Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 OPINIÓN JUEVES 17 s 4 s 2008 ABC TRIBUNA ABIERTA Teresa JiménezBecerril ZAPATERO NO GOBERNARÍA ITALIA sos joven, proveniente de las clases medias y seguramente no ideológico sino práctico. quí se puede decir: he votado para que me bajen los impuestos que se malgastan, o para dejar de financiar a la mafia... o para frenar la delincuencia que provoca la inmigración sin control. Saben los italianos que es difícil que sus sueños se cumplan, pero al menos ellos han votado a quienes les han dicho que sueñan lo mismo que ellos; que no les atraquen, que les permitan administrar lo que ganan y que les dejen vivir esa vida tranquila, aburrida, hecha del esfuerzo y del sacrificio diario que representa los valores de las gentes del norte de Italia. El truco de la derecha extrema no funciona en este país, ese dejémoslo para el mío, donde valores como el trabajo duro o la voluntad de superarse y de avanzar en la sociedad son considerados como al- Saben los italianos que es difícil que sus sueños se cumplan, pero al menos ellos han votado a quienes les han dicho que sueñan lo mismo que ellos V A IVIENDO en Italia tengo la posibilidad de respirar el humor de la gente de a pie, que no siempre es el de los comentaristas políticos, quienes han condenado a Berlusconi por unos pecados que una gran parte del pueblo italiano no considera tales. Ayer, mientras tomaba mi cappucino en el bar, escuché a unos de los camareros decirle a un cliente, mientras hablaban de las elecciones, ¿no ves que hoy ha salido hasta el sol? La cara de tristeza del locutor de TVE dando la noticia de la victoria de Berlusconi me recordaba a la que puso cuando tuvo que anunciar que Ratzinger era el nuevo Papa, donde sólo faltaron las lágrimas. Al parecer, a mu- chos españoles se les ha olvidado que Italia, con todos sus problemas, es un país más previsible que la España actual; en Italia no es obligatorio ser moderno por fuerza, quizás porque en muchos campos llevan siglos siéndolo. No hay pues complejo de progresismo; al revés, en estas elecciones, la izquierda del cashmere y de la supremacía cultural ha sufrido un gran revés a favor de una derecha menos elitista que no esconde ni sus vicios ni sus virtudes. En este país no hay que mirar alrededor a la hora de hablar de política. A pesar de lo que escriban, en España votar a La Leganord no es sinónimo de ultraderechismo. Ha sido ese un voto de protesta, en muchos ca- go viejo y poco sano; mientras que la ignorancia, la irresponsabilidad y el derecho sin conquista representan la modernidad y la corriente por la que dejarse llevar. Las series de televisión italianas que ven los adolescentes harían reír por su inocencia a los avispados niños españoles, como a mí me hacen llorar las que tienen que ver mis hijas cuando están allí. l adoctrinamiento infantil aún no ha llegado a Italia, al menos no de la mano de un Gobierno educador. En fin, que vistas las circunstancias, por el momento yo no voy a soñar con Berlusconi, pero sí me voy a relajar hasta que los italianos se cansen, que será pronto, ya que a ellos por suerte o desgracia los gobiernos les duran poco, y voy a contemplar una película sin escenas chocantes como las que de vez en cuando aparecen en el largometraje que en España rueda Zapatero. E CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Respuesta de Hermann Tan sólo unas líneas para comentar mi enorme satisfacción de saber- -por la carta que se publicó ayer en esta sección- -que el comité de redacción de El País considera que todos estamos en el mismo bando y que es de justicia reconocerlo Nos referimos a la lucha contra ETA. Pero si tiene ese comité algo de memoria, habrá de recordar que ni su periódico ni su comité estuvieron en el mismo bando de los que no quisieron comulgar con las ruedas de molino del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero durante la negociación con ETA. Cuando el presidente del Gobierno, la vicepresidenta, el ministro del Interior y tantos otros implicados en aquella desgraciada aventura del llamado proceso de paz aseguraban, primero que se cumplían las condiciones para la negociación (mentira) y, después, que se habían roto las negociaciones tras el atentado de la T- 4 (mentira también) hubo muchos periodistas en España que alzaron la