iniciativa de Bush, con sólo 277 días de mandato, es producto de una combinación de presiones contempla la posibilidad de un mercado de cuotas de contaminación, debería comenzar en el año 2012, una década antes del plazo de 2025 prevista por la Administración Bush. Plantas eléctricas El punto más concreto de la iniciativa esbozada ayer por la Casa Blanca implica reducir las emisiones contaminantes de plantas generadoras de electricidad a partir de combustibles como el carbón. Lo que supone un 40 por ciento de todas las Más información sobre cambio climático: www. ipcc. ch languages spanish. htm