Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 15 s 4 s 2008 CIENCIAyFUTURO 89 Bolsa, al alza o a la baja al ritmo de dos hormonas Un estudio asegura que los corredores de bolsa con más testosterona son capaces de ganar mucho más dinero EFE MADRID. Las decisiones de los corredores de bolsa, con importantes consecuencias para el mercado, podrían estar influenciadas por factores emocionales y hormonales que hasta ahora no han sido tenidos en cuenta según el profesor Joe Herbert, del Cambridge Center for Brain Repair en el estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) Investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) estudiaron durante ocho días a 17 corredores de bolsa masculinos en Londres y llegaron a la conclusión de que los que tenían un elevado índice de testosterona por la mañana recogían beneficios por encima de la media durante el día. Los científicos afirman que esto podría deberse a que la testosterona, una hormona esteroide producida por el organismo y propia del género masculino aunque también está presente en las mujeres, aumenta la confianza y el apetito por el riesgo. El aumento de testosterona produce un efecto ganador que incrementa las posibilidades de victoria, aunque demasiada testosterona puede tener un efecto negativo en la habilidad de evaluar los riesgos de forma racional, dice el estudio. Los científicos también midieron en la saliva de los agentes de bolsa los índices de cortisol, una hormona que desempeña un papel en la respuesta humana al estrés, y comprobaron que tiende a aumentar con la volatilidad del mercado y las perspectivas de hacer beneficios. Pero un nivel demasiado alto de cortisol produce el efecto contrario a la testosterona y lleva a los inversores a ser precavidos y a asumir menos riesgos. Según la hipótesis de los científicos, el cortisol es una respuesta a la volatilidad y la incertidumbre de los mercados, mientras que la testosterona responde a un aumento de beneficios. La presencia de niveles máximos de una u otra hormona en el organismo de los agentes de bolsa puede llevar a los mercados a un ciclo vicioso, en el que el cortisol exageraría el movimiento bajista de la bolsa y la testosterona el movimiento alcista. El doctor John Coates, del departamento de Fisiología, Desarrollo y Neurociencias de Cambridge y autor principal del estudio, afirma que en la actual crisis crediticia los corredores de bolsa pueden verse afectados por una exposición crónica al cortisol. Si esto ocurre, por mucho que los bancos centrales reduzcan las tasas de interés, los inversores podrían seguir rehusando com- Arriba y abajo La Bolsa de Nueva York, un cóctel de testosterona prar activos poco seguros señaló. En una conversación telefónica con Efe, Coates reconoció que la muestra elegida para el estudio es muy limitada y que el papel de estas hormonas en el comportamiento de la bolsa es sólo una hipótesis que llevará años probar ABC Coates también dijo que no se habían incluido mujeres en el estudio porque el número de corredoras de bolsa es prácticamente insignificante. Más datos: http: www. pnas. org cgi doi 10.1073 pnas. 0704025105