Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MIÉRCOLES 16- -4- -2008 ABC El Salón del Cómic de Barcelona rompe el cerco popular de la viñeta La muestra arranca mañana con la intención de reivindicar el noveno arte como parte de la cultura y herramienta pedagógica DAVID MORÁN BARCELONA. Por más que el baile de calificativos suela mantenerlo a una distancia más que prudencial de la llamada alta cultura y que hayan tenido que pasar unas cuantas décadas para que el Ministerio de Cultura se haya animado a crear el premio Nacional del Cómic- -el primero, el que ganó el año pasado el barcelonés Max- el mundo de la viñeta sigue atravesando los márgenes de lo estrictamente popular y ganando nuevos adeptos que, todos a una, acudirán a partir de mañana a la XXVI edición del Salón Internacional del Cómic de Barcelona. El cómic, efectivamente, también es cultura, y como tal se exhibirá hasta el próximo domingo, 20 de abril, en esos 16.000 metros cuadrados del Palacio 8 de la Fira de Barcelona en los que la organización concentrará 140 expositores nacionales e internacionales, una veintena de autores de primera línea y cerca de 100.000 asistentes. A quien no le convenza tamaño despliegue, que sepa que, además de un arte, el cómic es también un negocio que factura unos 100 millones de euros anuales, según aseguró ayer el presidente del Gremio de Editores de Cataluña, Antoni Comes. Lo que se busca es, más que la cantidad, que el público salga satisfecho y con ganas de leer aseguró ayer Carles Santamaría, director de un certamen que, como no podía ser de otro modo, se suma al cincuentenario de Mortadelo y Filemón para acoger una exposición retrospectiva dedicada a los desastrados detectives ideados por Francisco Ibáñez. El propio Ibáñez se dejará ver en el Salón en un encuentro con sus lectores que estará presentado por el ex ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar. Un entrañable repaso a las andanzas de Bardín, el hiperrealista de Max; una muestra que recoge algunos de los trabajos más destacados de DDT, compañía de efectos especiales galardonada con un Oscar por El laberinto del fauno y una serie de ilustraciones y viñetas que documentan la relación de Milo Manara con el cineasta Federico Fellini son algunas de las perlas expositivas que, junto al No pasará de Vittorio Giardino, aportarán brillo y profundidad a la programación del Salón. La edición de este año destaca también por el enorme paso hacia la normalización artística y literaria que supone el acuerdo con la consejería de Educación de la Generalitat Catalana para reivindicar el cómic como herramienta pedagógica. Así, el Salón acogerá mañana una jornada dirigida a maestros y en la que se abordará desde la aplicación de la historieta como herramienta para favorecer la comprensión lectora de los estudiantes a su condición de material de apoyo para diferentes asignaturas de todos los ciclos formativos. Otra apuesta clara por la normalización del cómic es la exposición que, también a partir de mañana, podrá verse en la Galería Saavedra y que recorre la faceta más artística y creativa de autores como Tim Sale, Pasqual Ferry. Carlos Pachecho y Salvador Larroca a partir de algunos de sus dibujos de Spiderman, Batman, XMen y Superman. De vuelta al Salón, son muchos los puntos de interés que se amontonan en un abigarrado programa de actividades que incluye encuentros con Moebius y Quino, clases magistrales de Milo Manara y Adam Hughes, talleres de cómic para escuelas e incluso torneos de videojuegos. Siempre en contacto con otras formas de ocio y expresión, el Salón del Cómic refuerza también su carácter dialogante y presenta una exposición que se nutre exclusivamente de las ilustraciones originales que el dibujante Tim Sale ha venido realizando para la serie de televisión Héroes El círculo alrededor del cine se estrecha con la presencia en Barcelona del cineasta y dibujante Paul Naschy y, sobre todo, de Ray Harryhausen, genio de los efectos especiales y responsable de los efectos de animación de películas como Jason y los Argonautas Simbad y la princesa y Hace un millón de años todas ellas creadas entre finales de los cincuenta y principios de los sesenta. Camino a la normalización Más información en: http: www. ficomic. com El Salón abordará la aplicación del cómic como instrumento para favorecer la comprensión lectora La huella de la censura, evidente en esta tira de El hombre enmascarado tiene su popia muestra ABC