voz contra esta intoxicación continua. Sólo recibieron como respuesta descalificaciones e insultos en artículos, columnas e incluso editoriales. El comité de redacción de El País no tuvo mayor problema en que desde su periódico se vertieran todo tipo de manifestaciones de des- precio contra todo periodista que no comulgara con las mentiras del Ejecutivo difundidas y defendidas con entusiasmo militante por el que ahora se considera agredido. Agredidos han sido, incluso físicamente, cadenas de radio, periodistas y políticos que no creían en la tesis, extendida por columnistas, dibujantes e informadores de diversos periódicos afines al Gobierno socialista como el suyo, de que Batasuna y ETA querían la paz y el Partido Popular poco menos que añoraba muertos por el terrorismo y dinamitaba la paz deseada fervientemente por De Juana y Otegui y los negociadores socialis- tas. No deberíamos en nuestra profesión propiciar ni alentar insultos ni descalificaciones entre profesionales como moneda de cambio, al menos no es nuestro estilo nos dicen. ¿Están seguros? Busquen en su archivo. En todo caso me congratulo de que hayan cambiado de opinión, el periódico El País y el propio Aizpiolea y consideren que los demócratas estamos todos en un bando y los terroristas y sus cómplices en el contrario. Pero habrán de reconocer que no ha sido la impresión dada durante la anterior legislatura. Hermann Cuestión resuelta Por aquello de mantenerla y no enmendarla, el Gobierno de Aragón va a encargar un estudio para determinar si el agua que, procedente del Ebro en su desembo- cadura, se trasegará hasta Barcelona es o no es un trasvase. Valiente decisión, extraordinaria actitud política la de este intrépido Gobierno. En lugar de convocar un pleno de sesudos juristas revueltos con la flor y nata de los ingenieros de Caminos, me atrevo a proponerles una alternativa que no por sencilla estimo menos eficaz. Podría el presidente del Gobierno aragonés, señor Iglesias, encabezar una reducida comitiva, compuesta no necesariamente por juristas e ingenieros sino por baturros acreditados y con visión suficiente, para dirigirse hasta unos pocos kilómetros antes de donde el Ebro desemboca en el mar. Una vez allí, formarían un pequeño corro y procederían a examinar si lo que ha de salir de allí para que, a través de 60 kilómetros de gruesa tubería y un par de impulsiones hasta el depósito de La Abrera en Barcelona, es agua o por el contrario alguna otra sustancia de difícil identificación. Si se tratara de agua, la cuestión quedaría resuelta: es un trasvase. Así, de este modo tan sencillo, el Gobierno aragonés podría aplicar sus originales artículos 19.3 y 72 de su renovado Estatuto por el cual tratan de impedir cualquier trasvase, aunque sea de ideas, sin necesidad de recurrir a la convocatoria de expertos en la materia. Juan Guillamón Correo electrónico ner la nueva ministra y, por sus primeras declaraciones, veo que tiene una visión muy limitada de los problemas de desigualdad y discriminación existentes entre los españoles. Cualquier esfuerzo para reducir la violencia es loable, siempre que estas discriminaciones no supriman la presunción de inocencia de los hombres. Lo contrario se prestaría a abusos que no engendrarían sino nuevas violencias. Carlos Ruiz Madrid Una vez más se repite la tragedia Casos como estos superan la ficción más penetrante e imaginativa. Absolutamente escalofriante el caso del asesinato de Teresa, madre de un hombre esquizofrénico. Ángelo, como así se llama, acuchilló a su víctima y la decapitó. Con la cabeza en la mano se paseó por las calles de un pueblo murciano, ante la atónita mirada de la gente. Al parecer Teresa ya había denunciado a su hijo en varias ocasiones y en diferentes estamentos de la Justicia. Estuvo recluido en un centro psiquiátrico durante un tiempo, pero la orden de alejamiento que pesaba sobre él fue levantada hace meses. Una vez más, somos testigos de la ineficacia de las autoridades para dar solución a un nuevo episodio de los que tristemente se vienen repitiendo en cualquier punto de nuestra geografía, sin que se ponga un remedio contundente y eficaz. Carmen Alcántara Correo electrónico Ministerio de Igualdad Espero que el nuevo Ministerio de Igualdad ayude realmente a que todos los españoles seamos iguales. Mucho trabajo va a te-