Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA El caos de la Justicia s Los fallos del crimen de Alovera MIÉRCOLES 16 s 4 s 2008 ABC Roca pedirá incorporarse a su puesto de asesor de Urbanismo en Marbella JOSÉ MARÍA CAMACHO MÁLAGA. El presunto cerebro de la trama de corrupción en el Ayuntamiento de Marbella, Juan Antonio Roca, dejó ayer atónitos a los periodistas que le esperaban en el Juzgado al declarar que estudia incorporarse a su antiguo puesto como asesor de Urbanismo, ya que es un derecho que tengo Roca permaneció durante dos horas en las dependencias judiciales, donde deberá comparecer diariamente, después de que el juez instructor decretase su libertad provisional tras pagar una fianza de un millón de euros. El ex asesor de Urbanismo marbellí reiteró que tenía ese derecho a incorporarse a su puesto, al tiempo que recordó que todavía no estaba condenado por nada. En este sentido, indicó que el actual director de Planeamiento de Marbella está acusado por la Fiscalía a dos años y continúa en su puesto de trabajo sin que nadie se haya rasgado las vestiduras, e incluso parece ser que la alcaldesa le ha arropado, por lo que no sé por qué se las van a rasgar conmigo Roca explicó que el juzgado ha fijado las condiciones de la libertad, las presentaciones y desplazamientos, así como las exigencias que dicta el auto. Recordó asimismo que debe residir en Marbella y que tendrá que presentar escritos diciendo adónde quiere desplazarse para que tenga conocimiento el juzgado. Dijo que esta semana se quedará en Marbella para tratar el tema de la defensa con mis abogados aunque expresó su deseo de ir a Madrid y Murcia la próxima semana. La juez tuvo dos sustitutos en su baja maternal y la funcionaria era interina La inspección del CGPJ consideró urgente crear otro juzgado compatible en Torrejón CRUZ MORCILLO MADRID. El Juzgado número 5 de Torrejón de Ardoz (Madrid) encargado del caso de la mujer asesinada por su ex marido el jueves en Alovera después de pedir ayuda a gritos a la justicia, evidencia el descontrol y la saturación que afecta a determinados órganos judiciales. Ese juzgado es uno de los más de trescientos llamados compatibles es decir, que entienden de violencia de género, pero también tienen otras atribuciones penales y civiles. El Servicio de Inspección del Consejo General del Poder Judicial ya había advertido de que era urgente crear un segundo órgano de las mismas características, dado que el 5 tenía una carga de trabajo del 190 por ciento por encima del módulo fijado, según confirmaron fuentes del CGPJ. La saturación de esa sede judicial es un hecho constatado, pero además se han encadenado una serie de despropósitos que han acabado con la muerte de Sylvina Bassani, como han denunciado sus abogados. Además de los ya conocidos- -orden de alejamiento y régimen de visitas a la vez, dilación de la instrucción, quebrantamientos de las medidas cautelares sin ingreso en prisión, arma en poder del ex marido, informes psicológicos cuestionables- hay otros sobre los que recaba datos la inspección del CGPJ, que ha abierto diligencias informativas. Según ha podido saber ABC, la juez titular del número 5 de Torrejón disfrutó de una baja maternal durante la instrucción del caso de Sylvina y fue sustituida por dos jueces diferentes. El procedimiento llegó a esa sede en septiembre y la instrucción penal se alargó casi un año, hasta el verano de 2007, pese a la urgencia exigible en causas de violencia de género. En septiembre se dio traslado a Fiscalía, que calificó el 17 de noviembre, pero el 13 de marzo, tres semanas antes del crimen de Sylvina el expediente no estaba en el Juzgado, según le informaron al abogado de la mujer Roberto García. El letrado ni siquiera sabía, pese a que ha estado pendiente del procedimiento en todo momento, que el fiscal había calificado puesto que a él nadie le dio traslado de las actuaciones en esos cuatro meses, es decir, que entre noviembre y marzo el juez no dictó ninguna resolución. La funcionaria que velaba por el caso era interina. Sylvina y su hijo, de cuatro años, tenían una orden de protección en vigor desde septiembre de 2006, que prohibía a su todavía marido acercarse o comunicarse con ellos y tener armas. ¿Qué se hizo para velar por el cumplimiento de esa orden? Hasta que Sylvina y su niño vivieron en Ajalvir, la Guardia Civil la llamaba o pasaba por su casa- -es imposible proteger a las miles de víctimas con protección con el número de agentes destinados en los Cuerpos a este cometido- La víctima, aterrorizada, ni siquiera comunicó que se trasladaba a Alovera. Su ex marido, Javier Lacasa, sargento del Ejército de Tierra, compró un arma particular- -la pistola con la que mató a la mujer y a su compañero y luego se quitó la vida- -tras la orden de protección. Lo hizo en una armería con su cartilla militar y sólo el Ministerio de Defensa tenía constancia, dado que las armas particulares de los militares no están inscritas en el registro de Intervención de Armas de la Guardia Civil; por eso no se le retiró. Los abogados de Sylvina a la vista de lo ocurrido solicitaron una reunión a la presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género, Montserrat Comas, que los recibió el lunes. La magistrada se mostró contundente: Fueron los únicos que hicieron todo lo que tenían que hacer por su defendida Tampoco sirvió para salvarle la vida. Foto de la víctima, Sylvina Bassani, el día de su boda DIARIO DE ALCALÁ La psicóloga Tagle emite informes rutinarios con animadversión hacia las mujeres C. M. MADRID. Necesita con urgencia tratamiento psicológico que le ayude a elaborar adecuadamente su proceso de separación y a manejar los argumentos y miedos que siente ante la separación de su hija Muestra una actitud oposicionista a las relaciones paternofiliales Firmado: Isabel Tagle. Es un extracto del informe de la psicóloga citada, adscrita a los Juzgados de Coslada y Torrejón, emitido para un procedimiento civil de divorcio. El resumen coincide palabra por palabra con el dictamen que hizo sobre Sylvina Bassani sobre cuyo caso consideró que no se podía hablar de maltrato en el ámbito familiar La psicóloga ha recibido nueve quejas en los últimos años. Los abogados que sufren sus dictámenes o sus comparecencias en juicios aseguran que siente animadversión hacia las mujeres y elabora informes rutinarios en los que sobrevuela el llamado síndrome de alienación parental es decir, que las madres separadas enfrentan a los hijos con sus padres. En el caso de Sylvina, llegó a hacer apreciaciones sobre su forma de comportarse y de vestir, claves para el procedimiento civil, dado que es el único dictamen psicológico que existe. El Juzgado fijó tras la vista, en la que no fue llamada a declarar la psicóloga porque al abogado se le dio traslado de las actuaciones el día antes del juicio, un régimen de visitas para el presunto maltratador de Sylvina y de su hijo, pese a que la orden de protección para los dos estaba en vigor. Con estos psicólogos que actúan como si fueran de parte, pese a trabajar para la Administración, los jueces y los fiscales están vendidos- -afirma una juez especializada en estos temas- Los magistrados, en violencia de género y familia, tienen muy en cuenta estos informes que deberían ser rigurosos y objetivos. No pasa sólo en Madrid ABC. es Más información sobre el nuevo Ministerio de Igualdad en abc. es