Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL JUEVES 17 s 4 s 2008 ABC Paradoja del viaje a Canossa Más allá de cuestiones internas de la Iglesia, Benedicto XVI acude a un país que a diferencia de la mayor parte de Europa aún tiene una percepción de riesgo, una cultura de defensa y una voluntad de proteger su cultura no han sido ni mucho menos aislados. Su antecesor no habría sido capaz, por formación y personalidad, de hundir la rodilla, como Benedicto XVI hace ahora, en este especial camino a Canossa que hace ahora un Papa, emulando a aquel Emperador germánico, Enrique IV que tuvo que humillarse en la costa italiana para ser perdonado por un Pontífice que le había excomulgado por haberle disputado el derecho a elegir a los obispos. Canossa es desde entonces- -sucedió en el siglo XI- -el nombre que se le da al gesto de humildad forzosa. Y era necesario. Porque la manifestación expresa de probidad es hoy más necesaria que nunca. Ratzinger ha dicho nada más llegar a tierra americana que los pedófilos tienen que ser excluidos totalmente del servicio sagrado No serán suficientes estas palabras para restaurar la inmensa pérdida de crédito que la Iglesia Católica ha sufrido en EE. UU. a causa de estos escándalos. Por mucho que sea cierto que los medios hostiles a la Iglesia tiendan a magnificar estos hechos mientras ocultan otros. Si no fuera macabro, sería gracioso pensar qué habría sucedido en Estados Unidos- -o en España- -si los cuatro violadores condenados a doce años de prisión y puestos en libertad tras cuatro meses de cárcel por la Generalidad de Cataluña se hubieran declarado feligreses o catecúmenos de alguna parroquia catalana. Y cuál habría sido el oprobio si alguna personalidad pública católica hubiera ejercido presión sobre las autoridades- -llámenlo influencia- -para que este hecho se produjera. Estos cuatro violadores condenados no han merecido por supuesto ni una mínima parte del despliegue que los siempre repugnantes actos de los que han sido culpables miembros del clero norteamericano. Más allá de cuestiones internas de la Iglesia, Benedicto XVI acude a un país que a diferencia de la mayor parte de Europa, aún tiene una percepción de riesgo, una cultura de defensa y una voluntad de protegersu cultura. Todo lo contrario a nuestros ecopacifismos institucionalizados y ministeriales, a la Alianza de Civilizaciones y a los juegos solemnes e irresponsables con la nada. En EE. UU. como en Gran Bretaña y crecientemente en Francia, Holanda o Alemania bajo Merkel, existe una voluntad articulada de la sociedad por defender el sistema de valores propios frente a las intimidaciones, amenazas e imposiciones foráneas. Es el espíritu de Ratisbona. La Alianza de la civilización. EE. UU. ratifica la constitucionalidad de la inyección letal para ejecutar a reos La decisión judicial acaba con la moratoria de ejecuciones en los últimos siete meses PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. El Tribunal Supremo de Estados Unidos terció de forma decisiva ayer en una de las cuestiones que más separa al gigante americano del resto de las democracias occidentales: la pena de muerte. Por una abultada mayoría de siete magistrados contra dos, la máxima instancia judicial optó por ratificar la constitucionalidad de la inyección letal como método de ejecución. La sentencia termina con la moratoria de decenas de ajusticiamientos aplicada durante los últimos siete meses a la espera de que el Supremo se pronunciase sobre la apelación planteada por dos asesinos convictos de Kentucky. Ralph Baze y Thomas Bowling llevaban argumentado desde el 2004 que la inyección letal causa daños y sufrimientos innecesarios a los condenados a muerte, a pesar de ser con diferencia el método de ejecución más común adoptado por 35 Estados de la Unión y la jurisdicción federal. Los dos asesinos condenados a la pena capital reclamaban al Supremo la protección de la Octava Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que prohíbe explícitamente la aplicación de castigos crueles e inusuales Al desestimar este recurso, el Tribunal Supremo ha indicado que el protocolo de inyección letal contiene adecuadas salvaguardias para asegurar que los reos no experimenten sufrimientos físicos significativos. La opinión mayoritaria de la Corte- -redactada por el magistrado jefe, John Roberts, junto a una serie de votos particulares- -considera que simplemente porque un método de ejecución pueda provocar dolor, ya sea por accidente o como una consecuencia inevitable de la muerte, no queda establecido el tipo de riesgo de daño objetivamente intolerable prohibido por la Octava Enmienda constitucional. El protocolo de la inyección letal, diseñado como una alternativa más humana a