Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 17 s 4 s 2008 INTERNACIONAL 37 Al menos 23 muertos en una nueva escalada de violencia en Gaza Un proyectil lanzado contra un objetivo israelí alcanza un coche señalizado como Prensa y mata a un cámara de Reuters LAURA L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. Un nuevo incidente fronterizo en las proximidades de la terminal de combustible de Nahal Oz, situada en suelo judío a 300 metros de la valla que separa a Gaza de Israel, volvió ayer a provocar una erupción de violencia que, al cierre de esta edición, se saldaba con la muerte de al menos 20 palestinos y 3 soldados israelíes. Un cámara local de la agencia Reuters murió en una explosión, presuntamente debido a un ataque israelí. Si el asalto a aquella estación el pasado miércoles- -perpetrado por una célula palestina que mató a dos vigilantes- -se tradujo en una operación militar judía que dejó 18 muertos en cuatro días, la historia volvía ayer a repetirse, si cabe, con mayores dosis de represalia y de velocidad. No en vano, alarmado ante la vulnerabilidad en el control de sus fronteras, el primer ministro, Ehud Olmert, ya había advertido la semana pasada que no toleraría más escaramuzas y que actuaría contra Hamás, fuera o no responsable de los ataques palestinos, hasta incapacitarles para seguir atentando contra Israel. Seremos la roca flamígera en la que tropezarán advirtió en su contestación el movimiento islamista. El chispazo que incendió esta nueva jornada de sangre se registraba a primera hora de la mañana, cuando milicianos palestinos pertrechados con misiles antitanque y proyectiles de mortero atacaron a las tropas de élite de la Brigada Givati que vigilaban la valla de seguridad cerca de Nahal Oz, lo que desencadenó duros combates. Según fuentes de Hamás, cuatro de sus hombres y un miembro de la Jihad Islámica fueron abatidos por disparos de helicóptero tras haber conseguido, por segunda vez en una semana, infiltrarse en territorio israelí. En la batalla, perdieron la vida tres soldados israelíes, emboscados cuando, según el Ejército, se adentraron en la franja en busca de un comando al que vieron colocar una bomba junto a la frontera. Hamás se atribuyó posteriormente los asesinatos. La respuesta de las Fuerzas Armadas hebreas no se hizo esperar. Primero, cancelando la reanudación del suministro de combustible a Gaza cortado hace días. Segundo, en forma de una abrumadora andanada de misiles aéreos y proyectiles de artillería contra el campo de refugiados de Al Bujeij, el mismo que ya fue castigado el domingo. Diez personas- -entre ellas varias mujeres, al menos dos menores y adultos civiles, según fuentes palestinas- -morían despedazados, víctimas del fuego de los carros de combate israelíes y de los bombardeos, que dejaron una veintena de heridos de diversa consideración, dañaron una mezquita, casas y campos de frutales. Entre medias, otra vez Hamás, se ocupó de lanzar una decena de cohetes Kassam a Israel, sin daños. Apenas 30 minutos después, en lo que se cree fue un segundo ataque, uno de los proyectiles lanzados sobre el mismo barrio de Johr el Deik impactaba contra un vehículo blindado, señalizado visiblemente con las palabras Prensa y TV del que descendía el cámara de la agencia Reuters, Fadel Shana, de 23 años y natural de Gaza. Cuando sus colegas se acercaron para intentar auxiliarle, explicó Wissam Nassar, fotógrafo de la palestina agencia Maan, otro ataque aéreo les lanzó para atrás. La explosión terminó con la vida de dos transeúntes. Shana se dirigía a cubrir los incidentes, según informó Reuters. Con él, son ya cuatro los informadores que, desde 1992, han muerto cubriendo el conflicto en la franja y en Cisjordania. La Unión Palestina de Periodistas ha convocado un día de huelga para hoy. Según el Ejército israelí, lo ocurrido en El Bureij obedeció a la búsqueda de objetivos terroristas que deambulaban cerca del área donde, por la mañana, fueron acribillados tres de sus soldados. ABC. es Galería de imágenes sobre la muerte de un periodista en Gaza abc. es internacional Varios civiles palestinos heridos yacían en el suelo junto al vehículo de prensa en el que viajaba el cámara de Reuters muerto ayer AFP Emboscada de Hamás Revuelo en Rusia ante la posible boda de Putin con una joven diputada RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Rusia espera con impaciencia averiguar si es cierto que el presidente ruso saliente, Vladimir Putin, se ha divorciado de su esposa Ludmila y se propone contraer matrimonio con la bella diputada y ex campeona olímpica de gimnasia, Alina Kabáyeva, 31 años más joven que él. La noticia fue lanzada el pasado sábado por el diario sensacionalista Moskovski Korrespondent y ha levantado un enorme revuelo en todo el país. El precedente de Nicolas Sarkozy y Carla Bruni ha hecho que el hipotético romance de Putin se vea en general con buenos ojos. Por ahora, nadie ha desmentido las informaciones del rotativo moscovita, según el cual el jefe del Kremlin se separó de su cónyuge en febrero y la boda con su nueva pareja tendrá lugar en junio, en San Petersburgo. Una de las fuentes a la que hace referencia el periódico proviene de los organizadores del banquete nupcial. Al parecer, preparan una gran fiesta en uno de los palacios de la antigua capital imperial rusa. El lunes, Moskovski Korrespondent citó a Marat Kabáyev, padre de Alina y actual entrenador del equipo local de Almalik (en Uzbekistán) quien afirmó no saber de la supuesta relación sentimental de su hija. Pero dijo que, de confirmarse, sería una noticia excelente La gimnasta rusa, me- dalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2004, está por cumplir 25 años y Putin ya tiene 55. Ella fue elegida diputada de la Duma (Cámara Baja) en las legislativas de diciembre de 2007. Iba en la lista del partido Rusia Unida cuyo nuevo líder es precisamente Putin. En declaraciones a la radio Eco de Moscú el dueño de Moskovski Korrespondent Alexánder Lébedev, dijo no estar seguro de que su periódico maneje información fidedigna. En lo que sí coinciden muchos medios rusos es en que el acceso a Kabáyeva se ha hecho imposible en los últimos días, y en que hace meses que Ludmila apenas aparece en público.