Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 16 s 4 s 2008 ESPAÑA 35 Condenado a tres años de prisión por matar a dos personas en una carrera ilegal R. P. ZARAGOZA. Un joven de 22 años, Javier G. G. ha sido condenado a tres años de prisión como responsable directo de la muerte de dos personas mientras realizaba una carrera ilegal de coches en pleno casco urbano de Zaragoza. Los hechos ocurrieron el 17 de julio de 2005 en el Camino de las Torres de la capital aragonesa. La sentencia considera probado que Javier G. G. estaba realizando una carrera de coches en la que competía con un primo suyo, Diego G. G. que tiene 21 años. Llegaron a ir a más de 120 kilómetros por hora en una vía en la que no se puede pasar de 50 kilómetros por hora. Javier G. G. perdió el control de su vehículo, saltó la mediana y colisionó con otro coche que circulaba por los carriles de sentido contrario. Ese coche iba ocupado por cuatro personas. Dos de ellas murieron, Gabriel José M. S. y María Peña M. M. mientras que otras dos sufrieron graves lesiones. Javier G. G. ha sido condenado también a indemnizar a las víctimas con más de 200.000 euros y no podrá conducir vehículos a motor en seis años. Su primo, con el que estaba realizando la carrera ilegal, ha sido condenado a 18 años de prisión y no podrá conducir vehículos a motor en menos de tres años. A Javier G. G. se le considera responsable de un delito contra la seguridad del tráfico, dos de homicidio por imprudencia grave y otros dos de lesiones por el mismo motivo. A Diego G. G. se le ha condenado por un delito contra la seguridad del tráfico. Perdió el control Dos hombres queman restos humanos en un descampado próximo al cementerio de Palma de Mallorca ABC El PP denuncia en la Fiscalía cremaciones ilegales de cadáveres al aire libre en Palma La regidora de Salud y presidenta de la Empresa Funeraria Municipal anunció que se abrirá un expediente informativo y que se depurarán responsabilidades si cabe JOSEP MARÍA AGUILÓ PALMA DE MALLORCA. La portavoz de la oposición en el Ayuntamiento de Palma y alcaldesa en el pasado mandato, la popular Catalina Cirer, presentó ayer ante la Fiscalía una denuncia por un presunto delito contra el medio ambiente y la salud pública, tras haber constatado el Grupo Municipal del PP que, al menos desde el pasado 8 de abril y hasta ayer mismo, se habían quemado en diversas ocasiones, al aire libre y sin ninguna vigilancia, restos cadavéricos humanos y restos de ataúdes procedentes de la limpieza de tumbas en un solar ubicado en el cementerio municipal, junto a las instalaciones del tanatorio de Son Valentí. La denuncia se acompaña de fotografías y de elementos ornamentales funerarios. Este tipo de cremaciones, además de suponer una profunda falta de respeto a los difuntos y a sus familiares, están prohibidas por la normativa destacó Cirer, quien recordó que la incineración de restos humanos en ningún caso puede efectuarse al aire libre, sino sólo en hornos específicos, como los que ya existen en el cementerio municipal. Los restos inorgánicos procedentes de la limpieza de tumbras han de ser enterrados, y los orgánicos depositados en un osario. Cirer también anunció que en el próximo Pleno del 28 de abril presentará una propuesta al equipo de gobierno, que preside la socialista Aina Calvo, solicitando la creación de una comisión de investigación que aclare la cremación de restos humanos, ropa y ataúdes usados en un descampado municipal ra la salud de los vecinos de la zona y de los trabajadores de la empresa funeraria municipal debido a la posible toxicidad del humo producido. La regidora de Salud y presidenta de la Empresa Funeraria Municipal (EFM) la socialista Begoña Sánchez, anunció ayer que se abrirá un expediente informativo sobre esta caso. Se depurarán responsabilidades si cabe añadió, si bien pidió también prudencia. Asimismo, indicó que el gerente de la EFM, Joaquín Vaquero, le remitió ayer un escrito en el que afirma que no se habrían quemado restos humanos. Peligro en la salud La portavoz popular indicó, asimismo, que enviará a la Consejería de Salud toda la información necesaria, por si las citadas cremaciones hubieran podido provocar algún peligro pa- Detenido un hombre por abuso sexual de dos disminuidos psíquicos y otros dos por presunta violación de una menor EFE TENERIFE. La Guardia Civil detuvo ayer en la localidad de San Andrés y Sauces, en la isla canaria de La Palma, a un hombre de 50 años como presunto autor de abusos sexuales a dos disminuidos psíquicos, e investiga si puede haber más víctimas, especialmente menores de edad. Al detenido, C. P. P se le acu. sa de los delitos de abusos sexuales en grado de tentativa, exhibicionismo y provocación sexual. Al parecer, C. P. P. intentó en marzo y abril del pasado año abusar sexualmente de un joven de 19 años y vecino de la localidad, quien tiene reconocida una minusvalía psíquica del 68 por ciento. Con el propósito de doblegar su voluntad, lo trasladó en su vehículo en varias ocasiones a un descampado conocido como Las Mimbreras, en el municipio de Barlovento, donde intentó mantener relaciones con el joven, lo que no consiguió ante su rechazo, si bien lo manoseó y se masturbó en su presencia. El detenido también intentó abusar sexualmente de un hombre de 39 años que padece una esquizofrenia paranoide, lo que al parecer ocurrió este mes. La Guardia Civil continúa con las investigaciones por si hubiera posibles víctimas con similares características, o bien menores de edad, en especial en familias desestructuradas del municipio. Por otra parte, otros dos hombres, uno de 20 años y otro de 26, han sido detenidos en Salamanca, tras una persecución policial, como presuntos autores, el pasado día 23, de una agresión sexual a una menor de 16 años. Los presuntos autores son J. A. M. de 20 años y M. S. M. de 26, que cuentan con 29 y 19 detenciones anteriores, respectivamente, según fuentes policiales. La menor acudió el 23 de marzo al servicio de urgencias ginecológicas del Hospital Clínico de Salamanca, desde donde se avisó al Médico Forense de una posible víctima de agresión sexual.