la silla eléctrica, comprende una cascada de dosis consecutivas y letales de tres fármacos. Primero se administra un potente anestésico, llamado tiopental sódico, para eliminar cualquier señal de dolor y dejar inconsciente al reo. Luego se inyecta un agente paralizante, llamado bromuro de pancuronio, con el fin de cortar la respiración. Finalmente se inyecta cloruro de potasio para detener el corazón del ejecutado. Hermann El Papa Benedicto XVI ha emprendido el viaje más importante, más complejo y probablemente más gozoso desde que llegó al pontificado. Está en un país, Estados Unidos, que conoce muy bien desde hace décadas, que ha visitado frecuentemente antes de ser Papa y que considera, según todos quienes le rodean, una inmensa reserva de potencial humano para sus objetivos que no son otros que la lucha por la dignidad de la persona, la individualidad solidaria en su visión cristiana y trascendente y su firme decisión de no resignarse, como no lo hizo su antecesor. Si Juan Pablo II fue un Papa muy político por procedencia y circunstancia, cuya lucha contra un tipo muy específico de totalitarismo- -el comunista- -fue un éxito absoluto, Benedicto XVI es ante todo un intelectual que tiene más posibilidades para saltar por encima de las propias sombras de la Iglesia Católica. Que son tantas, como puede acumular en dos mil años de historia una institución compuesta por una inmensa legión de clero y creyentes, por cierto todos humanos, No tiene Ratzinger en sus planes cambiar situaciones geopolíticas en la lucha por la dignidad de la persona como su antecesor sino afrontar los inmensos retos de una Iglesia que tiene inmensos problemas para entenderse a sí misma y cuyas fallas morales son especialmente claras en Estados Unidos donde los escándalos de la pederastia por parte de miembros del sacerdocio han infligido un daño terrible a la Iglesia Católica. Por eso es muy significativo que este Papa haya mostrado su profunda vergüenza por los abusos sexuales cometidos por miembros del clero norteamericano que Probidad necesaria Eutanasia de animales El Papa ha emprendido el viaje más importante, más complejo y más gozoso desde que llegó al pontificado Adecuadas salvaguardias Fallas morales SUBASTA ABIERTA DE OBRAS N 23602 08 OBJETO: Subasta Abierta n 23602 08, cuyo objeto es la contratación de la ejecución de las obras de construcción de un inmueble destinado a sede de las Direcciones Provinciales de la Tesorería General de la Seguridad Social y del Instituto Nacional de la Seguridad Social, situada en la c Fuente de los Corzos, s n, de Jaén. IMPORTE DE LICITACIÓN: 19.702.505,17 FECHA LÍMITE DE PRESENTACIÓN: 18,00 horas del día 28 de mayo de 2008. LUGAR DE PRESENTACIÓN: Registro General de la Tesorería General de la Seguridad Social, c Los Astros n 5 y 7, 28007 de Madrid. APERTURA PÚBLICA OFERTAS ECONÓMICAS: 10,00 horas del día 18 de junio de 2008. DOCUMENTACIÓN: Los Pliegos de Condiciones y la documentación para licitar serán facilitados gratuitamente por la Tesorería General de la Seguridad Social Secretaría General Información, c Astros n 5 y 7- 28007 de Madrid, y en la sede de la Dirección Provincial de la T. G. S. S. en Jaén, Avda. de Madrid, 70, de dicha ciudad. INTERNET: http: www. seg- social. es Este anuncio será a cargo del adjudicatario. Madrid, a 16 de abril de 2008 (Remitido al DOUE 14 04 2008 y Publicado en el B. O. E. 16 04 2008) El Supremo considera que el método habitual para aplicar la pena capital no supone un intolerable sufrimiento A pesar de este sistema redundante, diseñado con la ayuda de médicos forenses y especialistas en anestesia, se han registrado varios casos de ajusticiamientos en Ohio, Florida, California y Missouri con visibles indicios de agitación, consciencia y largas agonías por parte de los reos. Esto ha dado pie a una serie de revisiones en la forma de aplicar penas de muerte en Estados Unidos. En su recurso ante el Supremo, los letrados de Ralph Baze y Thomas Bowling han insistido en que la primera dosis de anestésico impide al ejecutado demostrar todo el dolor que puede causar el resto del popular procedimiento de ejecución. Los letrados de Baze (que asesinó a dos policías en 1992) y Bowling (que mató a un matrimonio e hirió gravemente a su hijo de dos años en 1990) también han argumentado que ese riesgo se podría reducir con el uso de una sola pero masiva dosis de barbitúricos. Es decir, el método utilizado para la eutanasia de animales en lugar del triple procedimiento utilizado para la ejecución de reos. Pero el Supremo ha indicado explícitamente que Kentucky- -y el resto de Estados con el mismo protocolo de triple inyección letal- -no tienen obligación alguna de adoptar procedimientos alternativos no probados