Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID JUEVES 17 s 4 s 2008 ABC AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano VIVAS ún no se han despejado los ecos del Fin de Semana Republicano y ya nos hemos ventilado otra Copa del Rey. Las vocecillas del rector Berzosa dando vivas en la Complutense a todo lo que a él le falta ¡Viva la Cultura, viva la Educación, vivan los Libros, viva la República! han sido apagadas por el mostrenco ¡oé, oé, oé! de los tiarrones del fútbol. Sin embargo, ¿qué diferencia hay entre el rector Berzosa, que da vivas a todo lo que le falta, y el presidente getafeño Torres, que da oés a todo lo que no tiene? El presidente del Getafe tiene un equipo de fútbol vestido con una camiseta que lleva en el escudo el Corazón de Jesús al que fusilaron los muchachos laicos del Frente Popular. No está tan solicitado como el Cristo del Corcovado de Río de Janeiro, pero es un Cristo con su historia: sobre su cerro descendió nada menos que el Dios de Jardiel camino de su tournée ¡qué buen libro para el rector Berzosa! No es igual de famoso, pero los bragados publicitarios del tal Torres recurrieron a hacerse unas risas laicas con el Cristo con tal de reclamar la atención del público futbolero y captar socios para el club. C est très mignon, mon Dieu, du laïcisme avant toute chose! parecía contestar el tal Torres a los cristianos recalcitrantes. Así, del mismo modo que teníamos un torero laico y sólo al alcance de los escritores de izquierdas, el Quinto Evangelista, tuvimos un equipo laico y sólo al alcance de escritores de izquierdas: el Geta. Por eso en la noche getafeña del Bayern de Munich, que ganó en el último suspiro la eliminatoria europea, todos, de pronto, nos acordamos del delantero centro inglés Gary Lineker, que lo tenía dicho: Fútbol es un juego que juegan once contra once y que ganan siempre los alemanes Todos, menos un amigo andaluz, cuyo mensaje, cargado de gracia y teología, decía: ¡Viva el Sagrado Corazón de Jesús! Como queriendo decir que Dios castiga y no da voces. E invitó a copas a la barra entera. Pero al Getafe todavía le quedaba la Copa del Rey, a cuyo real juicio, por cierto, la Copa debía ganarla quien la perdió. A Los actores de la obra Musicall de Yllana e Imprebís, amenizaron la presentación de la campaña Teatro contra la inacción El Ayuntamiento de la capital, a través del Área de las Artes, ha emprendido una campaña para fomentar la asistencia al teatro. ¡Échale teatro! es la frase que se asomará desde autobuses, carteles en el Metro y diverso mobiliario urbano POR JULIO BRAVO FOTO: CHEMA BARROSO MADRID. Si eres una seta, échale teatro éste es uno de los cinco lemas de la campaña publicitaria con la que el Ayuntamiento quiere animar a los madrileños a acudir al teatro. La seta tiene otros cuatro compañeros de viaje: un lenguado, un ladrillo, un plomo y un rollo de papel higiénico, cuyas imágenes buscan, como contraste, que el público abandone el sofá de su casa y vaya a alguna de los sesenta teatros que- -también se recuerda desde los carteles- -existen en Madrid. De aquí a diciembre, los madrileños se toparán con esta campaña en los autobuses de la EMT, en los carteles del Metro y en diverso mobiliario urbano. Así lo anunció la delegada de las Artes del Ayuntamiento, Alicia Moreno, en un acto en el que destiló algunas gotas de sus dotes dramáticas- -de casta le viene el galgo- -con la ayuda de los intérpretes de la obra Musicall que han producido las compañías Yllana e Imprebís. Cinco canciones en cinco estilos- -desde la ópera al flamenco- -en las que se introducían referencias a los cinco elementos gráficos de la campaña sirvieron para rebozar el acto, en el que se intentó de forma tímida la participación de los asistentes; entre ellos diversas personalidades de la escena, desde el consejero delegado de Madrid, Arte y Cultura, José Antonio Campos Borrego, hasta el director del teatro de la Zarzuela, Luis Olmos, pasando por gestores como Mora Apreda (teatro Fernán Gómez) directores como Ignacio García, empresarios gos para convencer a la gente de que lo mejor de todos los mundos posibles o imposibles ocurre sobre un escenario La campaña, añadió la delegada de las Artes, nace como una llamada de atención, porque lo verdaderamente imprescindible en el teatro es el público La creación de nuevos públicos es una de las grandes obsesiones de las gentes del teatro. Piensa Alicia Moreno que una de las formas de crearlo puede ser animar a los ciudadanos a acudir a los teatros. Es un arte cien por cien vivo, cien por cien natural concluyó Alicia Moreno. El teatro sigue siendo, a pesar de su perenne crisis, uno de los activos culturales de la capital. El año pasado, según fuentes del Ministerio de Cultura, acudieron al teatro en Madrid cerca de dos millones y medio de espectadores, que dejaron en la taquilla casi setenta millones de euros. como Enrique Cornejo o actores como Roberto Álvarez, Julieta Serrano o Petra Martínez. También estuvo allí Pepe Ortega, director de la Sala Ítaca, que atraviesa por momentos complicados que van a desembocar en su cierre a finales de este mes. Alicia Moreno calificó el acto como una reunión de ami-